Skip to main content

Práctico

Motor

12 averías por llevar los neumáticos en mal estado

12 averias neumaticos mal estado
Te mostramos 12 averías a las que te expones por llevar neumáticos en mal estado. La peor 'avería' por llevar las ruedas en mal estado siempre es el riesgo de accidente.

Los neumáticos en mal estado están bien en colegios. Y en escuelas infantiles. Y como columpios de jardín. Se ven alrededor del casco de algunos barcos para evitar golpes al llegar a puerto. Y cómo no, son una medida de protección muy utilizada en circuitos de carreras como parte de las protecciones del trazado en caso de salida de pista. Pero circular con ellos en malas condiciones es una trampa mortal que, encima, genera muchas averías a medio y largo plazo. Aquí tienes las 12 averías más comunes por llevar los neumáticos en mal estado.

Así es y fecha del nuevo etiquetado de neumáticos para España

Los fabricantes trabajan duro para crear unas cubiertas capaces de funcionar en seco, con lluvia, con hielo e incluso con nieve y mantener altos niveles de agarre con el mínimo desgaste y la mínima sonoridad posibles en línea recta, en curva, en aceleraciones, frenadas, baches, pendientes... Todo un compromiso entre distintas necesidades, fruto de un enorme esfuerzo en I+D.

La importancia de unos neumáticos en buen estado

Pero nadie te puede garantizar nada si sobrepasas su vida útil. Esto se produce cuando los neumáticos han perdido su dibujo en la banda de rodadura (legalmente pueden rodar hasta con un grosor mínimo de 1,6 mm, pero se aconseja el reemplazo a partir de los 2 mm), han sufrido alteraciones en su estructura externa o interna (esto último es más difícil de detectar si no es en un laboratorio) o, simplemente, si sus componentes han perdido sus propiedades por envejecimiento.

Vídeo: ¿por qué elegir un neumático All Season?:

Por ejemplo, si el coche ha rodado con los mismos neumáticos demasiados kilómetros, todo el mundo entiende que haya que sustituirlos. Pero ¿y si ha permanecido estacionado en el mismo sitio durante semanas o incluso meses? Lo más probable es que también. ¿Aunque haya sido en el mejor de los garajes? Sí. Porque aparte de las posibles deformaciones de la goma, se habrá acelerado la temida cristalización.

No sobrepases los cuatro o cinco años con los mismos neumáticos

Este fenómeno se produce cuando los componentes de un neumático pierden sus capacidades con el paso del tiempo, por desuso, por un almacenamiento o mantenimiento inadecuados, por una exposición prolongada al sol, a la lluvia o a la nieve... O, simplemente, porque su fecha de fabricación (que figura en el flanco en forma de código o número DOT y no tiene por qué coincidir con la de montaje) supera los cuatro o cinco años.

Es por eso que se recomienda no circular con las mismas cubiertas pasado ese tiempo, aunque aparentemente todo esté correctamente. ¡Y mucho menos, montar unas compradas de segunda mano o en un desguace! Es legal, pero muy peligroso, porque sin medios muy sofisticados, no es posible verificar su verdadero estado y hasta en las labores de montaje y desmontaje se podrían deteriorar todavía más. 

Y esto incidiría con el paso de los kilómetros en lo que hoy nos ocupa en este artículo: la falta de seguridad (eso, siempre que hablamos de elementos como las ruedas) y las averías asociadas directa o indirectamente a conducir con unos neumáticos en mal estado. 

Por ello, no te la juegues o las consecuencias acabarán siendo mucho más graves de lo que piensas para tu integridad, para la de los que te rodean... y, cómo no, incluso para tu bolsillo. 

12 averías por llevar los neumáticos en mal estado

1. Daños en la propia cubierta

12 averias neumaticos mal estado

La primera avería de la que te vamos a hablar aquí se da en el propio neumático cuando no se mueve. Y eso, tras el reciente temporal de frío y nieve, ha sido habitual en muchas zonas de España. Y así, una rueda en buen estado pasa inmediatamente a tener fallos y a provocar muchos otros. En la foto, por ejemplo, la banda de rodadura se pudre por humedad, hojarasca... y la falta de presión que también acusa. 

2. Sensores de presión

12 averias neumaticos mal estado

Una de las cosas que pueden fallar por unos neumáticos en mal estado son los valores de estos sensores de presión, debido a que no están calibrados para funcionar con ese tipo de anomalías (presión desigual e inconstante, vibraciones, alertas continuas en el cuadro de instrumentos...). ¡Y no te valdrán de nada ante una fuga real!

