Noticia

Competición

Entrevista a Dani Juncadella

Entrevista a Dani Juncadella

Noemí Alonso

01/12/2016 - 08:29

Dani Juncadella, piloto de Mercedes en el DTM, es nuestro maestro de ceremonias en un evento que muestra la realidad virtual como nunca la hemos vivido.

Acostumbrados a las gafas de realidad virtual como estamos gracias a nuestros ‘hermanos’ de Hobby Consolas, estas Oculus no nos impresionan. Pero la AMG V-Race es una experiencia completamente distinta, ya que se realiza en movimiento, no en un simulador o de forma estática. Estamos en el Circuito del Jarama y, casi por arte de magia, aparecemos en las calles de Madrid.

Esta tecnología nos da una idea del importante trabajo que se realiza en los simuladores y lo vital que es para un piloto. Dani Juncadella, representante en el DTM de Mercedes, nos lo confirma.

Autobild.es: ¿Hasta qué punto son útiles los simuladores de conducción para un piloto?

Dani Juncadella: Mucho, cada vez más. Digamos que no son imprescindibles, pero sí representan una ayuda muy importante. Un circuito siempre es igual; si lo repites continuamente para aprendértelo mejor, la ventaja es tremenda. En la F1, por ejemplo, es una herramienta vital tanto para los pilotos como para los ingenieros: con el tiempo, podrá sustituir un día de test, trayendo consigo un ahorro importante. La realidad virtual está ampliando estas posibilidades: hace algunos meses probé las gafas Oculus en un evento y comparé la diferencia entre un simulador ‘normal’ y la realidad virtual. Es sorprendente; te da la sensación de estar dentro del coche.

Daniel Juncadella se pasa al triatlón.

ABE.es: Así que… ¿la realidad virtual es el siguiente paso en el entrenamiento de un piloto?

DJ: Sin duda, ya se está implantando y seguirá. Hay muchas cosas que se pueden mejorar, pero tiene mucho potencial.

ABE.es: De los monoplazas pasaste al DTM; ¿cuáles son las mayores diferencias?

DJ: Sobre todo, al principio me sorprendió el hecho de no ver las ruedas. En el monoplaza estás acostumbrado a tener un campo de visión mucho más abierto y a que los neumáticos estén a la vista, pero el coche del DTM los tapa, al estar carrozado, cerrado. En el momento final de la frenada puedes bloquear las ruedas delanteras y en un monoplaza te das cuenta al instante… En el turismo tienes sensores que te avisan.

ABE.es: ¿Y las mayores virtudes de tu Mercedes del DTM?

DJ: La primera, la carga aerodinámica con la que cuenta, es brutal. Quizá la gente ve este vehículo como un Mercedes Clase C 63 preparado, pero aerodinámicamente es muy superior, evidentemente. Después, destacaría el chasis y el peso. Si fuera un coche de calle, estaría entre 1.500 y 1.800 kg y marca sólo 1.000 en la báscula, este aspecto está muy trabajado. El motor no me sorprende; tiene 510 CV, casi la misma potencia que la versión de producción, así que es algo que no me impacta… pero la aerodinámica, el chasis y los frenos, que son de carbono, sí.

ABE.es: ¿El DTM es un buen certamen para pasar a otros campeonatos?

DJ: Puede servir para subir a la F1, desde luego, siempre que estés con una marca como Mercedes, en mi caso… Y es posible dar el salto a otros certámenes, por ejemplo, el Mundial de Resistencia. Pero es un campeonato que en sí mismo también es uno de los escalones más altos de la competición, es la F1 de los turismos y no tiene mucho que envidiar al certamen que disputan Nico Rosberg o Lewis Hamilton.


ABE.es: ¿Cuál es el circuito más técnico de todos en los que has competido?

DJ: Sin duda, Macao, que se utiliza en la Fórmula 3. Es único, cada año hay algo diferente al encajarse totalmente en una ciudad. Entre los trazados permanentes, el que más técnico me parece es Zanvoort, en Holanda. Me encanta.

Lecturas recomendadas

Buscador de coches