Skip to main content
Cuatro ventajas de la tecnología híbrida de Toyota

Cuatro ventajas de la tecnología híbrida de Toyota

Además de ser menos contaminante, la tecnología híbrida de Toyota tiene otras ventajas, como el ahorro de combustible o la eficiencia energética. Te contamos cuáles son.

Seguramente, si te preguntan por las ventajas de los coches híbridos de Toyota lo primero que te viene a la mente es que contaminan menos. La población está cada vez más concienciada con el problema del cambio climático y para muchas personas la reducción de emisiones es una prioridad, unas circunstancias que han propiciado que la tecnología híbrida haya ido ganando popularidad.

Sin embargo, la reducción del impacto medioambiental no es su único beneficio: cuenta con otras cualidades muy atractivas, como el ahorro de combustible, la eficiencia energética o la doble potencia que proporcionan sus dos motores. 

Si quieres conocer la tecnología que hay detrás de estas prestaciones, saber los detalles de su funcionamiento y descubrir todo lo que te puede ofrecer, en esta lista te contamos las ventajas que tienen los coches híbridos de Toyota.

[yb:]

Eficiencia energética y ahorro de combustible

La tecnología híbrida de Toyota ha sido diseñada con la eficiencia energética y el ahorro de combustible en mente, y para alcanzar estos objetivos su sistema se adapta a todas las necesidades de la conducción. 

En la puesta en marcha del vehículo o circulando a baja velocidad, cuando la eficiencia del motor de gasolina es pobre, éste se apaga y funciona solo el motor eléctrico. 

Por el contrario, circular a velocidad de crucero es una operación de alta eficiencia de combustible para el motor de gasolina, y por ello el sistema lo utiliza en este caso como fuente principal para propulsar el coche. Se pone en marcha el generador para reciclar la energía cinética y transformarla en electricidad. La corriente se emplea para alimentar el motor eléctrico a través de la unidad de control de potencia.

Cuando el vehículo se para, se apagan ambos motores de manera automática para evitar que se pierda energía al ralentí.

Dos motores, doble potencia

Una de las ventajas de los vehículos híbridos es que cuentan con dos motores: uno de gasolina y otro eléctrico. Ambos funcionan juntos y proporcionan una potencia mayor y más par de respuesta, y disponen de la función Power que se activa pulsando un botón para cuando las circunstancias o la vía sean más exigentes. La mejora que la tecnología híbrida supone para el rendimiento del coche es especialmente notable en las subidas, donde más se agradece la potencia de dos motores.

Cuando las circunstancias de la conducción requieren una aceleración rápida, la tecnología híbrida de Toyota exige más al motor eléctrico para proporcionar al vehículo toda la potencia que necesita. Para ello, la batería entra en acción inyectando energía en la unidad de control, lo que mejora el rendimiento y permite ofrecer la respuesta necesaria para llevar a cabo la aceleración.

Baterías siempre cargadas

 

Otra de las ventajas de los vehículos híbridos de Toyota es que, a diferencia de un coche eléctrico convencional, no tienes que preocuparte de cargar las baterías. 

Para obtener la energía que necesitan, durante la deceleración y el frenado son las ruedas las que proporcionan tracción al motor, de manera que el flujo de energía se invierte: las ruedas alimentan el motor eléctrico, que canaliza la energía a través de la unidad de control de potencia para recargar la batería. 

Por otra parte, cuando el sistema detecta que la batería tiene los niveles bajos, enciende el generador cuando el coche circula a baja velocidad para obtener electricidad y mantener una carga constante.

Más respetuoso con el medio ambiente

 

Una de las ventajas más conocidas de los vehículos híbridos es que son más respetuosos con el medio ambiente que los coches convencionales gasolina o diésel. 

Esto es posible gracias a la tecnología de Toyota, que propulsa el coche únicamente con el motor eléctrico cuando las circunstancias de la conducción lo permiten, ahorrando combustible y reduciendo las emisiones contaminantes de forma considerable. 

Desde el lanzamiento del primer Prius en el año 1997, se calcula que los vehículos híbridos de la marca han contribuido a la reducción de 67 millones de toneladas de CO2 y alrededor de 25.000 millones de litros de gasolina en todo el mundo. 

Más de Espacio Toyota