Skip to main content

Prueba

Motor

Prueba Audi A1 Citycarver 1.0 116 CV, un SUV en la ciudad

Nota

7

En este test te contamos de lo que es capaz el nuevo Audi A1 Citycarver 

Las nuevas tribus urbanas nunca se han identificado con los todoterreno XL robustos y angulosos. Pero hay aspectos de los todoterreno que les gustan: la sensación de seguridad que aportan, la posición elevada del asiento, la moda, la apariencia… En román paladino: estilo. En consecuencia, el nuevo Audi A1 Citycarver está justificado. ¿4x4? Para nada. ¿Puede subir cerros? Ni por asomo. ¿Al menos buena capacidad de carga? Jaja...

Los rivales del Audi A1 Citycarver

Pero no importa. Porque el A1 Citycarver aterriza en esta liga de SUV estilosos y modernos con muchas virtudes. Queda una cuestión por aclarar: ¿es capaz el pequeño Audi de hacer algo también? Nuestra primera prueba es lo que intenta demostrar. Pero lo primero es encontrarle un acomodo en el mercado: ¿dónde se ubica en comparación directa con los SUV pequeños ya consolidados como VW T-Cross o Hyundai Kona? Encuadramos a este miniSUV en un segmento con cinco competidores (véase tabla en la página 30), y confrontamos datos objetivos, como kilometraje, comportamiento de frenada, costes y dimensiones. También analizamos aspectos subjetivos. ¿Qué pasa con la imagen de la marca, por ejemplo? ¿es coherente el diseño? ¿es divertido conducir? Estos son los resultados.

Prueba Audi A1 Citycarver

SUV, pequeño... y premium

Audi es un marca premium y, por tanto, más cara, y ello tiene su reflejo también en el modelo más pequeño. Es una pena que SUV urbano no pueda usar la nomenclatura Q de SUV de Audi, de modo que a ojos de los más fanáticos de los coches, el Citycarver aparece como una versión especial del A1 Sportback. Lo que le ayuda a ganar puntos en términos de prestigio es que Audi no tiene competencia directa en la liga más pequeña. BMW, Mini y Mercedes no están involucrados en el segmento de los cuatro metros. Y en comparación con DS, Ford y compañía, Audi tiene claramente más atractivo. Oculta con éxito el hecho de que el Citycarver está emparentado con el VW T-Cross y, por lo tanto, está muy vinculado con el VW Polo y el Seat Ibiza.

Así cambia su diseño con un A1 Sportback

En cierto modo tiene un aspecto diferenciador, pero el Citycarver sólo rompe sus semejanzas con el A1 Sportback por contar una mayor distancia libre al suelo. A ello suma líneas más poderosas y deportivas, y muchos pequeños detalles: protección plástica de los bajos, spoiler de techo contorneado tomado del acabado S-Line, pasos de rueda reforzados… Sea como fuere, todos estos detalles parecen más accesorios adaptados. La llamativa parrilla de nido de abeja lo distingue de la multitud, pero en las distancias cortas el frontal no se ve tan premium como en el resto. Incluso puede obtener luz ambiental: en realidad tiene un carácter de salón de clase alta. Los intermitentes LED con función de luz dinámica nos parecen genial: es un capricho raro en este tipo de segmento. Advertencia: ambos son opcionales.

Diversión con baja cilindrada

La unidad de pruebas montaba el motor tricilíndrico 1.0 de 116 CV, lo que se traduce en una velocidad máxima de casi 200 km /h y una aceleración 0-100 km/h en menos de 10 segundos. Un DS3 Crossback 130 es significativamente más potente, pero también es más de 100 kg más pesado, y no es más rápido. La caja de cambios de seis velocidades del Audi debería ser más suave, mientras que el motor turbo gasolina debería sentirse desde los primeros compases. Si deseas salir rápidamente en un semáforo, hay que levantar el pie del embrague con suavidad también. Esto último es molesto y el ruido que genera no es agradable al oído. 

