Prueba

Prueba: Honda Civic Type R 2017. Solo para tipos duros

Enrique Trillo

23/06/2017 - 12:13

Este es el nuevo Honda Civic Type R. Y es la quinta generación. Desde luego su estética no es para gente conservadora. Es radical, pero en esta prueba demostramos que sabe comportarse mejor en el día a día que su antecesor. Está a la venta desde 38.400 euros.

El aspecto del Honda Civic Type R 2017 es realmente radical, pero en esta prueba no solo te vamos a mostrar que cuenta con nuevas entradas de aire o llamativos spoilers. Honda ha concebido a su compacto más bajo y ancho, y eso tiene que ver con que se basa en una plataforma monocasco nueva, que es más rígida, pero también más ligera que antes. En total se ahorraan 16 kilos de peso. Este cambio en el chasis también ha supuesto novedades en las medidas exteriores. Mide 17 centímetros más de largo, es tres milímetros más estrecho y 25 milímetros más bajo. Pero por encima de todo, el principal cambio que creo que hay que destacar es que la distancia entre ejes se incrementa en 9,5 centímetros, por lo que no solo el espacio en la segunda fila es más grande, sino que esta mayor batalla hace posible que se gane estabilidad en el apartado dinámico y que en las curvas no sea un coche tan nervisoso. Además, cuenta con un maletero con espacio suficiente para toda la familia.


Yo he podido probarlo en carretera y también en el circuito alemán de Lausitzring, pero lo más destacado de este Honda Civic Type R 2017, es una cifra. Y no me refiero a los caballos, sino al tiempo por vuelta. No en cualquier circuito, sino en Nordschleife. Este coche la ha dado en 7:43,80 minutos, y por tanto es el modelo de serie con tracción delantera más rápido que ha corrido en Nürburgring. No solo es cuatro segundos más rápido que el Volkswagen Golf GTI Clubsport S, sino también siete más veloz que su antecesor. Pero ahora nos queda otra pregunta: ¿Cómo responde un coche así en carretera abierta? 

VIDEO: ¡Así fue la vuelta del Type R en Nürbugring!

Pero antes de ponernos en marcha vamois a ver qué cambios presenta el nuevo Honda Civic Type. Como poco, es un coche tan extremo como su antecesor. Lo reconocemos por sus enormes spoilers y entradas de aire. Los faros afilados le dan una expresión muy agresiva, y los splitters de la parte inferior no solo añadidos estéticos, sino que aportan mayor agarre. Sobre el capó, este japonés súper GTI muestra orgulloso otra entrada de aire. Sin duda, muchos podrían decir que no desentonaría en un evento tuning. Pero te aseguro que cada elemento cumple una función específica. De hecho, su aerodinámica se ha desarrollado tomándo como base el Honda Civic que compite en el Campeonato del Mundo de Turismos WTCC.

Del prototipo del Civic Type R hasta la versión de serie, apenas ha cambiado nada. Es tan radical como nos prometieron, incluido el agresivo kit de carrocería con pasos de rueda sobredimensionados que alojan llantas de 20 pulgadas. Y lo mejor de todo es que, aunque el motor es el mismo de antes, es decir, un 2,0 litros Turbo VTEC, también se ha superado en potencia, ya que rinde ahora 320 CV, en lugar de los 310 de antes.

¿Quieres esucuchar cómo suena el nuevo Type R? ¡Picha aquí!

Encendemos el motor y nos ponemos en marcha las tres salidas de escape en posición central, que recuerdan poderosamente a los del Ferrari F40. Este triple sistema no solo es muy llamativo por su estética o por el sonido ronco que emite cuando aceleras a fondo, sino que cumple una misión de confort. Me explico: en condiciones normales, si el motor gira a bajas revoluciones, los gases de escape salen al exterior por las tres salidas, pero cuando se gira alto de vueltas, para que el ronroneo del motor no se meta en el habitáculo y convierta los viajes en una tortura, entonces la salida central toma aire del exterior en lugar de expulsar los gases. De esta forma se consigue neutralizar las frecuencias sonoras del escape y que el sonido que llega al habitáculo sea más llevadero. Eso solo hacia en interior, porque por fuera suena a deportivo de los buenos.

Por dentro, ahora está mucho más ordenado, y pierde el barroquismo de antes. Su configuración es intachable, y encontramos una caja de cambios manual con una palanca de recorridos cortos, que recuerda a modelos Type R de generaciones anteriores. En este caso, sustituye el freno de mano manual por uno electrónico. Algo que no gustará a quienes gusten de drifts radicales. La combinación de negro, rojo y carbono en el interior, es responsable de un ambiente muy deportivo aquí dentro.

Dinamismo del Honda Civic Type R 2017

Y, ¿cómo se comporta este récordman de Nürburgring en la carretera? Para empezar, salimos del modo Confort, que es una posición nueva, que se añade a las ya existentes anteriormente: Sport y +R. Aunque parece contradictorio hablar de confort en un coche deportivo, creo que en este caso es importante, ya que el anterior Type R pecaba de duro y en el día a día era casi como una tortura para tu espalda.

