Skip to main content

Noticia

Competición

¿Cuáles son las diferencias entre un F1 y un Indycar?

¿Cuáles son las diferencias entre un F1 y un Indycar?

¿Cuáles son las diferencias entre un F1 y un Indycar? Fernando Alonso ha dado el salto en solo unos días de un coche a otro y la adaptación no ha sido fácil… ¿por qué le ha costado tanto? Te sacamos de dudas comparando ambos coches.

Alonso saldrá quinto en Indianápolis

¿Cuáles son las diferencias entre un F1 y un Indycar? Son dos categorías diferentes, y seguramente la segunda te suene más que la primera. No te preocupes, es normal, pues una se desarrolla principalmente en América y la otra, en Europa. Además, la segunda es más conocida por nosotros debido a que se puede ver en televisión– o se ha podido ver en abierto en la última década y media, más bien – o a que Fernando Alonso hizo crecer la pasión por el campeonato con sus éxitos. Ahora puede suceder lo mismo con la Indy.

A pesar de que las dos categorías sean la cima del automovilismo en cuanto a monoplazas para sus respectivos participantes, cada una en su territorio, los coches son muy diferentes, y también el tipo de carreras a las que se enfrentan los corredores. Si en la Fórmula 1 la velocidad es lo que ha marcado históricamente la diferencia, en las 500 Millas de Indianápolis, la estrategia es crucial. Saber gestionar el tráfico, los rebufos, el combustible… son factores que pueden llevar a un piloto a cruzar la línea de meta en primer lugar.

También los coches de la Indy y de la Fórmula 1 son muy distintos, lo que hace que sea realmente complicado para los pilotos adaptarse de una categoría a otra. Alguien como Fernando Alonso, todo un dos veces campeón del mundo de F1, ha necesitado varias jornadas de test para cogerle el ‘truco’ al coche que pilota y exprimirlo al máximo.

Tomando datos difundidos por McLaren, con las siguientes cifras podemos comparar el MCL32, monoplaza con el que Alonso y Vandoorne corren en Fórmula 1, y el McLaren-Honda-Andretti con el que el español disputará las 500 Millas de Indianápolis el próximo fin de semana.

VÍDEO: ¿Cómo es el coche de Alonso para Indianápolis?



Chasis

Fórmula 1: Monocasco de fibra de carbono desarrollado de forma independiente por cada equipo.

Indycar: Todos los equipos corren con un chasis fabricado por Dallara

Motor

Fórmula 1: motor V6 de 1.6 litros turbopropulsado, con sistema de recuperación de energía.

Indycar: motor V6 biturbo de 2.2 litros.

Potencia

Fórmula 1: Aproximadamente 740 CV de potencia.

Indycar: Un máximo de 700 CV, dependiendo del turbo.

Velocidad máxima

Fórmula 1: Entre 362 km/h y 379 km/h

Indycar: entre 378 km/h y 386 km/h

Aceleración de 0 a 100 km/h

Fórmula 1: Entre 2.1 y 2.7 segundos, dependiendo del circuito.

Indycar: 3 segundos aproximadamente.

Vídeo: Claves para que Fernando Alonso gane en Indianápolis



 

Caja de cambios

Fórmula 1: 8 velocidades semiautomática. Fabricada por cada equipo.

Indycar: Caja de cambios Xtrac secuencial de seis velocidades.

Peso

Fórmula 1: mínimo de 728 kg, incluyendo al piloto.

Indycar: 716,67 kg en Speedways y 730,28 kg en el resto de circuitos. No incluye combustible ni piloto.

Neumáticos:

Fórmula 1: Pirelli P-Zero. Cinco compuestos diferentes para seco además de compuestos intermedios y mojado.

Indycar: Firestone Firehawk slicks, además de neumáticos de mojado para circuitos no ovales.

Combustible

Fórmula 1: 105 kg para carrera. Repostajes no permitidos.

Indycar: 70 litros. Repostajes permitidos.

Dimensiones

Fórmula 1: 5 metros de largo, 1,8m de ancho.

Indycar: 5 metros de largo, 2 de ancho.

Lecturas recomendadas

Más de Fernando Alonso en las 500 Millas de Indianápolis