Prueba

Coches 4x4

Prueba Jeep Cherokee 2014

Redacción Auto Bild

08/07/2015 - 14:27

Ahora es un SUV 'light'

El Jeep Cherokee 2014 que acabamos de probar ha dejado de ser un todoterreno de pequeñas dimensiones pero con unas aptitudes muy camperas a un SUV con mucho estilo que da más importancia al diseño, el equipamiento y la ecología que a aportar un plus cuando abandonas el asfalto. Es decir, que Jeep se ha dado cuenta que lo que ahora 'pita' son los todocamino y no ha dudado en apostar por ello.

No se olvida por completo de su pasado. Sin duda, el Cherokee 2014 es rápidamente reconocible como un Jeep gracias su parrilla tan característica, pero ahora también está disponible con versiones 4x2, que son las más demandadas y ayudan a rebajar los costes de adquisición ya que solo pueden ir asociadas al cambio manual.

Nueva plataforma y nuevo concepto del Jeep Cherokee 2014

Está construido sobre una nueva plataforma y por sus dimensiones y enfoque pretende luchar con rivales de la talla del Audi Q5Volvo XC60 o Mercedes GLK. Mide 4,6 metros de largo, 1,8 de ancho y 1,6 de largo.

Que el nuevo Jeep Cherokee ya no es tan campero se nota en cuanto te pones al volante, porque es un coche mucho más lujoso, con mayor mimo por los detalles. Aunque cuenta con algunos plásticos en el interior no tan lustrosos (algo que deberían cuidar si pretenden luchar en la liga de los SUV más caros), la verdad es que la calidad interior es muy buena. Mi mano alcanza a tocar superficies engomadas, volante y tapicería de cuero, ruletas y botones de buen tacto… En definitiva, construcción solida y de aspecto duradero.

En cuanto al equipamiento, hay que destacar que el Jeep Cherokee 2014 es un coche completamente puesto al día. Puedes instalar de manera opcional pantalla de hasta 8,4 pulgadas, control de crucero adaptativo, cargador inalámbrico de teléfono móvil y todo tipo de elementos para que la conectividad con tu 'smartphone' sea completa.

 

Mecánicas del Jeep Cherokee 2014

Pero donde más se nota el cambio de concepto que ha experimentado este genuino modelo americano es cuando arrancas el motor y te pones en marcha. La unidad que yo he podido conducir en esta prueba está equipada con motor turbodiésel de de 140 CV, un propulsor un poco gruñón cuando le exiges al máximo (hace más ruido de lo que estoy acostumbrado a percibir en otros modelos de su categoría), pero que demuestra tener mucho empuje pasadas las 2.000 rpm. En la zona baja del cuentavueltas es algo más perezoso, pero nunca te da sensación de estar vacío de fuerza.

Va unido a un cambio manual de seis velocidades con un tacto y recorridos bastante correctos y que le ayuda a completar el 0 a 100 km/h en 11,1 segundos. Su consumo medio oficial es de 5,3 l/100 km ya que cuenta con 'Start-Stop' de serie.

También está disponible con el mismo bloque de dos litros turbodiésel, pero con 170 CV de potencia (también con Start-Stop) y con un 3.2 gasolina de 271 CV. Además del cambio manual que yo he probado se ofrece una caja automática de nueve velocidades (la primera con este número de relaciones de su categoría).

El Jeep Cherokee es ahora un coche mucho menos campero, pero quienes siempre se hayan sentido atraídos por la marca americana debido a su esencia todoterreno creo que no deberían sentirse decepcionados, porque la mayoría de la gama sigue contando con sistema 4x4 y, además de las versiones Longitude y Limited, se pone a la venta el Jeep Cherokee Trailhawk, que no solo cuenta con una apariencia exterior mucho más campera, con paragolpes delantero y trasero específicos en color negro y pasos de rueda offroad, sino que cuenta con mayor altura libre al suelo y solo se ofrece con tracción 4x4 (de serie con el Jeep Active Drive Lock: 5 modos de conducción, bloqueo de diferencial, reductora y control de descenso) y asociada al motor V6 gasolina con cambio automático, una combinación que asegura buenas dosis de diversión cuando abandonas la carretera y te adentras en caminos embarrados.

Si quieres conocer en detalle todas las novedades y detalles de equipamiento del Jeep Cherokee 2014, puedes leerlos en esta noticia que ya te las presentamos en el momento de su lanzamiento.

Comportamiento del Jeep Cherokee 2014

Su respuesta dinámica también ha cambiado por completo, ahora es mucho más turismo y muestra un aplomo en curva que antes no tenía. En general me ha gustado su forma de pisar y lo estable que resulta en curva, aunque transmite sensación de ser un coche pesado. Probablemente, más que por los 1.828 kilos que marca en la báscula, que no son pocos, por su dirección de respuesta lenta puede que sea también responsable de este hecho. En cualquier caso, se conduce de manera fácil, casi como una berlina, y no balancea en exceso.

No he tenido ocasión de disfrutarlo fuera del asfalto, pero parece lógico pensar que los caminos ya no son su hábitat natural. habrá que esperar a una prueba en mayor profundidad para poder asegurarlo. En cualquier caso, sí conviene decir que el nuevo Jeep Cherokee puede equipar hasta tres sistemas distintos de tracción integral: Active Drive I, Active Drive II y Active Drive Lock.

El Jeep Cherokee 2014 parte de un precio bastante competitivo: 29.500 euros, pero ten en cuenta que esa cifra incluye todos los descuentos posibles por parte del Gobierno y la marca, siempre que entregues un coche a cambio y financies la operación. Sin incluir nada de lo anterior el precio de acceso a la gama es de 37.250 euros.

 

Hemos probado 2 versiones del Jeep Cherokee

Lecturas recomendadas

Imagen de perfil de Redacción

Redacción Auto Bild

Redacción Auto Bild

-

Todo sobre Jeep

Jeep Cherokee Cherokee

Rivales del Jeep Cherokee

Buscador de coches