Noticia

Consejos para que el cambio de hora no te afecte al volante

Consejos para que el cambio de hora no te afecte al volante

Rebeca Álvarez

28/10/2016 - 07:10

El domingo los relojes se retrasarán una hora, pero ¿sabes que el cambio de hora también afecta a la conducción? Al pasar al horario de invierno, los días tendrán menos luz y los conductores deberán circular más tiempo de noche. Moderar la velocidad, comprobar el estado de las luces y usarlas correctamente, hidratarse y reglar bien los espejos son algunos consejos que te ayudarán a pasar lo mejor posible el paso definitivo al invierno.

Gafas para conducir y ver mejor de noche

Quizá nunca te lo hayas planteado pero el cambio de horario también afecta a la conducción. En la madrugada del domingo los relojes se atrasarán una hora. A las 03.00 volverán a ser las 02.00 horas y, con este gesto, entraremos oficialmente en el horario de invierno.

El cambio horario obedece a una directiva europea que afecta a todos los estados miembros de la Unión y tiene como objetivo aprovechar mejor las horas de luz solar y, gracias a ello, consumir menos electricidad en iluminación. Amancerá antes, pero los días serán más cortos lo que, para lo que a nosotros nos interesa, se traduce en más horas de conducción nocturna.

Javier Cabanas, director de la Escuela de Conducción de ALD Automotive explica: “al anochecer más temprano, la mayoría de los conductores volverán a sus domicilios de noche, sintiéndose más cansados, lo que puede afectar a la capacidad de atención durante la conducción”.

Para evitar que el cambio de hora se convierta en un problema a la hora de conducir, ahí van unos cuantos consejos:

1. Mantén la distancia de seguridad

De noche, la percepción de los objetos se reduce, por lo que es importante moderar la velocidad y aumentar la distancia de seguridad. Es muy importante que mantengas unos tres segundos de separación con el coche que va delante. En este vídeo puedes conocer cómo mantener la distancia de seguridad correcta.

2. Revisa tu vista

La agudeza visual es peor cuando conducimos a oscuras, así que si detectas alteraciones en tu visión cuando vas al volante y es de noche, acude a tu oftalmólogo. Si ya utilizas gafas, procura que estén limpias para evitar deslumbramientos o reflejos.

3. Usa las luces con cabeza

El uso de las cortas o largas puede perjudicar a los demás conductores si no se hace correctamente. Recuerda esto: por carretera convencional, recurre a las luces largas, pero deberás apagarlas al adelantar. Para evitar deslumbramientos a través de los retrovisores, regula los espejos siempre que sea necesario. Y cuidado si te cruzas con alguno de los cinco coches con las luces que más deslumbran.

Es recomendable encender las luces al menos una hora antes de la puesta de sol.

4. En el interior, viaja a oscuras

Si se viaja con las luces interiores encendidas, se reduce la visión exterior ya que el ojo se acostumbra a un grado de luz completamente diferente al que hay fuera, provocando que la distancia de visión se reduzca.

5. Aumenta el número de paradas

¡Aprende a combatir la fatiga! La monotonía de una carretera de noche puede provocar somnolencia o pérdida de concentración, así que cuando notes fatigas, para.

Recuerda que es muy importante que te mantengas hidratado. Ante los primeros síntomas de cansancio toma agua o bebidas azucaradas; el café es mejor que lo dejes para otro momento para evitar nerviosismo. Tampoco es bueno abusar de la calefacción que potencia la sensación de sueño.

6. Mira frecuentemente a los retrovisores

Quizá te parezca mucho pero al conducir de noche se aconseja mirar los espejos una vez cada 10 segundos, asi estarás al tanto de todo lo que sucede en la carretera.

7. Mantén limpias las lunas

Con el cambio horario es importante llevar los cristales limpios, especialmente la luna delantera. De esta manera, evitarás reflejos durante la conducción.

Lecturas recomendadas

Buscador de coches