Skip to main content

Prueba

Motor

Prueba DS 7 Crossback PureTech 130: ¿tres cilindros bastan?

Prueba DS 7 Crossback PureTech 130
Nota

7

Por 36.700 euros.

A la chita callando, la marca DS se empieza a ver cada vez más por nuestras carreteras. Ya no es un rara avis y sigue sin perder un ápice esa exclusividad con la que nació. Si hace unas cuantas semanas probaba la versión híbrida enchufable del DS 7, la punta de lanza en cuanto a tecnología del modelo francés, esta vez quiero saber cómo va una de sus versiones más modestas: la chispa, en esta ocasión, la van a poner los tres cilindros que componen el motor de gasolina PureTech de 130 CV. ¿Suficientes? Es lo que quiero ver en la prueba del DS 7 Crossback PureTech 130.

Cuento con el acabado Performance Line que es, sin duda, uno de los trajes más interesantes para el DS 7: supone detalles estéticos exclusivos, como las llantas Beijing de 19 pulgadas, la parrilla en negro mate, los paragolpes deportivos, las insignias Performance Line y un tapizado interior lleno de Alcántara. Me cuelo en su interior y, para ser sinceros, a estas alturas de la película, acomodarme en sus asientos con formas tridimensionales y gran sujeción lateral ya no es ninguna sorpresa. Tampoco la caótica ubicación de botones y mandos. Nada aquí dentro es convencional y eso me gusta. La calidad, a pesar de tratarse de una versión de acceso, es muy alta y el punto tecnológico lo aportan las dos enormes pantallas de la instrumentación y el salpicadero.

Me pongo en marcha. El motor de tres cilindros ronronea bajo el capó y se muestra bastante voluntarioso a pesar de tener que lidiar con casi 1.500 kilos de peso. Para que no se fatigue a las primeras de cambio, cuenta con la inestimable ayuda de una caja de cambios automática de ocho velocidades. De reacciones modestas y prestaciones a un nivel correcto, este DS 7 de 130 CV te gustará si no le intentas buscar las cosquillas en todo momento. Gusta de ritmos tranquilos y de hacer las cosas con calma. Si vas a viajar por zonas de montaña y con el coche cargado, te va a merecer la pena dar el salto el paso al escalón superior, pero si no es tu caso, el funcionamiento de este bloque te va a convencer. Sobre todo porque va apoyado en un esquema de suspensiones que casan perfectamente con el carácter de este bloque: son suaves, consiguen un gran confort de marcha y absorben cualquier irregularidad de la carretera.

Si aumentas el ritmo te darás cuenta de que la carrocería oscila más de lo deseable, la dirección tampoco va a acompañar tus repentinos ímpetus y el consumo se va a disparar. Así que, sí, tres cilindros bastan para este DS7, siempre que tu carácter sea tan tranquilo como sus tres cilindros.

Mi opinión

Deja las carreras para la consola: este DS 7 Crossback con motor de tres cilindros y 130 CV es para tomarse las cosas con calma y disfrutar del paisaje, no de las curvas de la carretera. Si buscas emociones más intensas, los 300 CV de la versión E-Tense satisfarán tu hambre de sensaciones.

Conclusión

Lo mejor

El motor no es muy explosivo y la dirección es mejorable.

Lo peor

Asientos grandes y bien mullidos en ambas filas, y unas suspensiones que cuidan de ti para soportar largos viajes sin problemas.

Más:

SUV
  • Tipo de Motor

    Normal

  • Cilindrada

    1.499 cc

  • Par motor

    300 Nm /1.750 rpm

  • Potencia

    130 cv /3.750 rpm

  • Cambio

    Manual

  • Tracción

    Delantera

  • Capacidad maletero

    1.752 L

  • Aceleración 0-100

    10,8 s

  • Velocidad máxima

    195 km/h

  • Consumo oficial

    4,6/3,8/4,1 l/100km

  • Precio

    35.650

  • Garantía

    2 Años

  • Tipo de combustible

    -

Ver otros acabados de DS 7 Crossback Todo sobre DS 7 Crossback

Y además