Noticia

Competición

Sebastian Vettel, el 'pequeño Kaiser'

Alejandro Serrano

11/10/2011 - 13:24

El piloto alemán Sebastian Vettel (Red Bull), que se ha convertido matemáticamente en el doble campeón mundial de Fórmula 1 más joven de la historia al acabar tercero en el Gran Premio de Japón, ya puede ser considerado como el sucesor de su compatriota Michael Schumacher.


Sebastian Vettel sigue empeñado en hacerse un hueco dentro de los grandes de la Fórmula 1. Uno de ellos y compatriota, Michael Schumacher, apodado el 'Kaiser', ganó siete Mundiales de Fórmula 1 y consiguió 91 victorias. Marcas que aún le quedan lejos a Vettel, pero que a estas alturas ni Schumacher ni nadie ha logrado lo conseguido por el nuevo bicampeón mundial.

Hasta ahora, el récord de precodidad en ganar dos Campeonatos del Mundo de Fórmula 1 de forma de forma consecutiva lo ostentaba el asturiano Fernando Alonso, que logró su segundo título mundial a los 25 años, dos meses y tres semanas. Sebastian Vettel ha superado este récord al conseguirlo con 24 años, tres meses y seis días.

A esa edad exacta, el 'Kaiser' estaba disputando el Gran Premio de Europa -en Donington Park (Inglaterra), la tercera prueba del Mundial de 1993-, y había debutado dos temporadas antes en las que contaba con una sola victoria, la lograda en Spa-Francorchamps (Bélgica) la temporada anterior.

Sebastian Vettel ya lleva dos Mundiales y 19 victorias en la categoría reina, en la que ha arrancado 27 veces desde la 'pole'. Las últimas 12 'poles' las ha conseguido esta temporada sobre 15 carreras disputadas. Aun así, en esta temporada (que aún no ha terminado) quedan cuatro Grandes Premios, así que podría conseguir alguna más.

Nacido en Heppenheim, muy cerca de Hockenheim -el circuito que alberga habitualmente el GP de Alemania-, Sebastian Vettel fue consiguiendo paulatinamente todos los récords de precocidad: el de participar en un Gran Premio de Fórmula 1, liderar una carrera, salir desde la 'pole', hacer un doblete -'pole' y victoria-, firmar un triplete -'pole', triunfo y vuelta rápida-, ganar un Mundial... Y, por supuesto, el de ganar una carrera.

El piloto consiguió esa plusmarca en 2008, con 21 años y 72 días, cuando logró con un Toro Rosso la única victoria de la historia para el hermano pequeño del Red Bull. Lo hizo en Monza (Italia), el mismo lugar en el que el pasado 11 de septiembre dejó sentenciado el Mundial al lograr la octava victoria de una temporada que arrancó con sus triunfos en Australia y Malasia.

Después de hacerlo en Melbourne (Australia) y Sepang (Malasia), el piloto germano también ganó este curso los Grandes Premios de Turquía, España -en Barcelona-, Europa -en Valencia-, Bélgica, Italia y Singapur.

Sebastian Vettel lleva unido la mitad de su vida a Red Bull, en cuyo programa de jóvenes ingresó a los doce años y donde fue subiendo peldaños con la misma rapidez con la que aceleraba sus monoplazas.

Hasta que en junio de 2007, después del accidente que había sufrido Robert Kubica en Canadá, Vettel suplió al polaco en Indianápolis, y debutó en Fórmula 1 en ese GP de Estados Unidos, a bordo de un BMW Sauber. Acabó séptimo y se convirtió en el más joven de la historia en puntuar, a los 19 años y 349 días.

Esa temporada, el alemán Sebastian Vettel ya disputó las últimas cinco pruebas con Toro Rosso, escudería con la que hizo el Mundial de 2008, en el que se estrenó en la comentada carrera de Monza, en un Gran Premio lluvioso en el que arrancó desde la 'pole'.

En 2009 ascendió otro escalón y pasó a pilotar la espléndida nave diseñada por el estelar Adrian Newey. Fue segundo en el Mundial que ganó el inglés Jenson Button -con Brawn-, tras vencer en China, Silverstone, Japón y Abu Dhabi, donde el año pasado celebró su primer título tras añadir a la de ese día las victorias logradas en los Grandes Premios de Malasia, Europa, Japón y Brasil.

Sebastian Vettel ha vuelto a festejar su segundo Mundial de Fórmula Uno, esta vez en Japón (el primero lo logró en Abu Dhabi tras destrozar de un plumazo las ilusiones de Alonso, e incluso de Webber, que luchaban por conseguir el Campeonato). Y, de un zarpazo, le quitó al asturiano el récord de doble campeón del mundo más joven, e igualó el de Schumacher el de rapidez en resolver el campeonato.

En 2002, a Schumacher le sobraron cuatro carreras. Nueve años después, el 'pequeño Kaiser' se ha proclamado campeón a falta del mismo número de pruebas.

Fuente: Agencia EFE.

Lecturas recomendadas

Buscador de coches