¡Quiero ser piloto de pruebas!

¡Quiero ser piloto de pruebas!

10/12/2013 - 22:56

<p>Más o menos esto fue lo que dijo Jerome Haslin cuando MICHELIN lo contrató como ingeniero hace ahora 22 años. "Debes esperar un poco", fue la respuesta que obtuvo. Dos años después, cumplió su sueño y empezó a trabajar como piloto de pruebas.</p>

Desde que empezara a trabajar para MICHELIN, Jerome Haslin tenía claro que quería ser piloto de pruebas. Su título de ingeniería le abrió las puertas de la casa francesa, pero para poner a prueba sus neumáticos necesitaba mucho más que eso.

"La formación en este oficio es larga, entre dos y tres años, puesto que no se contrata a antiguos pilotos de carreras para probar neumáticos", comenta Jerome Haslin en el vídeo que le dedica MICHELIN.

Haslin lleva 20 años probando neumáticos en deportivos y coches de competición, especialmente de Porsche y Ferrari. Cuenta que cuando se pone al volante, lo hace como si estuviera compitiendo: pone al límite la adherencia entre el suelo y el neumático, cronometra cada vuelta y analiza cómo se comporta el coche forzando subvirajes y sobrevirajes.

"Del resultado de mis pruebas depende el lanzamiento de un neumático al mercado", reflexiona Haslin. "También valoro si una cubierta será capaz de responder a las expectativas de los consumidores", asegura.

Como cualquier piloto de pruebas, Haslin disfruta plenamente de su trabajo. "Aunque muchos lo consideren algo divertido, es realmente serio, exige mucho rigor y no permite errores", concluye el piloto de pruebas de MICHELIN. Pero también reconoce que se divierte con lo que hace: "Un coche se prueba con los sentidos, pues hay cosas que la tecnología no puede explicar".

Más de Especial Michelin