Skip to main content

Noticia

F1

GP Italia 2008: La primera victoria de Vettel en la F1

Sebastian Vettel - GP Italia 2008

Sebastian Vettel consiguió su primera victoria en la Fórmula 1 en el GP de Italia de la temporada 2008, cuando era piloto de la escudería Toro Rosso.

Sebastian Vettel - GP Italia 2008

El GP de Italia de la temporada 2008 vivió el nacimiento de una nueva estrella. De hecho, el triunfo de Sebastian Vettel convirtió al piloto de Toro Rosso (daría el salto a Red Bull al año siguiente) en el más joven en ganar una carrera de Fórmula 1.

La lluvia trastocó las quinielas para Monza aquel fin de semana. 
Sutil, con Force India, Räikkönen, con Ferrari y el Toyota de Timo Glock marcaron los mejores tiempos en las tres sesiones de entrenamientos libres respectivamente. La pole estaría en manos del azar con un panorama como ese

Y el destino así lo quiso. Puede que estuviese escrito desde hace tiempo y que el día en el que la Fórmula 1 descubrió quién era realmente Sebastian Vettel llevase marcado en el calendario desde que el joven alemán de subiese a un monoplaza de carreras.

Vettel consiguió el mejor tiempo del sábado por delante del McLaren de Kovalainen y el Red Bull de Webber y se convirtió en el piloto más joven de la historia de la F1 en salir desde la primera posición de un Gran Premio. Pero la exhibición del alemán no había hecho más que empezar.

El domingo, Vettel no estaba dispuesto a permitir que la lluvia estropease su fiesta y salió disparado encabezando el pelotón hasta el momento de cambiar neumáticos. Sólo cedió su liderato durante tres vueltas, el tiempo que tardó Kovalainen en pasar por boxes.

Vettel amarró de nuevo la primera posición hasta ver la bandera a cuadros con más de 12 segundos por delante del finlandés de McLaren. Robert Kubica fue tercero completando el podio más joven de la historia de la F1. 

En aquel GP de Italia de 2008, Vettel arrebató a Alonso los récords como el poleman y el ganador más joven. Lo hizo con 21 años, dos meses y 10 días, cinco meses menos de lo que tardó Fernando Alonso en estrenar su palmarés. La batalla por la precocidad no había hecho más que empezar y, desde entonces, Vettel nunca dejó de ganar en todos y cada uno de lo retos.

Algo más cambió en la F1 después de aquella carrera. Las sospechas de que el Toro Rosso de Vettel era demasiado parecido al Red Bull quedaron confirmadas. A la siguiente temporada, la FIA obligó a todas las escuderías a construir sus propios chasis, impidiendo así que equipos satélites pudieran contar con material directamente fabricado por las matrices, excepto en el caso de los acuerdos de motores. 

Lecturas recomendadas