Cuatro razones para NO comprar neumáticos usados

Cuatro razones para NO comprar neumáticos usados

09/01/2017 - 08:54

Porque hay peligros que no se ven, los defectos ocultos son una de las cuatro razones para NO comprar neumáticos usados. Estos modelos son más baratos pero tienen una vida anterior desconocida para los nuevos compradores que, en muchos casos, merman las prestaciones del vehículo, su capacidad de frenada y su agarre tanto en seco como en asfalto mojado.

Las cuatro razones para NO comprar neumáticos de segunda mano que argumenta Continental se pueden resumir en una: tu seguridad.

Los neumáticos son el único punto de contacto del vehículo con la calzada. Es por eso que llevarlos en buen estado es la única garantía de que el coche va a circular en buenas condiciones, a detenerse en el tiempo y el espacio requerido (incluso en mojado), a consumir lo acordado y a garantizar el confort de los ocupantes (en este post te contamos cómo influyen los neumáticos en la conducción).

El problema es que los neumáticos de segunda mano no garantizan todas estas prestaciones. 

Comprar un neumático usado es más barato, de eso no hay duda, pero esta opción es una de las que cumplen el dicho de que lo barato termina saliendo caro: primero porque su vida útil siempre será menor que la de un neumático nuevo (te tocará cambiarlo antes) y, segundo, por las consecuencias que pueden acarrerar su uso.

VÍDEO: lo que tienes que saber antes de comprar tus nuevos neumáticos

Como parte de su programa Vision Zero, Continental se posiciona en contra de la compra de neumáticos de segunda mano y argumenta su oposición con cuatro afirmaciones:

1. Los neumáticos de segunda mano tienen una procedencia desconocida y, por tanto, es complicado saber su estado de conservación. Pueden haber sufrido golpes con bordillos que hayan afectado a su estructura interna o haber experimentado cambios climatológicos bruscos que hayan generado defectos ocultos.

2. No hay en España una regulación que garantice la comercialización de neumáticos usados seguros y en buen estado.

3. La adquisición de un neumático usado no garantiza que cumpla con su función al cien por cien cuando, en caso de necesidad, se necesite realizar una frenada de emergencia en suelo mojado o contar con el máximo agarre al pasar por una zona deslizante o una curva.

4. La forma en la que se desgasta un neumático difiere en cada vehículo por lo que montar neumáticos usados puede afectar a la estructura de estos, aumentar la inestabilidad en carretera y reducir el confort de marcha.

Queda claro entonces que sólo la compra de neumáticos nuevos y de calidad garantiza las condiciones de seguridad óptimas que debe proporcionar un neumático.

Una vez montados, la premisa es permanecer atento a su estado. Continental recomienda revisar periódicamente si están desgastados, con grietas, abultamientos… Si presentan algún deterioro importante o la profundidad del dibujo es inferior a los 1,6 milímetros que marca la ley es el momento inaplazable de su sustitución.

Más de VisionZero by Continental