Prueba

Ferrari F12berlinetta, hasta 340 km/h

David López

05/04/2013 - 08:14

Probar un FerrariF12 berlinetta es algo que no pasa todos los días. Más bien solo ocurre una vez en la vida, por eso hay que aprovechar su motor V12, sus 741 caballos y su tecnología heredada de la Fórmula 1

Pocas formas de probar un Ferrari F12berlinetta son mejores que hacer una ruta entre Madrid y Barcelona. Porque no te hablo de un Ferrari cualquiera, es el más potente de la Historia... con 741 caballos. La mañana es soleada, por tanto la ruta no puede empezar de mejor manera. Ya soy dueño de mi F12, pienso mientras recorro un tramo urbano deseando salir a pista... digo a la carretera. Reconozco que en los primeros kilómetros tengo respeto. Sigo dando vueltas a ese cóctel que forman la tracción trasera, los 741 CV y los 309.000 euros que cuesta el Ferrari F12 berlinetta.

La atención debe ser máxima en la prueba, así que voy explorando poco a poco las posibilidades del V12. De hecho, al principio prefiero circular tranquilo, hasta que acciono las enormes levas del volante, conecto el modo manual del cambio y me escapo. Solo alcanzo las 6.000 revoluciones y tanto el sonido como el empuje ya son espectaculares. Pero nada comparado con la salida del primer peaje. Solo apuro las tres primeras velocidades hasta 8.000 vueltas, pero el enganche de la segunda y la tercera es tan tremendo que (literalmente), la sacudida de fuerza me levanta del asiento.

Salgo de la autopista para afrontar un tramo de curvas de carretera secundaría. Coloco el manettino en modo Race y empiezo a exprimir un chasis con carrocería de aluminio (un 20% más rígida que un Ferrari 599 GTB), un reparto de pesos de 46:54 y un centro de gravedad está situado a solo 46 centímetros del suelo. El tramo está plagado de virajes y el Ferrari F12berlinetta muestra una agilidad brutal pese a sus 4,6 metros de largo. Apenas me da tiempo de engranar las tres primeras velocidades y la carretera se queda muy, muy pequeña... Lo que sí puedo probar a fondo es una dirección que podría ser un poco más dura. Aquí he de reconocer que el tacto de un Porsche 911 me convence más, aunque a base de gas se controlan las embestidas sin problemas. Me voy creciendo y paso al programa CT OFF, donde la trasera se puede mover hasta 30 grados y la diversión crece. Y más aumentaría con el modo ESC OFF conectado, porque anula el control de estabilidad... pero solo en Fiorano se podría experimentar de verdad.

El Ferrari F12berlinetta, según pasan los kilómetros, me depara una grata sorpresa: no es nada incómodo. El destino Madrid se acerca y entro en la capital, donde encuentro otra crítica. En pleno atasco, el rugido del coche sigue siendo abrumador y, para pasar de 20 km/h a 0 varias veces como sucede en una retención, me parece demasiado cantoso. Un botón para atenuar el sonido de los escapes (como en Maserati) no vendría nada mal. Y, ya puestos a ser exquisitos, eliminaría el pitido que emite al conectar la marcha atrás. ¿Estoy poniendo peros al Ferrari F12? Nadie es perfecto, aunque este cavallino rojo (que bajo la luz del atardecer resulta hasta más impresionante), es lo que más se acerca.

Lecturas recomendadas

Imagen de perfil de David López

David López

Director Online

Coches grandes, pequeños, urbanos, deportivos... todos son interesantes y tienen mucho que probar y contar

Todo sobre Ferrari

Ferrari F12 Berlinetta F12 Berlinetta

Buscador de coches