Skip to main content

Patrocinado por:

Práctico

Sillas i-Size: el último test de choque demuestra que son las más seguras del mercado

Comprar un silla i-Size: tres consejos fundamentales

A las sillas i-Size se les exige resultados más duros que al resto, aun así todas han superado la prueba ¡y con nota!

El RACE acaba de publicar su segundo Informe de Sistemas de Retención Infantiles (SRI) 2017. En esta ocasión se han sometido a pruebas de choque a un total de 17 sillas infantiles (todas a la venta en España), de las que solo dos han quedado por debajo de los mínimos de seguridad exigidos.

Quizá te interese: sillas para llevar a tu hijo a contramarcha hasta los cuatro años (o más)

De esta nueva tanda de pruebas se derivan varias conclusiones, aunque la más importante es la que asegura que las sillas i-Size son las más seguras del mercado.

A día de hoy, en las tiendas conviven las sillas homologadas bajo la norma ECE R44 y las que reciben la homologación R29 (nombre oficial de la i-Size). Esto que para algunos padres puede parecer lioso es, en realidad, una iniciativa europea que llega para facilitar la elección de la silla, su instalación en el coche y, sobre todo para aumentar la seguridad de los más pequeños. En este enlace te explicamos la diferencia entre ambas normativas.

Cinco sillas i-Size analizadas, cinco resultados satisfactorios

De las 17 sillitas infantiles analizadas en esta segunda tanda por los clubes europeos, cinco están homologadas como i-Size. Supone esto que ajustan su tallaje a la altura del niño (y no a su edad y/o peso) y, lo que es más importante, que pueden viajar a contramarcha durante más tiempo.

Las sillas i-Size testadas han sido sometidas a pruebas de choque frontal, de ergonomía y uso y al análisis de sustancias tóxicas como el restos de SRI; pero, además, la norma europea obliga a que demuestren su fiabilidad en caso de impacto lateral (la norma anterior solo exige pruebas frontales).

A pesar de ser más duras, todas las sillas i-size analizadas han conseguido el resultado 'Satisfactorio' (algo así como un notable). Estos son los modelos que el RACE ha estrellado esta vez:

  • Cybex Aton M i-Size (con y sin base)
  • GB Vaya i-Size
  • Nuna Revi Plus i-Size
  • Recaro Zero 1 Límite

¿Por qué las sillas i-Size son más seguras?

Varias son las razones por las que las sillas i-Size son más seguras que las homologadas bajo la norma ECE R44 y así lo han demostrado los test europeos:

- Los niños disponen de una mayor protección de cabeza y cuello 

Al abrazar al niño en base a su estatura y no a su peso, las sillas i-Size ofrecen más seguridad en caso de impacto frontal. Esta ventaja se beneficia cuando el choque es lateral, un parámetro que con la norma ECE R44 ni siquiera se tenía en cuenta.

- Los bebés y los niños pequeños hasta los 15 meses han de ir obligatoriamente de espaldas a la marcha

Las sillas de auto colocadas a contramarcha ofrecen la máxima protección a bebés y niños pequeños, ya que distribuyen mejor la fuerza del impacto en caso de colisión frontal. 

Antes de julio del 2013, los bebés podían viajar en una silla de auto de cara a la marcha aproximadamente a partir de los 9 o 12 meses, pero los estudios demostraron que a esa edad su cuerpo (especialmente el cuello) no está preparado para resistir un impacto. Con la nueva normativa, es obligatorio que los niños viajen en posición de espaldas a la marcha hasta, como mínimo, los 15 meses.  

- Son más fáciles de instalar 

Es más difícil instalar una silla de auto i-Size de forma incorrecta, ya que no depende de pasar el cinturón de seguridad del vehículo por las guías de la carcasa de la silla. Las sillas i-Size simplemente se acoplan a los puntos de anclaje ISOFIX de tu vehículo con un solo click, y se adaptan a casi todos los vehículos con ISOFIX. 

Tres consejos a la hora de comprar una silla i-Size

1. Fíjate en la talla

La primera gran diferencia entre la norma ECE R44 y la R29 (o i-Size) es que mientras la primera clasifica a los SRI por edad y peso (surgen así el Grupo 0-0+, el Grupo 1 y el Grupo 2/3), la segunda lo hace en base a la talla.

Responde este cambio a una petición de los expertos que aseguraban que tomar como referencia el peso es demasiado genérico y no protege a los niños, mientras que hacerlo en base a su altura permite acoger a al menos el 95% de la población infantil. Aseguran además que el peso es una medida poco intuitiva que favorece los errores en la elección del SRI.

Si tienes dudas mira la etiqueta de homologación de la silla, ahí aparecen los centímetros.

De momento, hay en el mercado :

- sillas i-Size integrales con Isofix para niños de hasta 105 cms

- sillas i-Size no integrales para niños que superan el metro. 

Las primeras son las que utilizan sistemas como el arnés de cinco puntos o el cojín para sujetar al niño y se fijan al coche con Isofix y un tercer punto de sujeción que puede ser top tether o pata de apoyo. Las segundas están homologadas para niños que no superen los 135 cms (edad legal para viajar solo con el cinturón), salvo que el fabricante especifique una altura menor.

 

2. Asegúrate que tu coche tienen asientos i-Size

Para que el asiento de un vehículo sea i-Size, también debe cumplir con una serie de requisitos: tener Isofix y top tether o el suelo reforzado en la zona donde debería ir la pata de apoyo y suficiente espacio para acoger las sillas i-Size. Estas medidas están determinadas por los patrones ISO/R2, en el caso de sillas a contramarcha, e ISO/F2x, en los dispositivos de cara a la marcha.

Tanto el SRI como el asiento del vehículo deberán estar conveniente marcados con la etiqueta i-Size:

 

Aquellos coches con Isofix que no dispongan de asientos i-Size también podrán instalar uno de estos SRI i-Size si aparecen en la lista de vehículos homologados (como ocurre con la R44/04).

La norma contempla que en un futuro no muy lejano haya sillas i-Size que se sujeten con el cinturón de seguridad pero esta fase de implantación todavía no ha comenzado.

3. A contramarcha hasta los 15 meses

La norma i-Size obliga a que los niños viajen de espaldas a la marcha hasta los 15 meses. Hay padres que piensan que es demasiado tiempo o, incluso, creen que su hijo viajará incómodo.

Todo lo contrario. Está demostrado que viajar a contramarcha es la postura más segura para los niños (de hecho, la recomendación sería que siguiesen viajando así hasta los cuatro años). Lo de que se marean o no caben son falsos mitos.

Lecturas recomendadas