Prueba

Opel Insignia 2013, prueba del 2.0 CDTI 120 CV

Hugo Valverde

27/06/2014 - 10:05

El Opel Insignia 2013 se presentó durante el pasado Salón de Frankfurt y tiene importantes novedades. Entre ellas, destacan sus eficientes motores y, por fin, un sistema multimedia con pantalla táctil. La conectividad es otro de sus fuertes. Ya hemos probado el motor 2.0 CDTI 120 CV.

El Opel Insignia 2013 tiene un diseño más estilizado. La berlina de Opel, que se presentó durante el pasado Salón de Frankfurt 2013 y se actualizó ligeramente por fuera, aunque lo más importante de esta puesta al día queda en el interior.  

Como puedes en las imágenes, el nuevo Opel Insignia tiene un diseño exterior algo distinto, aunque las modificaciones no saltan al primer golpe de vista. Por ejemplo, en el frontal han cambiado los grupos ópticos, que ahora tienen una forma más afilada, la parrilla y el paragolpes, también de nueva factura. Aunque quizás, donde más se notan los cambios es en la zaga, donde luce un aspecto más musculoso y agresivo. Los pilotos, por ejemplo, son tan diferentes que no tienen nada que ver con los del Opel Insignia antiguo: utilizan tecnología LED y la luz de marcha atrás está integrada en la enorme banda cromada que recorre todo el portón trasero. 

El interior del nuevo Insignia

Pero sin duda, es el interior el que más va a dar qué hablar. Por ejemplo, la consola central se ha simplificado sustancialmente para ser más intuitiva. Ahora tiene menos botones para que rápidamente puedas acceder a los distintos menus del infoentretenimiento, el climatizador o el sistema multimedia. La nueva generación de sistemas de entretenimiento en el Insignia 2013 puede ser controlada en una pantalla de color de 8 pulgadas que por fin es táctil. Desde la pantalla inicial, el conductor puede acceder a todos los submenús como emisoras de radio, títulos de canciones MP3, la conexión con un 'smartphone' o el mapa de navegación 3D. Y hay varios métodos para hacer todo eso: mediante los botones, desde la propia pantalla táctil, el control de voz o el nuevo Touchpad, que incluso reconoce la escritura manual.

En el panel de instrumentos, otra pantalla informa al conductor de las lecturas clásicas como velocidad, rpm y depósito de combustible, además de otros detalles sobre la navegación, las opciones de audio y el uso de Smartphone.

Gama de motores

En la gama de motores también hay novedades. La principal es la llegada de dos nuevos propulsores diésel 2.0 CDTI en versiones de 120 y 140 CV. Hasta aquí no hay nada sorprendente pero, cuando compruebes que su consumo medio oficial es de solo ¡¡¡3,7 l/100 km!!!, seguro que te quedas con la boca abierta. He podido conducir este último y su funcionamiento es bastante satisfactorio, aunque quizá resulta excesivamente rumoroso y transmite algunas vibraciones al volante. El tope de la gama Insignia diésel es el 2.0 BiTurbo CDTI de 195 CV que desarrolla un impresionante par de 400 Nm.

Prueba del Opel Insignia 2013 2.0 CDTI 130 CV (por David López)

Empiezo la prueba del Opel Insignia 2013 2.0 CDTI 140 CV y la sorpresa más positiva me la llevo nada más sentarme frente al volante y contemplar la consola central. ¡Milagro! Ya no está llena de botoncitos difíciles de usar como la primera generación Insignia. Se nota que sus ingenieros han tomado nota de las críticas y ahora la berlina se presenta con botones más grandes de acceso directo a las principales funciones y una pantalla mucho más intuitiva. Eso sí, el ratón para mover el cursor que se coloca al lado del freno de mano eléctrico se maneja mal. Muy mal, al punto que recuerda a las sensaciones de un ordenador de los años noventa... Una pena, porque la presentación del resto de elementos es vistosa y la sensación de calidad que transmite el Insignia por dentro es notable. Detrás, para poner la guinda, ofrece mucho espacio y es de los pocos modelos de su segmento donde tres adultos viajan relativamente bien.

Con independencia del número de pasajeros, ¿cómo funciona el nuevo motor? Rinde 120 CV, que se pueden antojar justos para mover 1.613 kilos, sobre todo si vas cargado. Por eso, no me extraña que se tome las cosas con calma al arrancar y hasta 1.500 vueltas sea perezoso. Se nota un vacío que me obliga a jugar con su cambio de seis velocidades y buen tacto. Lo bueno viene a partir de 1.800 revoluciones, cuando se siente la entrada de su turbo y el Insignia se lanza con brío. Esas sensaciones se corroboran con las cifras, pues mientras en aceleración invierte 11,7 segundos, para recuperar de 80 a 120 km/h en quinta he medido 11,5 segundos. Esta cifra mejora incluso a su hermano mayor de 140 CV, que necesita 11,9 segundos.

Eso sí, en sexta el ánimo decae en favor del consumo, porque su larguísimo desarrollo condena la elasticidad y este Opel Insignia alcanza los 20 segundos para pasar de 80 a 120 km/h...
Todo, supongo, para lograr homologar un consumo medio oficial de 3,7 l/100 km, que en la realidad se va a 4,8. Más de lo prometido, pero muy buena cifra para una berlina que roza los cinco metros de longitud. Pese a todo, me compraría el 140 CV, que con los descuentos actuales, solo implica un gasto extra de 300 euros. Como ves, a veces al final hay sorpresa...



Lecturas recomendadas

Hugo Valverde

Web Mánager

Apasionado de las cuatro ruedas desde que mis padres me subieron al carrito por primera vez.

Todo sobre Opel

Opel Insignia Insignia

Acabados de Opel Insignia 2008 más populares:

Ver todos los acabados
Todo sobre Opel Insignia

Buscador de coches