Skip to main content

Prueba

Prueba del Seat León Cupra R ST

prueba seat leon cupra r st
Nota

9

El coche de la prueba, el Seat León Cupra R ST, tendrá el honor de ser el último deportivo con la 'S' en el frontal. Este familiar de dinámico aspecto cierra un ciclo que comenzó en 1996, cuando Seat Sport creó su primer modelo, iniciando una saga de vehículos prestacionales que han dejado huella en el mundo del automóvil, pero también en nuestra retina.

prueba seat leon cupra r st

Si en algo se podía mejorar el León Cupra R era en espacio de carga: dicho y hecho. Unos excelentes 587 litros ampliables a 1.470 si se abaten los respaldos posteriores. Además, su imagen gana enteros. ¿O seré yo que tengo predilección por los familiares? Si no eres de los de mi 'equipo', recuerdo que Jordi Gené me contó que el León Cupra ST mejoró los tiempos de la carrocería compacta en Nürburgring gracias a una menor resistencia aerodinámica. Apúntate esa.

Te interesa: Cupra Ateca Special Edition

Su imagen es espectacular. Los paragolpes delanteros adoptan unas enormes tomas de refrigeración y un difusor realizado en fibra de carbono que va alojado en la parte inferior, mientras que el trasero acoge otro de generosas dimensiones, fabricado en el mismo material y 'aderezado' con cuatro colas de escape oscuras, dos a cada lado. Los cambios no terminan ahí porque monta estribos laterales, un alerón posterior, una parrilla con patrón de panal de abeja y unas enormes llantas de aleación de 19" que combinan los colores cobre y negro. La primera de estas tonalidades también se ha usado en los logos y en algunos aditamentos de los paragolpes, mientras que la segunda se encarga de cubrir los retrovisores exteriores y las barras del techo. ¿Exclusivo, verdad? Tanto que solo se crearán 300 unidades para el mercado español. ¿Que quieres más exclusividad? Pues elige el color 'Gris Blackness' -existen cuatro opciones-, porque solo habrá 120 unidades bañadas por él.

Lo vistoso del exterior también se ha impreso en el interior gracias a unos asientos tipo bacquet tapizados en Alcantara, mismo material que recibe el volante. No faltan los toques en color cobre, ya sean embellecedores o las costuras de diferentes elementos, ni los adornos en negro piano. Tampoco pasa desapercibido ni su cuadro de instrumentos digital ni los tapizados de los paneles de las puertas y parte de las banquetas que simula fibra de carbono.   

Y después de tanta especificación, déjame que me meta en harina. Para comenzar la prueba dinámica del Seat León Cupra R ST pulso el botón de encendido y un bramido inunda el parking de la T4. Primer punto que se gana.

Estos son los 3 mejores SUV del Salón de Ginebra 2019

El segundo viene cuando circulando por ciudad como por carretera compruebo que es un coche válido para el día a día. Gracias a los modos de conducción puedo tener un coche bastante cómodo, a pesar de la naturaleza deportiva del familiar, o uno muy radial seleccionando el modo CUPRA

Comparativa: Cupra Ateca vs Audi SQ2

Seat está muy segura del vehículo que ha creado y por ello la presentación nacional ha discurrido por uno de los puertos más conocidos de la Comunidad de Madrid, el Puerto de Canencia, carretera donde desde hace muchos años discurre el Rallye de Madrid. Y es aquí donde no solo se ha ganado otro punto, no, se ha ganado la matricula de honor. Además del empuje brutal de su motor 2.0 TSI de 300 CV, con el que consigue acelerar de 0 a 100 km/h en solo 4,9"; de la rapidez con la que trabaja su cambio automático de doble embrague de siete relaciones, también ofrece una respuesta en curva sensacional. Seat Sport ha trabajado en el tarado de las suspensiones, se ha incrementado la anchura de vías en ambos ejes, 20 mm en el delantero y 16 mm en el trasero; se ha variado la dirección progresiva y se ha introducido una caída negativa de las cuatro ruedas aumentado en 2°. De frenar el vehículo se encargan unos frenos Brembo de 340 mm delante y de 310 detrás y de pegar el coche al asfalto, unos neumáticos Michelin Pilot Sport Cup 2.

prueba seat leon cupra r st

La compañía de Martorell ha creado un deportivo exquisito. No te voy a engañar; si tuviese el dinero por castigo, no lo dudaría y me compraría el Audi RS 4. Como por desgracia no vivo en la abundancia, el Seat León Cupra R ST de la prueba sería el elegido cuando ahorrase los 53.495 euros que cuesta, aunque para entonces quizá ya se hayan agotado las 300 unidades que se comercializarán en España. Siempre puedo optar por la financiación de Volkswagen Financial Services, que si lo hago en mayo o junio me saldría por 46.224 euros e incluiría el paquete 'Confianza Seat', que suma 5 años de garantía, 5 años de asistencia en carretera, 5 de mantenimiento incluido y seguro a todo riesgo en el primer año. 

Deportivo, con una imagen espectacular, una respuesta soberbia y espacio, mucho espacio de carga. ¡Menuda despedida, Seat!

Conclusión

Lo mejor

Imagen. Empuje de su motor. Respuesta en curva. Espacio de carga.

Lo peor

Volante achatado por la parte inferior. Sin opción a cambio manual.

Y además