Siete consejos para afrontar un viaje largo

Siete consejos para afrontar un viaje largo

29/07/2015 - 11:52

Puede que ya estés en tu destino o que te encuentres a punto de partir. En cualquiera de los dos casos, te vendrá bien tomar nota de estos siete consejos para afrontar un viaje largo.

Viajar es uno de los mayores placeres de la vida. Pero, a veces, surgen contratiempos con el vehículo que arruinan la escapada a ese destino soñado. La buena noticia es que muchos de ellos se pueden evitar si preparas tu coche para un viaje largo. Lo que tienes que cuidar es:

1. Estado del vehículo.

Lo más importante es que tu coche se encuentre en buen estado. Uno de los puntos principales a la hora de preparar tu coche para un viaje largo es que realizar una revisión completa del mismo en un taller (puedes hacerlo tú mismo). Comprueba que los neumáticos, el motor, los niveles de los líquidos, los amortiguadores, los frenos, etc. se encuentran en un estado óptimo para rodar en un viaje de largo recorrido.

2. Planificar el viaje.

Otra de las cosas que debes tener en cuenta cuando te planteas cómo preparar tu coche para un viaje largo, es la planificación. Es importante que revises la ruta antes de lanzarte a la carretera, para evitar confusiones con el itinerario. También puedes tener localizados varios puntos o áreas de descanso en los que poder parar a descansar, a estirar las piernas y a comer algo. Piensa también en lo que puedes necesitar para viajar cómodo: una botella de agua, ropa holgada, calzado ligero, etc.

3. Equipaje.

En un viaje largo, lo normal es que se porte mucho equipaje. La colocación del mismo dentro del vehículo es importante para que se mantenga estable. Procura colocarlo todo en el maletero, las maletas más pesadas debajo y los bultos más ligeros encima. Evita colocar bultos en el espacio en el que van sentados los pasajeros, ya que puede ser peligroso si se produce un accidente. En este caso podrían golpear a alguien. Si no queda más remedio, coloca los bultos detrás de los asientos del conductor y del copiloto, apoyados en el suelo.

4. Descansa antes del viaje.

Nunca hay que desestimar lo físicamente agotador que es un viaje largo, sobre todo en las carreteras que no conoces o con tráfico denso. Los conductores deben haber descansado bien y ser plenamente conscientes de su entorno durante el viaje, pero los pasajeros descansados también ayudan a reducir el estrés en el coche.

5. En carretera, conduce por tramos

Todos los organismos de seguridad vial recomiendan que los viajes largos se dividan en tramos de conducción. Parar al menos cada dos horas ayuda a la concentración del conductor. Tomar comidas ligeras y beber mucha agua evita esa sensación de saturación y cansancio que se tiene tras una comida pesada.

6. También hay que conducir por turnos.

Si es posible, encuentra un compañero de conducción y turnaros hasta llegar al destino. Esto permite que cada conductor descanse y aumenta la concentración.

7. Descargar una aplicación de seguridad.

La mayoría incluyen consejos útiles sobre las leyes locales de tráfico, regulaciones y frases en idiomas clave para ayudarte cuando te enfrentas a una serie de problemas en la carretera. 

Más de Espacio Toyota