Skip to main content

Práctico

Cómo quitar hielo del cristal del coche

Cómo quitar hielo del cristal del coche

Te lo contamos todo para elimines todo rastro posible de las heladas sobre tu vehículo.

No te pierdas: Vídeo: consejos antes de coger el coche en invierno

Con las heladas y el frío llegados de la mano de enero, muchos son los que se preguntan cómo quitar hielo del cristal del coche. Y es que levantarse por la mañana, ir a coger el coche, y encontrárselo lleno de escarcha y hielo es un incordio, pero, sobre todo, es un problema de seguridad vial, ya que supone conducir con baja visibilidad; y es que un parabrisas helado no permite a su conductor ver bien.

Por ello, si tu coche no tiene parabrisas térmico (como, por ejemplo, el Ford Galaxy), es normal que te estés preguntando cómo se debe quitar el hielo del coche. Te explicamos la mejor manera de eliminar todo rastro del invierno de tu parabrisas, y poder salir lo antes posible a desempeñar tus quehaceres diarios.

Cómo quitar hielo del cristal del coche

Hay múltiples formas de eliminar el hielo del parabrisas del coche; te contamos las principales:

  • El método más efectivo para quitar el hielo del parabrisas del coche es con una rasqueta de plástico (el mejor material para esto) y anticongelante. Echa este último, y después emplea la rasqueta rascando desde los bordes hacia dentro. No dudes en llevar estos dos elementos en el maletero del coche.
  • Con una tarjeta de plástico podrás rascar y quitar el hielo del cristal del coche. Evita usar una tarjeta de crédito (podrías estropearla), y elige otras tarjetas (por ejemplo, un carné que no uses mucho). Esta técnica para eliminar el hielo del parabrisas es solo útil si la capa de hielo no es muy gruesa.
  • Con el calor de la luneta térmica y la calefacción. Este método para borrar el hielo del parabrisas es algo más lento, ya que tendrás que esperar a que el coche entre en calor y el aire salga caliente. Además, no es muy ecológico. Para aplicar esta técnica de acabar con el hielo del cristal del coche, tendrás que dirigir la calefacción hacia el parabrisas; con el incremento de la temperatura, el hielo de irá derritiendo. Si estás en un lugar cerrado, olvídate de hacer esto.
  • Si la capa de hielo no es muy gruesa, podrás eliminar hielo del cristal del coche con alcohol, ya que este tiene un punto de congelación por debajo del agua. 

Y no te olvides de cambiar el agua y el jabón del depósito del limpiaparabrisas por un buen anticongelante; evitarás que este dispositivo se congele y deje de funcionar. Y, ojo: para quitar hielo del parabrisas del coche nunca recurras a la típica botellita de agua, porque se congelará al caer en la luna y si está caliente puede romperla.

Otros puntos a tener en cuenta si tu coche tiene hielo

Además de preocuparte por el parabrisas, es bueno que revises el estado de determinados componentes. Son vitales y especialmente sensibles a los resfriados: 

1. Batería: desenchufa los cables con las manos secas (no toques nunca los dos bornes a la vez), lija las conexiones allí donde haya óxido y protégelas con grasa especial o vaselina.

 

2. Circuito de refrigeración: con el fin de que no se deforme ni reviente por el frío, revisa el nivel de anticongelante y sustitúyelo como máximo cada dos temporadas.

3. Cristales: cúbrelos sin rayarlos con plásticos o cartones. Si tienes dudas, echa un vistazo a este práctico para ver cómo proteger a tu coche del frío.

 

4. Lavaparabrisas: comprueba que los eyectores no están obstruidos y que funciona la bomba que los hace funcionar. Si en vez de un líquido específico echas agua en el depósito, no olvides añadir un poco de anticongelante. Con el parabrisas limpio verás mucho mejor.

5. Gomas de las puertas: hay productos que potencian su estanqueidad y evitan que las puertas se peguen por culpa de las heladas.

 

6. Rejillas y desagües: asegúrate de que están despejados para que hagan su función.

No te pierdas nuestro Especial Invierno con todo lo que debes saber antes de coger el coche.

Y además

Más de Consejos de conducción en invierno