Skip to main content

Prueba

Prueba Citroën Berlingo 1.5 BlueHDI 130 CV: práctico ante todo

Prueba Citroën Berlingo 1.5 BlueHDI 130 CV
Nota

8

Si tienes familia numerosa, échale un buen vistazo.

Sé que la primera impresión que te causará este Citroën Berlingo 1.5 BlueHDI 130 CV de nuestra prueba es de cierta aversión a sus formas de furgoneta pequeña de reparto. Olvídate de prejuicios y dale una oportunidad, porque tiene un montón de argumentos que te pueden cuadrar.

No te pierdas: Todos los coches nuevos de 2019, lanzamientos y novedades

Sobre todo si tienes familia... echa un vistazo a su interior: amplio, luminoso, con asientos individuales en todas las plazas (hasta siete por un extra de 550 euros) e incluso abatibles. Todo esto te permitirá no solo llevar a toda tu prole, sino que también podrás cargar un montón de cosas, incluso de hasta tres metros de longitud. ¿A que ya te está gustando más? 

Vídeo: Nuevo Citroën Berlingo 2018 con paquete XTR:

Prueba Citroën Berlingo 1.5 BlueHDI 130 CV

Pues su motor turbodiésel BlueHDi de 130 CV también te agradará. Sí, aunque sea diésel. Puede que los nuevos impuestos a este carburante hayan incrementado algo su precio, pero con un consumo medio que ronda los 5,0 litros cada 100 km... ¿eso te va a importar?

Otro punto a favor de este motor es su respuesta. Con unos bajos que te permitirán circular habitualmente en marchas largas y no trabajar mucho con su cambio manual de seis velocidades que, por otra parte, es muy agradable de accionar, a pesar de sus evidentes holguras. Continuando con esta mecánica tetracilíndrica de 1.500 cc del Citroën Berlingo, resulta ideal para mover este vehículo con agilidad, incluso a plena carga y en condiciones difíciles, como al afrontar una rampa prolongada en carretera.

Y, además, con todo el pasaje tan a gusto gracias a su confortable suspensión y a sus grandes ventanales, que dejan pasar al interior una luminosidad de lo más agradable.

Eso sí, el tamaño de esta versión XL (4,75 m) condiciona bastante su dinámica y, aunque está lejos de aquellos pronunciados balanceos en curvas que caracterizaban a modelos anteriores de la marca, en zonas reviradas deberás reducir el ritmo para no acabar con esa increíble sensación de bienestar general. 

El Berlingo se siente preciso y transmite sensación de seguridad, incluidos unos frenos que responden con potencia. Todo suena muy bien. ¿Todo? No, los plásticos del interior tienen un tacto y aspecto algo rústico y los asientos deberían tener algo más de tamaño y quizá un mullido más firme. Aunque son pequeñeces que compensa con creces con un amplio abanico de sistemas de seguridad. Su precio puede parecer alto, pero, tranquilo, con descuentos te plantearás tenerlo en el garaje.

Opinión

Puede que su estética te eche para atrás, pero el espacio a bordo y la practicidad que te ofrece para el día a día te volverá a echar para adelante... Además, te sorprenderá su facilidad de conducción y lo cómodo que es.

Conclusión

Lo mejor

Espacio, siete plazas, maletero, consumos, respuesta motor

Lo peor

Estética, materiales interior, asientos de tamaño pequeño

Lecturas recomendadas

Y además