Skip to main content
como limpiar motor

Cómo limpiar el motor de tu coche en cuatro pasos

El coche hay que cuidarlo por fuera, pero también por dentro. Por eso en este tutorial te explicamos cómo limpiar el motor en cuatro pasos. Los productos que necesitas los encontrarás en eBay Motor.

Hay a quien le parece innecesario pero limpiar el motor de tu coche es una acción muy recomendable. Lo es por varias razones aunque hay dos fundamentales: la primera es que evitarás averías producidas por la acumulación de suciedad; la segunda es que llegado el momento de poner el vehículo a la venta en el mercado de segunda mano una mecánica con buena apariencia multiplica las posibilidades de venta y eleva el precio.

Eso sí, en esto, tan malo es el defecto como el exceso, de modo que tampoco te obsesiones y laves el motor cada semana o terminarás por dañarlo.

Ahora bien, cómo se limpia el motor de un coche?

Antes de iniciar los trabajos de limpieza de la mecánica es importante proteger las zonas que vas a tocar pero no a limpiar. Nos referimos a los laterales del capó en los que tendrás que apoyarte con riesgo de causar arañazos. Protege también las llantas, por si se derramase algún líquido.

Prueba Volkswagen Polo GTI 2017 compacto deportivo circuito

Ya puedes empezar.

Paso 1. Comprueba la temperatura del motor y quita el polvo y las hojas

Si llevas mucho tiempo sin limpiar este espacio es recomendable hacer la operación con el motor algo caliente, así te será más fácil desincrustar la suciedad. Con que lo dejes arrancado un par de minutos antes de empezar es suficiente.

Para quitar las hojas que se cuelan por el capó y el polvo que cubre las piezas mecánicas puedes utilizar un cepillo aunque conseguirás mejor resultado con una máquina de aire a presión (las encontrarás en la categoría de limpieza y mantenimiento de eBay Motor).

Paso 2. Protege los elementos que no se pueden mojar

Utiliza plásticos u otros elementos impermeables (el papel de aluminio también vale) para aislar los terminales eléctricos que van a la batería y cubrirlos con una envoltura de plástico para evitar que se mojen. También hay que proteger la toma de aire, el carburador y los filtros.

Cuatro razones por las que falla la batería del coche

Paso 3. Quita la grasa

Compra un buen desengrasante y aplícalo en los puntos donde haya grasa con una brocha.

Si dispones de un elevador no dudes en usarlo, será la forma más sencilla de llegar a puntos clave como el cárter.

Trabaja rápido para que el quitagrasas o el producto de limpieza que hayas usado no se seque. Para retirarlo puedes usar una máquina de agua a presión.

Paso 4. Seca el motor

Es recomendable secar el motor antes de quitar las protecciones para evitar que los restos de agua toquen los cables y otros componentes eléctricos.

La fórmula tradicional es dejar el capó abierto durante un buen rato, pero si tienes prisa puedes acelerar el proceso de secado dejando el motor a ralentí hasta que salte el ventilador.