Skip to main content

Noticia

F1

GP de Japón de F1 1990: La venganza de Senna sobre Prost

Ayrton Senna - Alain Prost - GP Japon - Suzuka - 1990

Fue en el GP de Japón de F1 de 1990 donde Senna se vengó de Prost, justo en la misma carrera en la que sus caminos se habían separado un año antes.

El GP de Japón de F1 de la temporada
1990 fue mucho más que una carrera. Había muchas
cuentas pendientes entre Senna y
Prost tras lo que había ocurrido el año anterior.
Lo que nadie podía esperar es que la historia se fuese a repetir,
aunque con una trama y un desenlace diferentes.

Siempre hubo una sombra de polémica sobre el dorsal '1' que
Prost lució aquella temporada en el morro de su nuevo Ferrari. El
GP de
Japón de F1
de 1989 había sido una de las carreras más
controvertidas de los últimos tiempos, Acabando en los despachos
con Prost como campeón y Senna descalificado, multado y
sancionado.

Pero el brasileño afrontó la siguiente temporada dispuesto a
reescribir la historia. Cuando se llegó al Gran Premio de Japón de 1990,
Senna era líder con seis victorias, por las cinco de Prost.
Matemáticamente, Suzuka volvía a ser un lugar clave como
penúltima carrera del calendario.

Senna comenzó arrasando una vez más. Hizo la novena pole de la
temporada, aventajando en 0,2 segundos a Prost, que aquel año no
había conseguido salir primero en ninguna carrera. Sin embargo, la
FIA había introducido una novedad que afectaba directamente a estos
primeros compases del GP de Japón de 1990. El
primer lugar de la parrilla había sido cambiado de lado,
colocándose a la derecha, por lo que el poleman (Senna) tendría que
salir por el lado sucio de la pista. 

 

Senna no tardó en reclamar a dirección de
carrera, tras conseguir la pole, para que la parrilla volviese a su
estructura anterior. Sus quejas fueron escuchadas y aceptadas en un
primer momento, sin embargo, Jean-Marie Balestre decidió, horas más
tarde, revocar la decisión y mantener el nuevo orden de la
parrilla.

Senna estaba muy enfadado y avisó que si Prost le ganaba la
posición en la salida aprovechando el lado limpio de la pista, él
no cedería en la primera curva. La predicción del brasileño fue
absolutamente certera y cuando Prost estaba a punto de adelantarle
al llegar a aquella primera curva, ambos chocaron  a más de
270 km/h y quedaron fuera de carrera. Este resultado convertía a
Ayrton Senna en Campeón del Mundo y suponía una
clara venganza por lo que había ocurrido el año anterior. 

La cara de Senna cuando volvía andando a boxes era la de alguien
que no se sentía orgulloso de lo que acababa de hacer para
conseguir su segundo título. Alain Prost calificó de “repugnante” la
actuación de Senna y el brasileño se defendió acusándole de
cobarde. 

Aquel GP de Japón de 1990 fue un importante punto y seguido
dentro del histórico duelo entre Senna y Prost en el que, como se
puede apreciar, la lucha fue siempre más allá de la pista.

Lecturas recomendadas