Skip to main content

Reportaje

Motor

Tres coches con motor Subaru que casi nadie conoce que lo llevan

Tres coches con motor Subaru que casi nadie conoce

Imbatibles motores bóxer

En la industria del automóvil es muy habitual que los diferentes fabricantes establezcan alianzas para compartir componentes, con el objetivo de abaratar costes. Un ejemplo es la alianza Renault-Nissan-Mitsubishi, pero es una constante en el sector. Hoy te mostramos tres coches con motor Subaru que casi nadie conoce

Subaru es conocida por sus motores bóxer atmosféricos, cuyo funcionamiento destaca por su suavidad y fiabilidad. Precisamente, la fiabilidad es uno de los aspectos que más valoran los clientes de la marca japonesa. 

Es cierto que no ha habido muchos coches con motor Subaru que no pertenezcan a la compañía nipona, pero alguno hay. 

Saab 9-2X

Tres coches con motor Subaru que casi nadie conoce

Este es el coche con motor Subaru más desconocido y está considerado una rareza. El Saab 9-X fue un proyecto de la marca sueca para entrar en el mercado estadounidense con un modelo más compacto que el 9-3 para competir con modelos como el Audi A5 Sportback o los Acura Integra y RSX.

Para evitar los costes (económico y de tiempo) que tendría producir un vehículo nuevo desde cero, General Motors (que poseía Saab y el 20% de Subaru) decidió recurrir a un modelo ya existente y modificarlo para venderlo bajo otra marca, el Subaru Impreza Wagon

5 coches que marcaron la historia de Subaru

El resultado fue el Saab 9-2X, que no es más que un Impreza Wagon modificado y con el frontal rediseñado con el lenguaje de diseño de la marca sueca, que solo estuvo a la venta en Estados Unidos, entre 2005 y 2006. 

Se ofreció con la versión Linear, con motor bóxer 2.5 litros de 170 CV, y las versiones Aero, que recurrían a un motor EJ20 de 2.0 litros turbo de 224 CV y EJ25 de 2.5 litros con 230 CV. En ambos casos, se podían combinar con un cambio manual de cinco relaciones o automático de cuatro. 

Toyota GT86

Tres coches con motor Subaru que casi nadie conoce

A comienzos de la pasada década, Toyota y Subaru se aliaron para desarrollar conjuntamente un deportivo tradicional, con motor delantero y tracción trasera. El resultado llegó en 2012 con el Toyota GT 86 y el Subaru BRZ

Prácticamente, eran el mismo coche, incluso, en el plano estético. En ambos casos, el motor era un cuatro cilindros bóxer atmosférico de 2.0 litros que desarrollaba 200 CV y 205 Nm de par. Era capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en 7,6 segundos.

En 2017, apareció la segunda generación del GT86, aunque no hubo cambios en cuanto a la mecánica.

Toyota GR86

Tres coches con motor Subaru que casi nadie conoce

Aunque el GT86 era un coche divertido, una de las críticas que recibió fue su falta de potencia. Así que Toyota se puso manos a la obra y creó el GR86, desarrollado por el departamento Gazoo Racing

En este caso, tenemos un motor bóxer de origen Subaru, atmosférico, pero con 2.4 litros y 235 CV, capaz de estirarse hasta las 7.400 vueltas. El par máximo también se eleva hasta los 250 Nm. Se puede asociar a un cambio manual o automático, de seis marchas en ambos casos, y pasa de 0 a 100 km/h en 6,3 segundos.

Etiquetas:

Industria

Y además