Skip to main content

Prueba

Coche eléctrico

Prueba del Volkswagen e-up!: una opción cada día más sensata

Prueba del Volkswagen e-up!
Nota

9

¿Buscas un coche para moverte a diario de la forma más eficiente posible y sin arruinarte en el intento? Presta atención: el protagonista de este artículo podría ser un candidato más que interesante...

Hace bien poco te mostramos la prueba del Seat Mii electric 2020... y hoy le toca al primo alemán del modelo eléctrico español: aquí tienes la prueba del Volkswagen e-up!, un modelo más interesante que nunca que ahora, además, cuenta con un precio muy contenido que lo convierten en una de las opciones más sensatas del mercado. ¿Te interesa? Sigue leyendo. 

Aunque todavía existen muchos compradores reticentes, el mercado de coches alimentados por batería está experimentando un crecimiento incontestable y, gracias a ello, cada día son más los fabricantes que se animan a ofrecer alternativas de lo más interesantes con el objetivo de llevarse su trozo de pastel. Volkswagen lleva ya varios años trabajando en esa dirección y acaba de renovar su propuesta más urbana con este renovado primo hermano del Seat Mii y el Skoda Citigo que, además, tiene argumentos más que razonables para presumir de haberse puesto al día. Pero de verdad. 

 

Prueba del Volkswagen e-up!: unas cifras convincentes

Entre las principales novedades del protagonista de esta prueba del Volkswagen up eléctrico se encuentra, como no podría ser de otro modo, su batería: ahora ofrece una mayor capacidad y puede almacenar hasta 32,3 kWh netos, lo cual prácticamente duplica los números del modelo al que reemplaza. ¿No te dice nada ese dato? Toma nota: eso se traduce en una autonomía de hasta 260 kilómetros según el ciclo WLTP con una potencia de 83 CV y un par máximo de 212 Nm disponibles desde que colocas el pie sobre el pedal del acelerador. No: el Volkswagen Golf GTI no tiene ahora el enemigo en casa... pero los 11,9 segundos que necesita para completar el 0-100 y los 130 km/h de velocidad punta son más que suficientes como para desplazarte a diario sin problemas e incluso olvidarte de recargarlo durante varios días. 

Prueba del Volkswagen e-up!

Además de contar con un mayor rendimiento y autonomía el Volkswagen e-up! también se ha puesto al día en cuanto a equipamiento: el modelo más básico trae consigo una dotación más que suficiente que incluye elementos como el climatizador bizona, asistente de mantenimiento de carril, soporte para el teléfono, la aplicación ‘maps+more’ y una suscripción de tres años a ‘We Connect Plus’, un sistema mediante el cual podrás comprobar de forma remota el estado de la carga del coche, su situación e incluso programar el encendido del climatizador para encontrar su habitáculo a la temperatura deseada siempre que vayas a montarte. ¿Necesitas algo más? Opta por el siguiente escalón, bautizado como ‘Style’: por sólo 920 euros extra te llevarás contigo unas llantas de 15 pulgadas, pintura bicolor y algunos detalles extra como unas molduras para el salpicadero específicas o la tapicería ‘Cross’. 

 

Prueba del Volkswagen e-up!: en marcha

Con toda esa información en la cabeza, mi idea es clara: comprobar hasta qué punto el nuevo eléctrico de los alemanes es una opción realmente sensata. Cojo la llave... y compruebo que ésta tiene el tradicional espadín que hay que introducir en el clausor para ponerlo en marcha. Como en los coches de toda la vida. Toma detalle ‘neo-retro’. El protagonista de esta prueba del Volkswagen e-up! me avisa de que está listo para arrancar, pongo la palanca en la posición ‘D’ y todo fluye con una suavidad brutal. 

Desenvolverse en la ciudad con él no tiene ningún misterio: su capacidad de aceleración es más que suficiente como para ser uno más entre el tráfico pudiendo, además, darnos alguna que otra alegría siendo los primeros en escapar de los semáforos. En carreteras convencionales tampoco se desenvuelve nada mal y la posición de su batería le permite disfrutar de un centro de gravedad muy bajo con el que poder hacer algunas curvas a ritmo alegre y sólo en autovía podrías notar sus limitaciones... porque a 130 km/h su motor deja de acelerar para contener el consumo. No me interpretes mal: no me parece para nada negativo: el propósito de este coche es bien distinto y en vías de circunvalación se mueve fenomenal. Podrías incluso plantearte hacer un viaje con él, siempre y cuando tengas en cuenta que habrás de parar un buen rato para recargar. 

Ah, claro: no te he hablado sobre el ‘repostaje’: según nos cuenta la marca de Wolfsburgo, su nuevo Volkswagen up eléctrico necesita aproximadamente 16 horas para recuperar el total de su energía en un enchufe convencional. No, no es poco. Pero si puedes conectarlo a una toma de 7,2 kW (un ‘wallbox’ o toma pública) se reduce a cuatro horas. ¿Quieres más velocidad? Engánchalo a una toma de carga rápida de 40 kW y verás a su batería saciarse en una hora. Salvaje, ¿eh? 

Prueba del Volkswagen e-up!

 

Precios del Volkswagen e-up!

Por muy bien que te haya hablado del nuevo eléctrico de Volkswagen, lo cierto es que el coste de adquisición sigue siendo una de las barreras más difíciles de sobrepasar para cualquier comprador a la hora de enfrentarse a los coches a pilas. El precio del Volkswagen e-up! será en España de 20.290 euros para el modelo básico y 21.210 para la variante ‘Style’ con los descuentos del sello alemán ya aplicados. A estas cifras habría que restar las ayudas públicas correspondientes y otras promociones posibles, que dejarían el montante final cerca de los 15.000 euros. Teniendo en cuenta lo que ofrece es una cifra más que razonable... y que lo coloca como una de las opciones más económicas del mercado. ¿Te gusta? Deberías probarlo. Y correr a por uno. ¡Ahora!

Conclusión

Lo mejor

Calidad percibida, confort de marcha y autonomía, más que suficiente para un uso diario normal.

Lo peor

En su interior se echan de menos algunos huecos portaobjetos más.

Y además