Skip to main content

Reportaje

Policía salva milagrosamente la vida tras ser atropellado

Un policía del condado de Surrey (Reino Unido) sale increíblemente ileso cuando su coche es arrollado mientras hace un control. El conductor trata de huir, pero este policía es verdaderamente duro de roer…

Este vídeo es un ejemplo de cómo no organizar un control y, sobre todo, qué no hacer cuando te encuentras con uno. Primero, llega el agente de Policía y atraviesa sus coche de mala manera entre dos carriles, dejando espacio de sobra para que cualquier coche pueda sortear al suyo por la derecha o por la izquierda. Sin embargo, el delincuente al que pretende dar el alto es o muy inexperto o demasiado indeciso.

El caso es que su coche termina impactando contra el del policía, que sale despedido porque justo se acaba de bajar. Increíblemente no solo no sufre daños aparentes, sino que todavía le quedan ganas de salir corriendo –a muy buen ritmo, por cierto- detrás del conductor, cuyo coche queda destrozado y se detiene a pocos metros. Dan Pascoe, que así se llama este 'superpoli' británico, terminó efectuando la detención. Delincuentes: absteneos de visitar Surrey.

Y además