Noticia

Competición

24H Le Mans 2017: Le Mans seguirá en deuda con Toyota

24H Le Mans 2017: Le Mans seguirá en deuda con Toyota
Adrián Mancebo

Le Mans seguirá en deuda con Toyota tras la edición de las 24H Le Mans 2017. El equipo nipón, a pesar de que eran los favoritos en la carrera del año, se han quedado sin opciones por diferentes problemas que han afectado a sus tres TS050 Hybrid. Solo uno queda en pista, pero a 29 vueltas del líder.

En directo: sigue las 24 Horas de Le Mans

Se las prometían felices. Llegaban a las 24 Horas de Le Mans 2017 con dos triunfos en el Mundial de Resistencia en el bolsillo, en Silverstone y en Spa-Francorchamps, e indudablemente eran favoritos. Pero la carrera de Le Mans es muy larga y aquí los favoritos, en realidad, no existen.

Después de batir el récord de la vuelta más rápida en la sesión de clasificación el pasado jueves no había duda de que Toyota tenía el mejor ritmo para afrontar la carrera. Y así ha sido durante las primeras horas de las 24 Horas de Le Mans. El Toyota número 7, el que salía desde la primera posición y que había liderado la carrera desde el inicio con más de un minuto de ventaja sobre su mayor perseguidor, se quedaba parado en pista después de 10 horas de carrera.

VÍDEO: nuevo tráiler Gran Turismo Sport (E3)



 

Justo después de una situación de safety car por la gravilla que había dejado en pista un Ford en su retorno en pista, a la hora de relanzarse la carrera, el Toyota con Kamui Kobayashi al volante empezó a perder ritmo hasta el punto de no poder pasar de 60 km/h. Kamui fracasó en su intento por volver al box y se quedó finalmente parado en pista, certificando su abandono.

La fea acción que provoca un fuerte accidente en Le Mans

Solo unos minutos más tarde, cuando aún no se había marchado el coche de seguridad, el Toyota número 9 sufrió un toque con un prototipo LMP2 que le destrozó la parte trasera izquierda. Nicolas Lapierre, el piloto al volante, como hizo Kobayashi, intentó llegar al garaje, pero un incendio y numerosos problemas más, se lo impidieron. Vueltas después, también se confirmó su abandono.

Toyota se queda con un solo coche en la pista, el número 8, con más de veinticinco vueltas perdidas por la reparación de un problema relacionado con el motor eléctrico. Entre lágrimas y un sentimiento desolador, el box de Toyota ha seguido abierto para llevar lo más lejos posible el coche que pilotan Kazuki Nakajima, Anthony Davidson y Sébastien Buemi.

Así pues, un año más y salvo sorpresa mayúscula, Le Mans seguirá en deuda con Toyota. El equipo nipón, según el acuerdo en firme con la FIA y el ACO, estará en Le Mans la próxima temporada. Tendrán una nueva oportunidad para triunfar en esta legendaria carrera que han intentado, contando esta temporada, ganar en 19 ocasiones.

Imagen de perfil de Adrián Mancebo

Colaborador Motorsport

Amante del mundo de la competición. Disfruto trabajando en lo que más me gusta, siempre con un ojo puesto en cualquier carrera del mundo.

Lecturas recomendadas