No obstante, ahora que estoy en una Autobahn alemana sin límite de velocidad, permite que pase a la posición Sport y que disfrute de todo el poderío de los 320 CV que ofrece. Arranco desde parado con el pie a fondo y voy engranando marchas con su fantástico cambio manual de seis velocidades, cuyo tacto es realmente adictivo: preciso, de recorridos cortos, ideal para exprimir las cualidades de este motor, que pese a ser turbo, estira hasta casi las 5.000 rpm. Eso explica que logre acelerar de 0 a 100 km/h en 5,7 segundos y que su velocidad punta sea de 272 km/h. Y doy fe de que la alcanza, porque en algunos tramos he podido volar bajo a 270 km/h.

Por suerte, como te comentaba antes, también he podido probarlo en circuito y aquí es donde pongo el programa más agresivo de todos, +R, con él varían a su modo más agresivo la suspensión adaptativa, la dirección eléctrica de radio variable, la velocidad de respuesta del acelerador, el cambio y los controles de estabilidad y tracción. Además, el cuadro de mandos modifica el color de fondo a un rojo pasíón que te invita a exprimirlo a fondo.

Acelero, y noto que el empuje del motor VTEC es más inmediato. La respuesta es claramente más directa. Responde increíblemente bien al acelerador. Pero lo que es aún más sorprendente es su comportamiento en curvas. Se asienta de una forma tan directa sobre el asfalto, que es más divertido llevarlo por curvas que por rectas. En esto, sin duda, tiene mucho que ver la nueva configuración de la suspensión, sobre todo en el eje trasero, donde se ha montado un doble sistema multibrazo que hace que sea más rígido y que, a la vez, se pegue al asfalto. Es tan efectivo que la trasera no se descoloca en ningún momento y parece que echo en falta algo más de nerviosismo en la zaga. Lo bueno de esto es que es un coche ideal para ir 'a saco' sin que de vaya dando sustos en cada curva.

La dirección es muy precisa y comunicativa, Honda ha logrado eliminar prácticamente del todo la influencia de le mecánica. Todo un logro en un tracción delantera de 320 CV. El mérito, una vez más, es de la suspensión, que ha cambiado su geometría en el eje delantero para que en fases de aceleración máxima y en giros cerrados no se pierda tracción y así la dirección no muestre signos de flotabilidad.

Interior del nuevo Civic Type R

Ahora que he podido hacer la prueba del nuevo Civic Type R, lo que me gusta es que tiene un cuadro de mandos más ordenado. En el modelo anterior había un salpicadero en dos niveles, con el velocímetro digital por encima y debajo el cuentavueltas analógico. Ahora lo han recogido todo en un mismo display digital, que varía su aspecto en función del modo de conducción elegido. Esto es una gran evolución respecto al modelo anterior. También el equipamiento. El navegador queda muy a la vista y está claramente integrado, y añade entrada USB, cargador de inducción para los smartphone, e incluso una entrada HDMI, que ahora mismo no se me ocurre quién podría necesitarla. Lo que da la nota deportiva son los asientos, que recogen muy bien el cuerpo, con una postura al volante que es claramente mejor que antes. Ahora voy cinco centímetros más bajo, y ya no tengo la sensación de antes de ir demasiado elevado. Voy como uno espera en un coche deportivo como este. Es más acorde con su estilo de conducción. 

Debo decir como conclusión que el nuevo Civic Type R se va a ganar muchos corazones. De los más radicales, claro: por su estética tan llamativa con gran alerón, entradas y difusores, y por su chasis, que ahora dispone de un modo Confort. A mí me gusta, pero he de decir que este coche está dirigido a mi generación.

El Civic Type R esta disponible en los concesionarios desde el mes de julio de 2017. 

¿No puedes esperar? Encuentra tu compacto deportivo en nuestro recomendador.

Ya tenemos un vídeo de la prueba del Honda Civic Type R 2017.

Precios del nuevo Honda Civic Type R 2017

Hay dos acabados del Honda Civic Type R: el normal y el GT Pack, que tiene un mejor equipamiento y se reconoce por la línea roja que recorre todos los bajos del coche.

2.0 VTEC TURBO TYPE R - 38.400 euros

2.0 VTEC TURBO TYPE R GT - 41.600 euros

Por este precio, a cambio no solo recibes mucha potencia, sino mucho coche y, sobre todo, mucha diversión. 

Los casi 40.000 euros que cuesta nuevo, son un buen negocio, porque te haces con un deportivo con todas las letras. Y no recomiendo esperar a comprarlo de segunda mano dentro de unos años. Porque costará encontrar un ejemplar que no esté quemado: este Civic invita, sin duda, a llevarlo siempre al límite.

Lecturas recomendadas

Imagen de perfil de Enrique Trillo

Enrique Trillo

Dame un coche, un circuito, barra libre y no necesito nada más en la vida.

Todo sobre Honda

Honda Civic Civic Type R

Acabados de Honda Civic Type R 2017 más populares:

Ver todos los acabados
Todo sobre Honda Civic

Buscador de coches