Skip to main content

Prueba

Prueba: Porsche Macan 2018. 'Bye bye', diésel

Prueba: Porsche Macan 2018
Nota

8

Con 300.000 unidades vendidas hasta el momento, es el Porsche de más éxito. El Porsche Macan entró de lleno en el segmento de moda, los SUV compactos, añadiendo el espíritu deportivo de la marca, una ecuación imbatible. Ahora recibe su primera renovación, y nosotros ya nos hemos puesto al volante de un modelo de preserie. Prueba: Porsche Macan 2018.

Cuando llegue a los concesionarios a finales de este verano, la variante diésel desaparecerá de la gama. Algo que afectará a algunos mercados, especialmente al alemán, ya que uno de cada dos versiones de Macan vendidas llevan este motor bajo el capó. Tampoco habrá, por el momento, una variante híbrida. El motivo que nos han dado desde la marca: el Macan actual se basa, todavía, en la plataforma del anterior del Audi Q5, para la que no se contempló este tipo de mecánica.

VÍDEO: ¡Así responde el Macan actual en circuito!

Por fuera cambia poco

La estética de la carrocería solo recibirá ligeras variaciones. Delante, estrenará unas entradas de aire un poco más agresivas, y faros de LED con nuevos gráficos. Detrás llevará una banda que une los pilotos, como en el Porsche Cayenne, y en el habitáculo estrena una pantalla de 11 pulgadas, y un nuevo sistema infotainment con navegación 'online' de serie. Además, se ha mejorado el sistema de protección de peatones y el asistente de carril, así como otros dispositivos.

Motores mejorados

Los tres gasolina que se mantienen tendrán algo más de fuerza, y mejorarán el consumo. Mientras que el básico cuatro cilindros mantiene la potencia de 252 CV pero le extrae más rendimiento con un nuevo filtro de partículas, el Macan S sube en 15 CV hasta los 355, y el Turbo, en 40 hasta los 440.

Primeras impresiones al volante

AUTOBILD pudo ponerse al volante en las últimas pruebas de ajuste de la marca, en un modelo de preserie. Y tengo  que decir que el nuevo Macan se siente más vivo y más ágil y aplomado a la hora de tomar las curvas, lo cual es mucho decir, porque la versión anterior ya era la referencia del segmento en estas lides.

Los ingenieros de Porsche han invertido la mayor parte del tiempo en la experiencia de conducción. Su objetivo ha sido llevar al Macan más emociones, más espíritu Porsche. Por eso ahora tiene un sonido más deportivo, menos vibraciones y un ruido de rodadura optimizado.

Aún no hemos probado el modelo definitivo, pero si sigue el camino de este, el nuevo Macan será todo un acierto. Aunque prescinda del diésel.

Y ya que has llegado hasta aquí... ¿Quieres saber cuál es tu coche ideal?

Conclusión

Lo mejor

Más ágil, un sonido más deportivo, motores gasolina más potentes.

Lo peor

Por el momento, no dispondrá de diésel ni híbrido.

Lecturas recomendadas