3. Paralelo y equilibrado

12 averias neumaticos mal estado

Las gomas cristalizadas, 'cuadradas' (deformadas), endurecidas... permanecen menos kilómetros con un equilibrado y un paralelo correctos. Y esto provoca un mayor y desigual desgaste, más vibraciones (hasta el punto de que se despeguen los contrapesos) y otras averías de las que ves aquí.

4. Válvulas

12 averias neumaticos mal estado

Son las grandes olvidadas dentro, a su vez, de este mundo 'oscuro y redondo' de hoy, del que tampoco se acuerdan algunos salvo cuando ya no pueden retrasar más el cambio de neumáticos. Pero si estos son muy viejos, tampoco las válvulas estarán pletóricas, ni limpias ni cerrarán bien. Si tienen fugas, ruedas y otros elementos envejecerán antes.

5. Desgaste desigual

12 averias neumaticos mal estado

Un neumático es un círculo... vicioso. Si no está en buen estado por los motivos descritos, se deformará antes. Pero esto podría también deberse a falta de mantenimiento de la propia rueda (equilibrado, paralelo) o de aquellos elementos (suspensión, dirección, frenos, llantas) que ella misma, a su vez, podría dañar. ¡Que no ocurra!, pues un desgaste desigual será causa o consecuencia de peligrosos problemas mecánicos.

6. Frenos

12 averias neumaticos mal estado

No, no es una exageración nuestra. Los neumáticos trabajan conjuntamente con los frenos cada vez que pisas el pedal. Y si los primeros están mal, se acabarán resintiendo los discos, las pastillas y las pinzas -o las zapatas, los bombines y los tambores, en los modelos que los lleven-. Y ojo: la distancia de frenado aumentará siempre. 

7. Rodamientos

12 averias neumaticos mal estado

Otro de los elementos que podría verse seriamente comprometido con unas ruedas en mal estado son aquellos que conectan la llanta con el vehículo (mira el punto 9). Muchos no saben qué son los rodamientos hasta que fallan. Y el desgaste podría dar la cara antes a causa de un neumático defectuoso (cristalizado, plano, deformado) y sus vibraciones. Además del riesgo de que se gripe (y la rueda se bloquee), se generan ruidos, temblores y la reparación no es barata.

8. Llantas

12 averias neumaticos mal estado

Del mismo modo que una llanta en mal estado podría dañar el neumático y ser el comienzo de otras desdichas mecánicas de las que te planteamos aquí, si el neumático rueda bajo de presión, vibra, no absorbe convenientemente las irregularidades del terreno o todo a la vez, la llanta podría verse también comprometida, llegar a abollarse o partirse en un resalto, bache o socavón. 

9. Bujes

12 averias neumaticos mal estado

Por los mismos motivos explicados en el punto anterior, todos los esfuerzos de ingeniería del fabricante podrían irse al traste si las condiciones físicas se modifican mucho, por un mal uso o falta de mantenimiento. Y te aseguro que conducir con un buje rajado es casi como quedarte sin ruedas...

10. Muelles y amortiguadores

12 averias neumaticos mal estado

Sí. Por si no lo has intuido ya, los neumáticos también trabajan de forma coordinada con la suspensión, que a su vez está diseñada y calibrada para que estos funcionen correctamente. Pero si están mal, los muelles y los amortiguadores tendrán asimismo un desgaste precoz. Y hasta que los cambies -y te gastes dinero antes de lo previsto- el confort y la seguridad estarán en entredicho. 

11. Rótulas y fuelles

12 averias neumaticos mal estado

Lo mismo, con las rótulas que unen las sofisticadas piezas de la suspensión, la dirección (punto 12) y la transmisión: tienen componentes de goma que absorben las vibraciones hasta un punto y su eficacia se reduce al endurecerse, agrietarse, rajarse. Y con que el fuelle de una junta homocinética se deteriore ¡ni la ITV pasarás!

12. Dirección

12 averias neumaticos mal estado

Una de las causas comunes de que el volante vibre es el mal estado de los neumáticos, por estar viejos, deformados, desequilibrados... Esto da pistas valiosas, pero a la larga podría provocar problemas serios en la rótulas, en los casquillos, en la columna de la dirección, en la bomba, en el líquido, en la centralita que controla su dureza...

Y además