Prueba

Hyundai Genesis 2014, primera prueba

David López

Esta es la primera prueba del Hyundai Genesis 2014, que llega con motor V6 de 315 CV, equipamiento de primera clase, tracción integral, enormes plazas traseras y gran confort de marcha. Se pone a la venta por 67.750 euros.

El Hyundai Genesis 2014 aspira a ocupar un lugar de honor en el segmento superior y es una berlina que hasta ahora solo se comercializaba en Estados Unidos y llega a Europa dispuesta a plantar cara al mismísimo Mercedes Clase E, BMW Serie 5, Audi A6 o Jaguar XF). Para ello ha sido la primera creación de Peter Schreyer, el flamante nuevo máximo responsable de diseño de la marca.

En Hyundai aseguran que quieren ser vistos como una opción de lujo y eso vamos a verlo en esta prueba del Hyundai Genesis 2014, de entrada, provocan a la competencia con un equipamiento brutal: cuero, tracción integral, regulación eléctrica en los asientos traseros o amortiguación ajustable, head up display y hasta sensor de calidad del aire en el interior se ofrecen sin sobrecoste. Eso sí, el precio se va hasta los 67.750 euros, aunque según los responsables de la marca un Audi A6 3.0 TFSI igual de equipado costaría 100.000 euros. Eso es verdad, pero también que quién busque una berlina de representación probablemente mire antes a las marcas alemanas...

Después de realizar esta primera prueba, tengo claro que en aspectos como el espacio o el confort de los asientos saca los colores a modelos premium clásicos. Las plazas traseras ofrecen más huecos para las piernas y en vías rápidas el confort de marcha es total. Claro, tampoco sorprende  su comportamiento dinámico: este transatlántico coreano de 4,99 metros (batalla de 3.010 mm) tiene la típica respuesta estadounidense, va blando de suspensiones y a los baches les da una respuesta acorde. Sus neumáticos (19 pulgadas de serie) tienen un rodar seco debido al escaso y rígido perfil de sus neumáticos. Además, el volante es demasiado grande y la dirección muy desmultiplicada. Tampoco es excesivamente rápido el cambio automático. En definitiva, si llegan curvas, mejor tomate las cosas con calma. A su favor, el reparto de pesos de 52/48.

Con un propulsor V6 de 315 CV

Mucho más que ha gustado el motor de esta prueba: un V6 de 3,8 litros y 315 CV que susurra suavemente en parado y empuja con fuerza desde 3.000 vuletas. De hecho, a 3.500 ya ofrece 365 Nm de par. Trabaja asociado a un cambio con convertidor de par de ocho relaciones bastante rudimentario, que no contribuye a contener el consumo: en nuestro primer contacto, este Hyundai ha tragado entre 12 y 15 litros, demasiado incluso para este segmento donde el apartado de la eficiencia parece que se mira menos. Mejores son sus prestaciones: acelera de 0 a 100 km/h en 6,8 segundos y alcanza los 240 km/h.

Otro aspecto a tener en cuenta es el ejército de asistentes. Y es que, desde luego, no le faltan: tiene el casi obligatorio regulador de velocidad, pero adaptativo y controlado por radar, Head-Up Display, sistema precolisión, asistente a la trayectoria y a la frenada de emergencia, avisador de choque...

Este coche lleva mucho dentro y si te suena que puede ser caro, estás en lo cierto. En España llegarán 25 unidades del nuevo Hyundai Genesis a un precio de 67.750 euros. Contará con siete opciones de pintura de la carrocería, cutro de tapicerías y lujos de gran berlina como el cierre de las puertas asistido, el maletero de apertura automática, cámaras de visión 360 y una enorme pantalla de alta definición y 9,2 pulgadas con más calidad que muchos televisores...

Imagen de perfil de David López

Director Online

Coches grandes, pequeños, urbanos, deportivos... todos son interesantes y tienen mucho que probar y contar