Lista

Motor

7 consejos para cuidar tu aire acondicionado

Aire acondicionado coche
Trucos frescos para que viajes ídem.

El aire acondicionado es una de esas cosas de las que uno sólo se acuerda cuando no está. Y cuando llega el verano y cuentas con su inestimable presencia, de pronto no sale. Hay manera de prevenir este 'sofocón' (y nunca mejor dicho? Sí, y te vamos a dar 7 consejos para cuidar tu aire acondicionado.

¿Un aire acondicionado de quita y pon? ¡Existe!

Ten en cuenta que el aire acondicionado (A/A), tanto si es convencional como si se trata de un climatizador, requiere de un sofisticado circuito en el que un compresor tiene que funcionar en condiciones óptimas para que el gas produzca la reacción química necesaria, el aire se enfríe y se expanda por el habitáculo mediante las rejillas de ventillación o aireadores. 

VÍDEO: Consejos para conducir con calor extremo

Algunos sistemas van avisando con una pérdida de efectividad que va poco a poco (cuando notas que cada vez lo tienes que poner 'más fuerte' y enfría menos; o cuando notas que la temperatura del interior del coche sube en cuanto pierdes velocidad (al llegar a una ciudad o pararte en los semáforos). 

Otras veces, el fallo es más repentino, fruto de que el compresor muera de golpe, haya alguna fuga grave o un manguito que se suelte, por ejemplo. Y la avería suele ser sencilla de detectar, fácil de explicar... pero cara de reparar si implica desmontar todo el salpicadero. 

Pero ¿sabías que sí que hay un montón de cosas que puedes hacer (y de ahí los 7 consejos) para cuidar tu aire acondicionado

1 Batería

Aprende a mantener la batería en el confinamiento

Sí, aunque te parezca mentira, el buen estado de la batería está íntimamente relacionado con el funcionamiento óptimo del compresor y de los controles digitales que lo gestionan, por no hablar de las muchas trampillas de accionamiento eléctrico que han ido proliferando en los coches durante los últimos años. 

Así que ten cuidado con no llevarla 'medio muerta', no forzar el momento del arranque con el aire encendido (para que el compresor tampoco funcione a trompicones). Y ojo también con abusar de las pinzas (los cables) o las sobrecargas: podrían dañar muchos sistemas que dependen de la electrónica y, por tanto, también el del aire acondicionado o climatizador.  

2 Filtros

Consejos para cuidar tu aire acondicionado

Esto es otro de los elementos clave. Debes mantenerlos los filtros del habitáculo limpios y en buen estado, porque si están sucios, la efectividad del flujo puede ir disminuyendo o incluso que el aire frío acabe por disiparse demasiado antes de llegar al interior del habitáculo, que es su verdadero destino. 

Compresor de aire

Compresor de aire AA

El compresor de aire AA es una compra perfecta para tener siempre en el maletero. Tiene un increíble precio de 14 euros. Y es genial también para utilizarlo para inflar las ruedas de la bicicleta o el patinete.

Si tienen humedad por no haberlos cambiado tiempo o porque se mojaron en épocas de lluvias importantes (sucede también en los coches de las residencias de verano, que han estado aparcados en la calle o en garajes durante mucho tiempo), poner el aire acondicionado será un suplicio en cuanto a olores desagradables se refiere. 

Cómo cambiar los filtros de tu coche

3 No ponerlo a tope desde el principio

¿Cuándo hay que bajar la ventanilla y no poner el aire acondicionado?

Otro de los consejos para cuidar tu aire acondicionado es dejarle 'respirar' también a él. Si desde el principio te decíamos que conviene apagarlo para efectuar el arranque sin él y que no sufra ni el compresor ni la batería de la que también él depende, imagina si encima lo pones a tope desde el prime momento. 

Es mejor conectarlo cuando el motor ya lleve unos minutos al ralentí. Y no ponerlo a tope desde el principio, sino ir graduando la temperatura de forma progresiva, para no obligar al sistema a hacer sobreesfuerzos gratuitos. 

4 Ojo a los trayectos cortos

Si vas a recorrer una distancia muy corta, piensa cuándo es mejor bajar las ventanillas que poner el aire acondicionado.

Lo normal será que optes por lo primero, porque estarás forzando el sistema para un tiempo igualmente reducido, en el que no te dará apenas tiempo (esto va por modelos) de disfrutar verdaderamente del descenso de la temperatura a bordo y habrás obligado a trabajar en exceso y para casi nada al compresor y al gas.  

5 Úsalo en invierno

Consejos para cuidar el aire acondicionado

Como lo oyes. De cuando en cuando, es sanísimo poner un poco el aire acondicionado fuera de temporada para mantener a punto el sistema y, especialmente, el gas -que no se estropee ni se evapore en exceso por las posibles fugas que pueda haber-. 

Y para que no deje de ser saludable para ti, hazlo cuando hayas dejado el coche aparcado al sol una mañana, mientras descargas el maletero durante unos minutos, antes de apagar el motor y marcharte a casa... 

6 No uses gas 'pirata'

Consejos para cuidar el aire acondicionado de tu coche

Hablando de gas: como en todo, Internet es una fuente de información y pedidos estupenda, en la que puedes encontrar muchas e interesantes ofertas online de una infinidad de productos. 

Cómo recargar el aire acondicionado de tu coche

Pero cuidado con querer ahorrar unos pocos euros con kits de recarga de aire acondicionado que sean 'piratas' o fraudulentos. El gas de la refrigeración del habitáculo es algo muy serio. Si no es el adecuado, además de estropear el sistema y provocar fugas, podría comprometer tu salud y la del resto de los ocupantes del vehículo. 

7 Mantén a raya las fugas

Esto es lo más difícil de detectar a simple vista, porque hay que ir a un lugar con poca luz y dotarte del kit (linterna, gafas) que ves en la foto del punto anterior. Y en efecto, los lugares más adecuados son los talleres, para verificar que no hay fugas de gas y para reparar el desaguisado en caso de que sí las haya. 

Cada cuánto cambiar el gas del aire acondicionado

Sea como fuere, las fugas hacen que el gas del aire acondicionado vaya bajando de nivel y de presión, con lo que el enfriamiento del habitáculo será cada vez más lento y tedioso. 

Además, si no conoces la existencia de estas fugas, irás subiendo más y más la potencia del aire y harás trabajar al compresor más de lo debido. 

Y además