Patrocinado por:

Práctico

Inundaciones: protección frente a riesgos extraordinarios

Inundaciones: protección frente a riesgos extraordinarios

Ricardo G. Rubio

02/09/2013 - 11:38

Si tu vehículo sufre daños causados por el agua de una inundación, no estás necesariamente cubierto por tu póliza. Descubre en qué casos quedas protegido y cómo y dónde reclamar. Subraya este nombre en rojo: Consorcio de Compensación de Seguros

Se ha pasado casi del verano al invierno, meteorológicamente hablando. Repentinamente, han llegado las lluvias fuertes y las tormentas propias del otoño y, en algunas zonas costeras, la temible gota fría y sus devastadoras consecuencias, en forma de riada e inundación (por ejemplo,

En este contexto, sorpresivo e inevitable, hay una incertidumbre que puede afectar a tu vehículo (aunque esté aparcado en un garaje) y de la que solo puedes protegerte con una valiosa arma: la información. Todo está claramente determinado por el Reglamento del Seguro de Riesgos Extraordinarios.

Si tu coche sufre perjuicios por un flujo de agua incontrolada provocado por una catástrofe natural, solo estás cubierto si tu póliza incluye algún daño propio, aunque sea un seguro a terceros con cobertura de lunas (u cualquier otra cláusula). Si no hay ningún elemento de tu vehículo que esté contemplado en las condiciones (en el servicio que abonas) y solo pagas el seguro mínimo obligatorio, olvídate de ver un euro.

Además, hay otros supuestos en los que una catástrofe natural que derive en una inundación extraordinaria provocada por el desborde de un cauce no artificial no es suficiente para que estés cubierto y recibas el dinero que te corresponde:

  • Si la inundación se produce como consecuencia de la caída de agua recogida en una azotea, un pozo o un patio de tu propiedad. Al contrario, tiene que ser un cauce natural desbordado, no una acumulación artificial de tu propiedad.
  • Ocurre exactamente lo mismo si el flujo de agua llega de una lluvia caída directamente sobre el vehículo, sin corriente de agua por el suelo de por medio.
  • Un tercer caso que te deja sin dinero es un flujo acuático que proviene de la rotura o avería de alcantarillas u otras obras construidas por el hombre que contengan un caudal de agua.

¿Quién te paga los daños sufridos por el agua de la inundación?

Es decir, la inundación del terreno donde estaba tu vehículo dañado debe haber ocurrido por el desbordamiento de cauces naturales de cualquier río, lago u otro accidente geográfico, incluido el oleaje del mar en la costa, con independencia de que el coche estuviese aparcado en la calle o en un garaje en la superficie o subterráneo.

En cuanto te ocurra un infortunio de estas características, sigue los siguientes pasos:

  • Antes de nada, acude a tu seguro. Las casas aseguradoras no tienen la obligación legal de cubrir inundaciones extraordinarias, pero, en ocasiones, lo hacen cuando el caso es muy significativo y afecta a muchos de sus clientes.
  • La clave es el Consorcio de Compensación de Seguros. Este ente, público y perteneciente al Ministerio de Economía y Hacienda, será el encargado de pagarte exactamente la misma cuantía que la establecida en la póliza de seguros para riesgos ordinarios. El Consorcio te cubre como lo haría tu seguro en una situación corriente. Pero ha de darse la condición siguiente: el seguro ha de estar en vigor y con el último recibo pagado. En el resguardo, tiene que aparecer la prima de recargo al Consorcio, que para los vehículos, es una cantidad fija de 3,5 euros al año.

¿Cómo reclamar los daños sufridos?

Como más vale prevenir que curar, lo mejor es hablar con el seguro e informarte a conciencia de qué tienes cubierto o qué no con tu póliza; por ejemplo, el granizo suele ser un tema conflictivo y tras una tormenta inesperada, puede que sea demasiado tarde.

Pero si el daño ya se ha producido y estás cubierto por el Consorcio, hay unos pasos claros:

  • Como tomador, asegurado, beneficiario o representantedel coche afectado, tienes exactamente siete días hábiles de plazo para personarte en la Delegación Regional del Consorcio (cuyas sedes están recogidas en www.consorseguros.com), o llamar al teléfono 902 222 665, solamente en horario laboral de lunes a viernes de 9.00 a 18.00 horas.
  • Tanto si decides hacerlo telemáticamente por Internet, como acudiendo personalmente, descarga el documento PDF de la Hoja de Comunicación de Siniestro, de tal manera que quede constancia exacta de los hechos y la persona responsable proceda a tramitar la gestión y ordenar el pago.
  • Si prefieres ir a la Delegación Regional del Consorcio correspondiente, de manera presencial, ten en cuenta que has de acudir a la oficina correspondiente al lugar donde se ha dañado el coche, no la de tu domicilio o el registrado para tu vehículo.
  • Por último, no olvides visitar una oficina de tu seguro, para que puedan darte alguna orientación adicional en lo relativo a tu caso particular o en lo relativo al papeleo con el Consorcio y, llegado al caso, con las dudas que tengas al rellenar la Hoja de Comunicación de Datos; ellos son los más experimentados con este tipo de gestiones.

Los papeles necesarios

La documentación que has de presentar por los cauces oficiales en el Consorcio de Compensación de Seguros, tras visitar una oficina de la casa aseguradora, es exactamente la siguiente:

  • Hoja de Comunicación de Siniestro, descargada directamente de la web oficial del Consorcio de Compensación de Seguros, en formato PDF, que puede imprimirse para rellenar a mano.
  • Fotocopia de tu DNI.
  • Fotocopia de las Condiciones Generales y particulares de tu póliza, así como de sus apéndices y sus suplementos.
  • Fotocopia del recibo de pago de la prima vigente en el momento del siniestro, donde se especifique el recargo de primas abonadas al Consorcio (3,5 euros anuales).
  • Datos bancarios, con 20 dígitos, de la cuenta donde desees recibir el montante total de la indemnización.
  • Documentación adicional relativa a los daños, tal como un presupuesto o fotografías del suceso.

Es posible reclamar tanto en persona en la oficina correspondiente al lugar del suceso, como telemáticamente por Internet.

¡Cuidado, esto sí que te puede salir muy caro!

Granizo

¿Qué pasa cuando los daños no son producidos por una corriente de agua? Hay dos posibles escenarios: si los perjuicios ocurren por granizo, todo depende de que este riesgo esté contratado específicamente en tu póliza, ya que los seguros no lo consideran extraordinario, al ocurrir estacionalmente (no es una catástrofe natural). Si es por un desprendimiento provocado por un fenómeno de la naturaleza (por cierto, no te pierdas este vídeo en el que un coche casi es aplastado por una roca), rigen las mismas reglas que tras una inundación.

Desprendimientos

En el caso de que no puedas reclamar te vendrán muy bien ver este reportaje sobre como recuperar un coche dañado por las inundaciones.

Lecturas recomendadas

Encuentra lo que necesitas para tu coche

Todo tipo de accesorios

Piezas específicas para tu coche

Productos para su cuidado

Selecciona una categoría:

Encuéntralo

Buscador de coches