Prueba Audi A1 Citycarver

Asi se mueve su motor 1.0 TSI

El motor de tres cilindros también debería entregar la potencia también más suavemente al acelerar, y al tiempo que se aumenta la velocidad, también lo hacen la rumorosidad. Por el contrario, el A1 te pone de buen humor con el ajuste de su chasis, pues frena muy bien, y la dirección es precisa y transmite todo lo que ocurre en las ruedas. A pesar de la altura de la carrocería, las curvas no se le atragantan. Sin embargo, sus neumáticos de perfil bajo (la unidad de pruebas calzaba gomas de 18 pulgadas) arruina el equilibrio de la comodidad con toda la precisión de conducción, pues cada imperfección de la vía penetra en el interior en forma de minitemblor.

Aptitud para todos los días

De hecho, en comparación con un A1 convencional, el conductor se sienta notablemente más alto (unos 5 cm). Gracias a sus ruedas de mayor tamaño, el chasis modificado y la altura del asiento mínimamente más alta, la visibilidad es mucho mayor y mejor. Sin embargo: en comparación con un miniSUV ‘auténtico’ como el Ford EcoSport (670 milímetros), al Audi le faltan unos 8 cm. Bueno: los asientos delanteros están cuidadosamente tapizados, el respaldo del asiento trasero se puede plegar de forma variable; y el maletero cubica hasta 1.090 litros.

Prueba Audi A1 Citycarver

Conectividad

El A1 viene con un paquete multimedia extraordinariamente extenso, por ejemplo, el sistema de navegación puede detectar embotellamientos en tiempo real y controlar las señales de tráfico en línea. Además cuenta con asistentes de seguridad, como el sistema activo de mantenimiento de carril o la detección de peatones lo ayudan a atravesar el tráfico de manera segura. Es una lástima que la interfaz del Virtual Cockpit, algo mate, no está a la altura de lo que se espera de la marca. Además, una gran parte del equipo está oculto en los extras de la lista de precios. Por ejemplo, si quieres utilizar el sistema MMI mediante el touchpad, por ejemplo, con mapas en 3D (dentro del sistema de navegación plus) cuesta 1.495 euros adicionales.

Costes

El motor de tricilíndrico gasolina consume 7,0 l/100 km, por lo que podría ser más económico. Sin embargo: en términos de costes operativos, el Citycarver claramente supera a la competencia. Sin embargo, el Audi es caro y cuesta al menos 23.300 euros con 116 CV. El precio de nuestra unidad asciende a alrededor de 28.000, con extras adicionales (por ejemplo, luz LED, sistema de navegación superior y paquete dinámico) puede sumar hasta 34.000. A modo de comparación: el Hyundai Kona de 120 CV es más de 5.000 euros más barato que Citycarver básico, mientras que su primo el VW T-Cross con un 1.0 TSI idéntico (115 CV) está disponible desde 20.150 euros. El estilo solo cuesta.

Conclusión

A pesar de compartir genes con el VW Polo, el Citycarver es un modelo independiente. La imagen SUV es un aliado ideal del estilo de vida. Sin embargo, a pesar haber tomado prestados muchos elementos SUV, sigue siendo un automóvil pequeño que ofrece espacio interior en consonancia. Eso sí, el A1 Citycarver es extremadamente seguro.

Conclusión

Lo mejor

Calidad de acabado, imagen diferente, tecnología a bordo

Lo peor

Cierta incomodidad por el bajo perfil de los neumáticos

Más:

SUV
  • Tipo de Motor

    Normal

  • Cilindrada

    999 cc

  • Par motor

    200 Nm /2.000 rpm

  • Potencia

    116 cv /5.500 rpm

  • Cambio

    Manual

  • Tracción

    Delantera

  • Capacidad maletero

    1.090 L

  • Aceleración 0-100

    9,9 s

  • Velocidad máxima

    198 km/h

  • Consumo oficial

    6.1 l/100km

  • Precio

    25.370

  • Garantía

    3 años

  • Tipo de combustible

    -

Ver otros acabados de Audi A1 Todo sobre Audi A1

Y además