Skip to main content

Lista

Coches autónomos

Cinco películas que adelantaron que la conducción autónoma (unas con más acierto que otras)

Coches autónomos en películas

Cuántas veces habrás dicho aquello de "esto solo es posible en las películas". Pues con el paso de los años, situaciones que parecían de ciencia ficción empiezan a tornarse en realidad. Hacemos un repaso a cinco películas que adelantaron la conducción autónoma.

El Quinto Elemento

Dirigida en 1997 por Luc Besson y protagonizada por Bruce Willis, Milla Jovovich y Gary Oldman, en El Quinto Elemento aparece un taxi aéreo con capacidad para moverse de forma autónoma.

A día de hoy, son muchas las empresas de todo el mundo que ya están trabajando en taxis aéreos autónomos y eléctricos. En principio, están pensados para traslados urbanos, desde el centro de la ciudad hasta aeropuertos situados en la periferia como una alternativa para evitar los atascos.

El Coche Fantástico

Coches autónomos en películas. Coche Fantástico

No hay recopilatorio de coches en la gran o pequeña pantalla en la que no aparezca la mítica serie de televisión El Coche Fantástico (1982-1986).

Cuando Michael Knight (David Hasselhoff) necesitaba tener libres manos y piernas, KITT activaba su función de conducción autónoma y era capaz de desplazarse y aparcar sin intervención humana.

Ya son varios los modelos de producción a gran escala que, con ciertas limitaciones, pueden estacionar de forma autónoma. Algo más avanzado, pero ya real, es el sistema de estacionamiento automático y remoto, mediante el cual se le puede ordenar un coche que avance hasta una plaza de estacionamiento y realice las maniobras oportunas. 

Knight se comunicaba con KITT desde el reloj; en la tecnología actual la conexión remota se realiza desde el smartphone, pero todo llegará...

Blade Runner 2049

Coches autónomos en películas. Blade Runner

La secuela del clásico de ciencia ficción de Ridley Scott retomó el tema de la difícil relación entre los humanos y los replicantes (androides parecidos a los humanos que luchan por sus derechos).

En Blade Runner 2049, el protagonista principal, el Oficial K (Ryan Gosling), viaja en un coche volador con capacidad para llegar a su destino de forma autónoma. A bordo de este vehículo siempre hay un dron que puede usar sus sensores para explorar los alrededores desde el aire.

La combinación de vehículos autónomos y drones resultó llamativa entonces pero ya son varias las empresas que exploran su uso para, por ejemplo, generar rutas a vista de pájaro o aprovechar los drones para localizar espacios libres de aparcamiento.

Desafío total

En esta película, de 1990, Douglas Quaid, interpretado por Arnold Schwarzenegger, se mueve en un taxi automatizado y conducido por un robot llamado Johnny. 

Desafío Total adelanta algunas escenas que en relativamente poco tiempo serán realidad, como el hecho de que el habitáculo podrá ser empleado como salón o despacho. Lo que no habrá será un robot que ocupe el asiento del conductor; y aunque ya es posible lanzar órdenes de voz al vehículo que este ejecuta, lo de mantener una conversación parece demasiado de ciencia ficción.

Coches autónomos en películas. Desafío Total

Informe de minorías

En una selección de películas de ciencia ficción no podía faltar alguna dirigida por Steven Spielberg. Informe de Minorías se estrenó en 2002 con Tom Cruise como protagonista.

Cruise da vida al policía John Anderton, acusado de cometer un asesinato en el futuro. Para probar su inocencia intenta escapar en un vehículo automatizado Maglev, que funciona por levitación magnética. Sin embargo, las autoridades pueden interferir en los controles del automóvil, lo que se convierte en una trampa para Anderton al no poder controlar el vehículo manualmente.

Coches autónomos en películas. Informe de minorías

La pregunta es: ¿llegará el momento en que podrán controlar nuestros movimientos hasta ese extremo?

Tecnológicamente, esto es posible. Un ejemplo real: en 2018, el estado de California decidió que los automóviles sin volante ni pedales deberían poder controlarse de forma remota a través de una red móvil. Un operador se pondría al mando con la ayuda de imágenes de cámaras, pero solo en caso de emergencia y siempre cumpliendo con las normas de protección de datos.

Fuente: revista Porsche Engineering Magazine (Christian Buck)

Etiquetas:

Películas

Y además