Patrocinado por:

Práctico

Cómo reducir las emisiones en ciudad

Vicente Cano

21/12/2015 - 09:34

La campaña electoral y la celebración de la COP21 han puesto cómo reducir las emisiones en ciudad en el centro del debate del automóvil. Lo mejor es que se han aunado las intenciones, pero a la hora de tratar el cómo aparecen grandes diferencias entre asociaciones, empresas e instituciones públicas. Todos los coches que circulan en Madrid emiten diariamente 240 toneladas de hidrocarburos, 10,4 toneladas de monóxido de carbono y 60 toneladas de óxido de nitrógeno.

Después de las elecciones generales 2015, a lo mejor cómo reducir las emisiones en ciudad pasa de nuevo a un segundo plano político a pesar de que durante la campaña electoral y, sobre todo, a tenor de la celebración de la COP21 en París, el problema ha ocupado un lugar prominente en el discurso de los políticos y en los informativos. Aunque, a lo mejor, esto último ha sido causado por la coincidencia de episodios de alerta roja por contaminación en Pekín y los primeros cortes al tráfico en Madrid por este motivo.

No te pierdas: "Las claves del escándalo de VW"

Sea como fuere, en las últimas semanas se han promovido jornadas, manifiestos y planes desde distintos actores y organismos, como la declaración de Madrid promovida por la Asociación Española de la Carretera y con la participación del Ayto. de Madrid en el que se comprometen a reducir las emisiones de gases de efecto invernadero contribuyendo al cumplimiento de los compromisos locales, nacionales e internacionales de mitigación del cambio climático. Lo malo es que bajo el párrafo en lo que se afirma lo de arriba hay otros que siguen al encabezado ‘y por ello recomiendan’, es decir, de compromisos tasables sobre cómo reducir las emisiones de los coches en ciudad.

También la propia Anfac ha propuesto hace unos días su propio Plan de Movilidad para reducir las emisiones contaminantes con siete medidas transversales. Sin embargo, la patronal de los fabricantes, lógicamente, solo atiende a la renovación del parque como la mejor acción en este sentido. De ahí que si en las siete medidas que propone Anfac (categorización de vehículos, protocolos de actuación contra la contaminación, renovación del parque, impulso a las tecnologías alternativas, promoción del car sharing, cambio en la fiscalidad o promover el transporte colectivo de empresa) no hay ninguna que vaya encaminada a promover el mantenimiento de los vehículos que ya hay en circulación.



Además, hay un problema con las medidas que propone Anfac para reducir las emisiones de los vehículos en ciudad, y es que con el plan de los fabricantes basado en la renovación, los beneficios en la calidad del aire no centrarían en las grandes aglomeraciones urbanas. Y, según los datos de contaminación del aire de la NASA (aquí, puedes ver la contaminación de Madrid en la troposfera y aquí la de Barcelona), en el periodo 2005-2015, las emisiones contaminantes se han reducido un 45% de media en España, pero esta bajada apenas se ha notado en las grandes urbes.

Los datos del satélite Aura, que monitorizan todo el planeta, pero que llevan los últimos 10 años siguiendo muy especialmente la calidad del aire en la troposfera de 195 ciudades no dejan lugar a dudas, especialmente, en lo que al insalubre NO2 se refiere. Puede que la crisis haya salvado parcialmente nuestra salud, pero las ciudades son los grandes focos de contaminación, especialmente, en el caso de países como España con un tejido industrial con una aportación bastante reducida al global de las emisiones.


¿Cuánto emiten todos los coches de Madrid?

Todos los coches que circulan en Madrid emiten diariamente 240 toneladas de hidrocarburos, 10,4 toneladas de monóxido de carbono y 60 toneladas de óxido de nitrógeno. No son datos que me haya inventado yo, o el fruto de una cuenta estadística basada en las emisiones homologadas en su día para los vehículos en circulación, sino lo que de verdad emiten los coches de Madrid cada día. Tampoco es una exclusiva de AUTOBILD.ES, los datos los lleva elaborando desde hace años la empresa RS Lab.



La tecnología que ha desarrollado RS Lab permite medir las emisiones reales de los coches que pasan por un determinado punto y, tras analizar casi doscientos mil de un parque móvil madrileño que vamos a redondear en tres millones de unidades, son capaces de afinar estadísticamente casi hasta el gramo arriba gramo abajo, lo que emiten los coches por las calles de la capital. Una de las conclusiones de RS Lab tras este tiempo es que pocos, muy pocos de los coches que hay en circulación (sobre todo vehículos diésel Euro IV y Euro V, también algunos Euro VI) son responsables de hasta el 30% de las emisiones contaminantes.

Uno solo de estos ‘high emitters’ –HE-, como los denominan, puede llegar a emitir de media hasta 40 veces más que un coche nuevo de gasolina que funcione correctamente. De hecho, solo un 6,4% de los turismos, mal mantenidos, emiten el 41,2% de los hidrocarburos en el aire, el 18,5% de los NOx y el 39,3% del CO. Lo más llamativo es que la mayoría de esos coches podrían dejar de contaminar si se obligara a sus propietarios a arreglar el problema que, normalmente, es un fallo en la inyección o un problema con el catalizador. El en primer caso, la solución no costaría más de 200 euros por vehículo. Lo malo es que, según RS Lab, hay mucho que hacer para ponerle este cascabel al gato: no solo los legisladores nacionales y locales parecen poco propicios a la ¿impopularidad? De una medida así, también habría que empezar por las ITV que deberían ser las encargadas de comprobar las emisiones reales y, por ahora, carecen de la tecnología y de los protocolos necesarios.

Lecturas recomendadas

Imagen de perfil de Vicente Cano

Vicente Cano

Redactor

Ferrolano de corazón, getafense de adopción, en periodismo desde hace 20 años. "Ser feliz es querer lo que se tiene, no tener lo que se quiere"

Encuentra lo que necesitas para tu coche

Todo tipo de accesorios

Piezas específicas para tu coche

Productos para su cuidado

Selecciona una categoría:

Encuéntralo

Buscador de coches