Skip to main content
Adblue

Adblue: qué es y para qué se utiliza

Seguro que has oído hablar de él, pero (quizá) no estás muy 'puesto' en el tema. No hay problema, te contamos todo lo que debes saber sobre el AdBlue en seis preguntas

Las cada vez más estrictas normas de emisiones han obligado a los fabricantes a buscar soluciones para que sus coches sigan en circulación. En el caso de los diésel más potentes, el truco para superar las pruebas europeas se llama AdBlue.

1. ¿Qué es el AdBlue?

Sin entrar en detalles excesivamente técnicos, podemos resumir diciendo que el AdBlue es el nombre comercial de una solución acuosa de urea en un porcentaje de aproximadamente el 32,5%.

Sí, como estás pensando, la urea es un compuesto químico presente en la orina y aunque no es tóxico sí es corrosivo. Significa esto que se puede manipular, pero con cuidado de que no toque la carrocería; por esta misma razón es aconsejable limpiar la zona del depósito después de incorporarlo al combustible.

2. ¿Para qué se utiliza el AdBlue?

El AdBlue es un aditivo que se utiliza en algunos casos para ayudar a los motores diésel a cumplir la estricta norma europea de contaminación Euro6.

La normativa Euro6 entró en vigor se puso en funcionamiento el 1 de noviembre de 2015 con el objetivo de hacer que todos los vehículos nuevos que se venden en suelo europeo reduzcan las emisiones de elementos contaminantes y partículas en suspensión, es decir, que sean más limpios. 

Contaminación

Con respecto a la Euro5, la nueva normativa europea contra la contaminación reduce las emisiones de óxido de nitrógeno de las motorizaciones diésel, que es el más perjudicial para la salud de las personas, de 180 mg/km a 80 mg/km, mientras que las partículas en suspensión mantienen el mismo límite. En los propulsores de gasolina, por su parte, no cambia el límite de 60 mg/km de NOX ni tampoco el de partículas en suspensión, fijado en 5 mg/km.

Para lograr cumplir con la legislación, los fabricantes han mejorado los sistemas de tratamientos de gases de escape, con un convertidor catalítico de NOX en los modelos más ligeros y con un catalizador con inyección de urea, también conocido como AdBlue, en los más pesados.

3. ¿Como funciona el AdBlue?

Los motores diésel generan menos cantidad de CO2 y de productos contaminantes, pero emiten mucho más NOx y benzopirenos que los gasolina. 

Los benzopirenos están en la ceniza que genera la combustión del gasóleo. Son partículas que se adhieren a los tejidos del sistema respiratorio de ahí su peligrosidad. Para reducir su impacto, es obligatorio que los coches lleven un filtro antipartículas; un tamiz que se coloca en el tubo de escape y atrapa las partículas impidiendo que salgan fuera de la mecánica.

El óxido de nitrógeno (NOx) es altamente contaminante y perjudicial para la salud; es, por eso, el culpable de que los vehículos diésel estén tan mal vistos en las ciudades. 

Como no se puede eliminar físicamente, para paliar su acción es necesaria una reacción química que lo transforme en partículas inofensivas. En los motores diésel esta reacción se consigue con un catalizador como el lugar en que tiene lugar el proceso y un compuesto químico, el AdBlue, que reaccionar con los NOx y los convierte en gases inocuos, concretamente en nitrógeno y en vapor.

4. ¿Cuánto cuesta repostar AdBlue?

Por cada garrafa de 20 litros de AdBlue tendrás que pagar unos 40 euros. De entrada puede parecer caro, pero teniendo en cuenta que con esa cantidad podrás recorrer hasta 20.000 kms, no lo es tanto.

Aunque cada fabricante lo hace a su modo, lo habitual es que se encienda un testigo cuando quedan unos 2.000 kms de autonomía con el aditivo. Es importante tenerlo en cuenta porque si te quedas sin AdBlue en mitad de un viaje el coche seguirá funcionando sin problema, pero una vez lo pares no te dejará volver a arrancar hasta que lo hayas repuesto y se haya reseteado la unidad electrónica.

5. ¿Cómo se reposta AdBlue?

Técnicamente, para rellenar el tanque de AdBlue basta con abrir el tapón del depósito de urea y rellenarlo.

El problema si quieres hacerlo tú mismo es que para volver a circular sin problemas es necesario resetear el contador electrónico y para ello necesitas un máquina de diagnosis.

6. ¿Todos los coches diésel de nueva generación usan AdBlue?

Prueba Toyota Land Cruiser 2018: ruta por Namibia

No, no todos los coches diésel de nueva generación lleva AdBlue. El uso de este líquido es más frecuente en modelos de gamas medias y altas que en los pequeños y con consumos bajos.

En España son menos de 30.000 los coches que utilizan AdBlue (esto es, como un 0,2% del parque automovilístico nacional).

Dentro de la marca Toyota son tres los modelos que utilizan AdBlue: PROAACE, el Hilux y el Land Cruiser

Más de Espacio Toyota