Prueba

Prueba Jaguar XE: ¡ahora el 2.0d 180 CV automático!

Redacción Auto Bild

09/08/2016 - 10:50

Aquí está la prueba del Jaguar XE 2.0d de 180 CV, pero ahora con cambio automático. Se trata de la nueva berlina compacta de la marca británica. Al principio solo pudimos probar una unidad preserie cerca de Lisboa, pero ya lo hemos podido conducir más en profundidad. ¿Quieres saber qué es lo que más nos ha gustado del nuevo rival del BMW Serie 3 o Audi A4?

El Audi A4, el BMW Serie 3 y el Mercedes Clase C tienen un nuevo rival. Y ya se pueden empezar a preocupar, sobre todo el BMW, porque el nuevo Jaguar XE llega con tracción trasera y unos motores que, por potencia y eficiencia energética, no van a tener mucho que envidiar a estos competidores alemanes.

Para empezar, este Jaguar se asienta en una nueva plataforma modular realizada íntegramente en aluminio. Un elemento éste que también está presente en el 75% de la carrocería. Y seguro que te preguntas... ¿por qué no en el 100%? Muy sencillo, por el reparto de pesos. Con un capó de aluminio y puertas y portón trasero en acero, se consigue un reparto ideal del 50% y esto en marcha se nota.
Porque quizá lo mejor del nuevo Jaguar XE es su dinámica. Y es que, antes de conocer todas las ayudas electrónicas que lleva y que puedes leer en este artículo de mi compañero David López, el chasis da un nuevo sentido al equilibrio entre deportividad y confort.

 

jaguar-xe-rojo-peq


Es la primera berlina de Jaguar que monta el sistema EPAS o, lo que es lo mismo, dirección eléctrica. En algunos coches, este tipo de mecanismo parece que flota y no transmite fehacientemente lo que pasa bajo las ruedas, pero esto no ocurre en el Jaguar XE. El coche se guía sin esfuerzo alguno y, además, con una precisión milimétrica. Y se ha diseñado para conseguir un consumo de energía inferior al de los tradicionales sistemas hidráulicos y tiene un grado de dureza que varía en función de la velocidad. Y otras dos curiosidades de su nivel de desarrollo: compensa cambios en el peralte de la carretera e, incluso, sus algoritmos de control se modifican en función de la temperatura ambiental. De lo mejorcito de los modelos que pude probar en las cercanías de Lisboa (Portugal). Unos vehículos que, todo hay que decirlo, eran unidades preserie, con todavía algún elemento por ajustar y que luego te contaré.

Pero en la dinámica del nuevo XE no solo cuenta su dirección. La suspensión es fundamental y los ingenieros de Jaguar también han trabajado a conciencia en ella. Mantener una geometría constante en la suspensión frontal -por paralelogramo deformable-, invita a tomar las curvas cada vez más rápido, por el nivel de seguridad que transmite. Pero es que, además, en el tren trasero las habituales suspensiones multibrazo se han mejorado con el sistema Integral Link, que ofrece unos valores superiores de rigidez longitudinal y lateral. Y esto se nota en marcha, porque el XE vira más plano y con más aplomo que alguno de sus rivales alemanes y esto, a los clientes más dinámicos, les va a gustar. Y más si pides la opción de la suspensión adaptativa, con la que podrás regular su dureza.

Algo que también influye en este dinámico comportamiento es el control de reparto de par en curva mediante frenado, que se ofrece de serie en todos los modelos y que permite mitigar la aparición del subviraje, frenando las ruedas internas de forma independiente para mantener el vehículo en la trayectoria.

A la hora de elegir mecánica, tendrás un diésel de 163 CV (bajo pedido) o de 180 CV y tres de gasolina de 200, 240 y 340 CV, este último el mismo V6 que monta el Jaguar F-Type.

La primera mecánica que cayó en mis manos fue la diésel del Jaguar XE 2.0d 180 CV, a priori, la que más se venderá en España y que inicia una nueva gama de motores denominados Ingenium. Y... no me entusiasmó. Pero como te decía antes, este será uno de esos elementos que debe tener alguna modificación. A las manos llegaban demasiadas vibraciones y al oído, bastante ruido. Además, en marcha andaba bien, con una entrega de su fuerza muy progresiva, pero no resultaba especialmente contundente, sobre todo al encontrar carreteras con desniveles positivos.

 

Aunque la meteorología no estuvo de mi lado, debido a una lluvia intermitente a lo largo de todo el recorrido, tras este pequeño sinsabor del diésel, pude probar el motor de gasolina más grande que llegará a España, el 3.0. Un motor de seis cilindros en V (cuatro en línea para el diésel) mucho mejor ajustado ya que es el mismo que monta su deportivo hermano biplaza F-Type. De funcionamiento suave y poderoso, esta asociado a un cambio automático ZF de ocho relaciones con mando giratorio y levas tras el volante. Además, este modelo cuenta con el 'Jaguar Drive Control', con el que puedes elegir entre diferentes modos de utilización, desde uno Eco, hasta el más deportivo Dynamic.

Cinco niveles de acabado con diferentes elementos estéticos exteriores e interiores completan la gama de un vehículo que te recomiendo probar antes de optar por alguno de sus rivales alemanes.

 

Hemos probado 2 versiones del Jaguar XE

Lecturas recomendadas

Imagen de perfil de Redacción

Redacción Auto Bild

Redacción Auto Bild

-

Todo sobre Jaguar

Jaguar

Rivales del Jaguar XE

Buscador de coches