Las apuestas de Continental para la movilidad del futuro

Las apuestas de Continental para la movilidad del futuro

Zero accidentes, menos contaminación y transporte asequible para todos son las tres apuestas de Continental para la movilidad del futuro. Lo mejor es que no son 'castillos efímeros' en el aire, sino que tiene claro qué habría que hacer para conseguirlo.

Conseguir un aire limpio y reducir las emisiones, lograr una mayor seguridad y cero accidentes de tráfico, así como alcanzar una movilidad interconectada y nuevos servicios son las apuestas de Continental para la movilidad del futuro.

Continental no solo está convencida de que se puede lograr un mundo con Zero Accidentes (esta es la base de su Vision Zero), también de que el futuro se mueve en coche, pero en uno menos contaminante y asequible para todos.

Promueve, para que esto sea una realidad, tres pilares de trabajo:

- Motores con menos emisiones:

El motor de combustión seguirá siendo el principal sistema de propulsión de vehículos, como mínimo, hasta el año 2020, motivo por el cual Continental trabaja en componentes clave para desarrollar transmisiones de bajo consumo y bajas emisiones. 

Su visión de futuro apunta a elementos tales como la inyección directa, la tecnología de turbocompresores, el postratamiento de gases de escape, una construcción ligera, la electrificación de la transmisión, la información para el conductor y la interconexión entre vehículos.

"Nuestras tecnologías actuales ofrecen una reducción media del consumo de combustible del 20 %", apunta Elmar Degenhart, presidente de la Junta Directiva de Continental.

- Electromovilidad:

Desde el punto de vista tecnológico, la electromovilidad sin emisiones nocivas no estará lista para su lanzamiento al mercado antes de 2025.

Hasta entonces, se hará necesaria una solución provisional a medio camino entre el motor de combustión y el accionamiento eléctrico. Continental hace referencia aquí a los coches híbridos.

Degenhart explica: "Para ello combinamos el motor de gasolina o diésel con un motor eléctrico de pequeño tamaño. Este último reduce la carga de trabajo del motor de combustión en función de la situación de conducción. La red de a bordo disponible a tal efecto funciona con una tensión máxima de 48 voltios. El híbrido popular se puede instalar en prácticamente todas las clases de vehículos. Empezará a fabricarse en serie en Europa en 2016 y en breve también en Asia y América".

Para Continental la clave para el despegue de los coches eléctricos está en la mejora de las baterías, pues considera que las actuales son demasiado grandes, demasiado pesadas y demasiado caras para triunfar en el mercado.

- Zero Accidentes:

A diario se registran 3.300 víctimas mortales y 140.000 heridos, una cifra del todo inaceptable. Para acabar con esta lacra, Continental trabaja en el desarrollo de sistemas de asistencia al conductor: sistemas de asistencia que mantienen el vehículo en el carril correspondiente y en la calzada, eliminan los ángulos muertos, frenan de manera autónoma en caso de emergencia o solicitan ayuda. 

Más de VisionZero by Continental