Skip to main content

Práctico

Motor

Si estoy ingresado, ¿quién se ocupa de mi mascota?

perro coche

Nuestros amigos de 'Tráfico Ayuda' responden.

Si sufres un accidente de tráfico, y te tienen que trasladar a un hospital o ingresar, ¿te has planteado quién debe ocuparse de tu mascota? Dada la población de animales existente (sólo en España hay alrededor de 5,5 millones de perros y 4 millones de gatos), es evidente que este colectivo -especialmente vulnerable a los impactos que pueda recibir el vehículo- merecía más atención. 

Máxime cuando su falta de cuidado en momentos de crisis repercute negativamente en la tranquilidad de los humanos implicados en cualquier siniestro. Mucho antes de la reciente entrada en vigor de la 'Ley del bienestar animal' (17/2021 del 15 de diciembre), que pasa a considerarlos "seres sintientes", muchos exigían una reforma del Código Civil para acabar con la indefensión de nuestras mascotas. 

VIDEO

CRASH TEST ANIMALES

Por ejemplo, ante estas situaciones. Pedían equipos multidisciplinares para que también ellas fueran atendidas, y supervisadas por veterinarios hasta que sus dueños o los familiares de estos se hicieran cargo. De hecho, en nuestro país no existe un protocolo ni una normativa que indique qué hacer con un animal en estos casos. 

Por lo que ante cualquier percance de circulación es fácil que se queden solos o atrapados en sus transportines... y expuestos a perderse debido a su desorientación o a ser atropellados. Pues bien: todo el que posea un animal (sobre todo, si es un perro) debe contratar un seguro de responsabilidad civil para él. 

Y si además suele viajar contigo en el coche, es recomendable que consultes a tu aseguradora sobre la cobertura que ofrece tu póliza, ya que aunque algunas cubren el veterinarios y la indemnización por accidente o por defunción, estas hasta ahora no consideraban a los animales como “ocupantes” del vehículo.

No obstante, lo mejor es contratar un seguro específico para tu mascota que cubra responsabilidad civil, defensa jurídica, asistencia veterinaria por accidente, indemnización por robo y cualquier otro daño que pueda sufrir, y que se especifique en ella detalladamente, que cubre la recogida del animal en caso de accidente de tráfico.

Si tu póliza no ofrece tales coberturas y sufres un siniestro, siempre que tu estado físico lo permita, llama a la Guardia Civil, al Seprona, o al 062 de emergencias para que el animal sea recogido si eres trasladado a un hospital. Otra opción es avisar a alguna protectora de animales. ¿Y si alguien sufre un accidente de tráfico y las autoridades no se ocupan de atender y recoger a las mascotas implicadas?

Se debería denunciar a la administración competente (Ayuntamiento o Comunidad Autónoma) por no tener disponible un servicio que actúe en estos casos. Sin embargo, no es habitual que se interpongan denuncias, aunque no estarían de más para que las administraciones reaccionen y tomen las medidas  para solucionar la actual falta de atención de los animales involucrados en un accidente de tráfico. 

Con todo y con eso, además de lo expuesto aquí, por su propio bien y por el de todos, conviene que recuerdes que que los animales deben ir siempre perfectamente documentados e identificados, con cartilla sanitaria, placa censal, chip identificativo, seguro de responsabilidad civil y licencia administrativa -si así fuera necesario-. Fuente: Tráfico Ayuda.

Y además