Skip to main content

Práctico

Propuesta de seguro: qué es y cuándo se aplica

Propuesta de seguro

En ocasiones, cuando no se puede firmar una póliza definitiva, esta es la solución que ofrecen las aseguradoras.

Te contamos todo lo que necesitas saber sobre la propuesta de seguro. En el momento de contratar una póliza, lo normal es nos la aseguradora, con los datos del vehículo, conductor, tomador... te informe de las coberturas y el precio; si te encaja, lo contratas.

No te pierdas: Tipos de seguro de coche: estos son los que existen

Pero, a veces, no queda más remedio que recurrir a soluciones de urgencia, porque necesitas un seguro de inmediato, y no se pueden cumplir todos los requisitos que la aseguradora exige para contratar el seguro. Y es en estos casos que se emplea la propuesta de seguro.

¿Qué es una propuesta de seguro?

Los siguientes ejemplos muestran cuándo entra en acción la propuesta de seguro:

  • Imagina que quieres comprar un coche de segunda mano un sábado por la tarde, y el seguro a contratar es un todo riesgo. En tal caso, la aseguradora necesita peritar el automóvil, porque debe comprobar si tiene golpes, si tiene alguna luna rota... Pero un sábado por la tarde es más que probable que no haya disponible un perito. En este caso, se hace una propuesta de seguro.
  • Imagina que un agente de seguros es quién vende el seguro. Los agentes no pueden hacer algunos seguros porque no tienen facultad para peritar. Este es otro caso en que se hace una propuesta de seguro.
  • Supón que tienes un coche con algunos años, y haces el contrato del seguro con una correduría. Esta no sabe, a ciencia cierta, si tu vehículo está o no excluido en la compañía de seguros. En este caso, se hace una propuesta de seguro.

Características de la propuesta de seguro

Por lo tanto, son muchas las ocasiones en las cuales se hace uso de la propuesta de seguro. Para hacernos a la idea, seria como un seguro provisional, y tiene dos características fundamentales:

  1. La propuesta de seguro es válida solo para unos días.
  2. En la mayoría de los casos, solo tiene una cobertura, la de Responsabilidad Civil Obligatoria.

La propuesta de seguro lo que realmente hace es facilitar un seguro mínimo para poder circular, es decir, que no te sancione la Guardia Civil o Policía si te para, y cubrir los daños a terceras personas si tuvieras un siniestro.

No te pierdas: ¿Son iguales las pólizas de seguro para un eléctrico?

Esto es en la mayoría de los casos porque hay situaciones en las que una propuesta de seguro sí puede tener otras coberturas como, por ejemplo, la asistencia en viaje, el seguro del conductor, la defensa jurídica, o la responsabilidad civil voluntaria.

E incluso, en ciertas aseguradoras, y para vehículos nuevos, pueden estar en vigor el robo, lunas, incendio, y daños de su vehículo.

No te fíes; mira con detenimiento la propuesta de seguro que has firmado, para saber a qué tienes derecho. Puede que tu intención era tener un seguro a todo riesgo, y en la propuesta no tengas derecho a:

  • Robo.
  • Lunas.
  • Incendio.
  • Daños del vehículo.

Recuerda, por ley solo se exige que, como mínimo, tengas la cobertura de Responsabilidad Civil Obligatoria.

¿Qué debe tener una propuesta de seguro para ser válida?

Una proposición del seguro de suscripción obligatoria debe de contener, como mínimo, las siguientes indicaciones:

  • Las de identificación del propietario del vehículo, del conductor habitual, del tomador del seguro y del domicilio a efectos de notificaciones. Si el tomador no fuese el propietario del coche, habrá de indicarse el concepto en que contrata.
  • Las de identificación del coche, marca, modelo, características del mismo y matrícula o signo distintivo análogo.
  • Las garantías que han sido solicitadas como las ofrecidas, que en ningún caso podrán ser inferiores a las del seguro de suscripción obligatoria.
  • La identificación clara y destacando que se trata de una proposición de seguro.
  • El período de cobertura mínimo, con indicación del día y hora de su cómputo inicial.
  • Atención, si no se cumples estos requisitos, la propuesta no es válida, y si tuviera un siniestro en esos días, podría tener problemas.

No te pierdas: ¿Quién engaña en un seguro?

Ejemplo: Imagina que un agente te hizo una propuesta, pero no es válida, y mientras la aseguradora le manda o no el seguro definitivo, atropellas a un peatón, y hay que indemnizarle con 300.000 euros.

¿Qué duración tiene una propuesta de seguro?

  • Durante el plazo de 15 días, una solicitud del seguro de suscripción obligatoria, a partir del momento en que esté diligenciada por la aseguradora, o agente de esta, produce los efectos de la cobertura del riesgo. Hay que conocer que está diligenciada cuando se entregue al solicitante copia de la solicitud sellada por la entidad aseguradora o por agente de la misma.
  • El asegurador en el plazo máximo de diez días desde la solicitud de seguro podrá rechazar la misma, mediante un escrito dirigido al tomador o por cualquier medio que refleje la constancia de su recepción, dejando claro las causas, y tendrá derecho a recibir la prima que le corresponda por la cobertura de los quince días previstos en el párrafo anterior. Si pasado el plazo de diez días el asegurador no hubiera rechazado la contratación, se entenderá que la misma ha sido admitida.
  • Diligenciada la solicitud y transcurrido el plazo de diez días, el asegurador deberá remitir la póliza de seguro en un plazo de diez días.
  • La proposición del seguro de suscripción obligatoria realizada por la aseguradora o su agente, vinculará a la aseguradora por el plazo de quince días.
  • Una vez aceptada la proposición por el tomador, se entenderá perfeccionado el contrato, quedando siempre a salvo, en caso de impago de la primera prima por culpa del tomador, el derecho del asegurador a resolver el contrato a través de un escrito dirigido al tomador por correo certificado con acuse de recibo o por otro medio valido en derecho, o exigir el pago de la prima. Aceptada la proposición por el tomador, el asegurador deberá entregar la póliza de seguro en el plazo de diez días.

Las aseguradoras lo prefieren

Existen compañías que prefieren hacer antes una propuesta provisional como paso previo al seguro definitivo. ¿Por qué? Para evitar la picaresca. Por ejemplo, supón que le compras un coche a un amigo, pero tiene algunos roces en el parachoques. Solución: llama a la aseguradora por teléfono para que le haga el seguro a todo riesgo, y así poder dar un parte pasados unos días y  tener cubierto los roces.

Solución de las aseguradoras: te hacen una propuesta de seguro y hasta que no te periten el vehículo, no te hacen el seguro definitivo.

Conclusiones

Intenta evitar una propuesta de seguro, porque puede tener coberturas que crees tener contratadas y la propuesta no te cubre. Si no te queda más remedio, haz la propuesta, pero asegúrate de que todos los requisitos se cumplen, y así mismo, agilice los trámites para que tu aseguradora te entregue, lo antes posible, el seguro definitivo.

 

Y además