Skip to main content

Práctico

Drifting: los cinco consejos para hacerlo como un maestro

Drifting

La práctica lleva a la perfección.

A todos los nos gustaría saber driftar pero, aunque no se trate de una disciplina en la que se busque ir lo más rápido posible, lo cierto es que ligeramente complicado hacerlo, o al menos hacerlo bien. Tiene una técnica que hay saber dominar y ello lleva un tiempo, pero hay ciertos aspectos que debes tener en cuenta si quieres que te sea más sencillo. Estos cinco consejos te ayudarán a hacer drifting como un maestro (o al menos te pondrá el camino hasta llegar a ello más fácil).

VÍDEO: Ojo a este Hyundai iMax N, drift con seis pasajeros a bordo

Elige bien el coche

Es algo importante en prácticamente cualquier situación, desde ir a competir hasta elegir el vehículo con el que te vas a mover en tu día a día, pero a la hora derrapar, por lo peculiar de la disciplina, es todavía más clave si cabe.

Lo primero es que la opción óptima es un tracción trasera, siendo un 4x4 la alternativa media y un tracción delantera el menos recomendable. Dado que son las ruedas traseras las que van a  hacer prácticamente todo el trabajo, tener un mayor control sobre ellas siempre va a ser beneficioso.

Los 5 mejores coches para aprender a hacer driftng

Los neumáticos usados son tus amigos

Es justo lo contrario a lo que te diremos en prácticamente la totalidad del resto de ocasiones en las que te pondrás al volante: si vas a hacer drift, lo mejor es que los neumáticos no estén nuevos. Necesitas que el coche tenga menos agarre de lo habitual para que las ruedas se “deslicen” sobre el asfalto, así que te beneficia que tengan menos dibujo. Esto te ayudará a iniciar el derrape con una mayor facilidad. Además, cuando termines la sesión, posiblemente estén destrozados, así que menos dolor de bolsillo si ya tenían algo de trote encima.

Mejor un cambio manual

Al contar con embrague y poder seleccionar en qué marcha quieres ir, tendrás un control mucho mayor sobre el motor, la potencia que necesitas en cada momento y el ángulo que más te conviene mientras realizas el derrape. Eso sí, no significa que no se pueda hacer drift con un automático.

Conceptos básicos

El derrape tiene ciertas bases básicas que debes tener en cuenta. La primera es que lo que quieres es que la mayoría del peso se encuentre en el eje delantero, dejando así que el trasero sea más ligero y de esa manera le cueste menos perder tracción y empezar a patinar sobre el suelo. Para conseguir la transferencia de pesos es necesario frenar con cierta fuerza, por lo que, además, tienes que encarar la curva con una velocidad al menos cercana a los 50 km/h ya que si vas más despacio el coche no tendrá inercia para hacer el derrape.

Una vez frenado hay que girar el volante y, a la vez, dar gas. Si das poco el coche subvirará y harás un recto, si das demasiado podrías acabar haciendo un trompo.

Tipos de drift

Puede que algunos tengan la concepción de que derrapar es simplemente derrapar, pero lo cierto es que hay varias técnicas que deberías conocer. La más habitual es la que hemos comentado en el punto anterior, pero también existe una variante en la que se pisa el pedal del embrague a fondo repetidas veces para que el coche no termine de coger tracción y siga deslizándose y otra en la que se tira directamente de freno de mano, combinado con el embrague, para desestabilizar la zaga y comenzar el derrape.

¿Quieres saber cuál es tu coche ideal?

Y además