Skip to main content

Prueba

Después de probar el Mercedes E43 AMG Estate destacaría estos cuatro puntos

Prueba Mercedes E43 AMG Estate
Nota

9

Es cómodo, espacioso, equilibrado... y ¡deportivo! Como AMG que es.

¡Malditas modas! En España triunfaron las hombreras y nunca los coches familiares como el de la prueba, el Mercedes E43 AMG Estate. Ahora se llevan la palma los SUV, tipo de vehículo que los hay de todos los tipos y colores y que no se caracterizan por espacio, precisamente. Atendiendo a su longitud, es igual que un compacto o una berlina ‘levantada’. Si quieres amplitud, sobre todo para cargar, la opción más lógica es este AMG, y si quieres un deportivo, también. Porque a pesar de haber en la gama la opción 63 AMG con un V8 y 612 CV, este V6 de 401 te hará disfrutar de lo lindo por menos dinero y sin que el de la gasolinera quiera entablar conversación contigo cada dos por tres.

Prueba Mercedes E43 AMG Estate

Por fuera es todo un AMG. Sus voluminosos paragolpes o sus enormes llantas de aleación no indican lo contrario. Y es que su diseño es tremendamente atractivo; aún no entiendo como existen personas a las que no les gusta este tipo de carrocerías.

Lo que todavía no he encontrado es a nadie que no se sienta asombrado con el interior del Mercedes E43 AMG Estate de la prueba. Sus múltiples pantallas son capaces de hipnotizar hasta al menos tecnológico de los mortales. Son de 12,3 pulgadas: la de la derecha hace las funciones de cuadro de instrumentos y la de la izquierda muestra las opciones del coche y las del sistema de infoentretenimiento. Sus excelentes materiales y su diseño hacen el resto, pero echo en falta, al tratarse de un coche con las siglas AMG, algunos detalles más deportivos.

Prueba a fondo Mercedes AMG S 63 o como sentirse un tipo importante

Lo que sobra en este Mercedes es espacio para todos los ocupantes. El de las piernas es excesivo y el libre al techo, muy desahogado, más que en la berlina. Si viajan dos personas en las plazas traseras tendrán hueco más que suficiente; si viajan tres, lo podrán hacer, pero mucho menos cómodas. 

No te pierdas: Prueba del RaceChip Mercedes AMG C 43 Estate. El chip prodigioso

Respecto al maletero, parte que el coche me descubre a golpe de botón gracias a su portón automático de serie, tiene una capacidad de 640 litros, lo que suponen 100 más que la berlina, pero 55 menos que la generación anterior. A pesar de esta reducción, sigue siendo el referente entre sus rivales por su espacio y por sus formas regulares que ayudan a colocar diferentes objetos. Además, si se abaten los respaldos de los asientos traseros -también pueden inclinarse hasta 10º-, lo hacen con una relación 40:20:40, la capacidad aumenta hasta los 1.820 litros.

Arranco el motor del Mercedes E43 AMG Estate

Pero dejémonos de aspecto y espacio, porque lo que realmente importa del coche de la prueba, el Mercedes E43 AMG Estate, es su motor. Se trata de un V6 3.0 biturbo capaz de rendir 401 CV a 6.100 rpm y de ofrecer un par máximo de 520 Nm entre las 2.500 y las 5.000 rpm. Este bloque le permite acelerar de 0 a 100 km/h en solo 4,7 segundos y alcanzar la velocidad máxima -limitada electrónicamente- de 250 km/h. La potencia se transmite al asfalto mediante un cambio automático de nueve velocidades que envía la fuerza a los dos ejes. Mediante los modos Comfort, Sport, Sport + e Individual se puede regular al gusto del conductor la respuesta del motor, el cambio, la suspensión, la dirección y el control de estabilidad. Elijo el más radical, el Sport +, como AMG que es, para que me otorgue una aceleración de infarto a pesar de sus casi dos toneladas de peso. Acompaña el cambio automático, que realiza unas transiciones muy rápidas aún siendo de convertidor de par. Y lo que no se desprende de él, cosa que celebro, es el sonido de su escape. ¡Menuda maravilla! ¡Menudo compañero de viaje! Subo alto de vueltas su V6, y cuando el indicador de marchas, que es como el de competición -colores blanco, amarillo y rojo-, toca la zona roja su bramido es escalofriante. Desconecto el ESP y me encuentro un coche bastante divertido para ser de tracción total -aunque con un reparto de 31/69- y sobretodo muy equilibrado.

Prueba Mercedes E43 AMG Estate

Después de soltar adrenalina toca volver a casa, y lo hago de forma más calmada. Modo Comfort activado y a devorar kilómetros. Es una alfombra mágica que absorbe todas las irregularidades de la calzada y que ofrece una calidad de rodadura y un aplomo digno de mención. Además, a pesar de su bloque de seis cilindros en V de 401 CV y su peso de 1.930 puede moverse con un consumo medio de 9,9 l/100 km.

Tengo entre mis manos dos tipos de coche en uno: un deportivo y confortable 'a golpe de botón'...

Todos los datos y precios del Mercedes Clase E

Conclusión

Lo mejor

Imagen. Respuesta de su motor. Sonido del escape. Espacio.

Lo peor

Precio demasiado alto. Menos maletero que la generación anterior.

  • Tipo de Motor

    Normal

  • Cilindrada

    2.996 cc

  • Par motor

    520 Nm /2.500 rpm

  • Potencia

    401 cv /6.100 rpm

  • Cambio

    Automático

  • Tracción

    Integral

  • Capacidad maletero

    0 L

  • Aceleración 0-100

    4,7 s

  • Velocidad máxima

    250 km/h

  • Consumo oficial

    11,1/7,1/8,6 l/100km

  • Precio

    94.625

  • Garantía

    2 Años

  • Tipo de combustible

    -

Ver otros acabados de Mercedes Clase E Todo sobre Mercedes Clase E

Y además