Skip to main content
volkswagen grand california 01

Cinco lugares de España que sacarán tu espíritu 'trotero' al volante del Volkswagen Grand California

Lo sabíamos. Ya estás sintiendo ese gusanillo que te dice que por qué no, que ahora es el momento, que no puedes esperar más... Y nosotros no hemos venido aquí a decirte que no le hagas caso. Al contrario, queremos echar más leña al fuego. 

190801-VW-Pareja-15-VallaHztal-007

Queremos despertar tu espíritu trotero y proponerte cinco lugares imprescindibles que merecen una visita al volante de (¿tu recién estrenado?) VW Grand California. Vamos con ellos.

1. El Desierto de Tabernas

Desierto de Tabernas

Al sur de España, en Almería, se esconde uno de los rincones más áridos del continente. Tanto es así que ha sido durante años el entorno elegido por directores cinematográficos como el enclave perfecto para rodar películas del Lejano Oeste (sí, muchos títulos la industria cinematográfica del espagueti-western no están rodados en el Cañón del Colorado, sino en Almería).

La del Desierto de Tabernas es una ruta sencilla que tiene como punto álgido los 35 kilómetros que separan Sorbas y Tabernas y entre los que se encuentra otro capricho de la geología: el paraje natural de los Yesos de Sorbas.

La ruta puede continuar hasta el Parque Natural de Cabo de Gata, una maravilla de la naturaleza que por sí solo podría figurar en este lista de imprescindibles. Aquí, no dejes de visitar Los Escullos, un pequeño pueblo pesquero con una gran cantidad de atracciones turísticas como el arrecife de Las Sirenas, la playa del Arco o calas como el Barronal.

La mejor época del año para hacer este recorrido es el otoño y el invierno. Es aconsejable dedicarle entre cuatro y cinco días para no volver con la sensación de haber dejado cosas por ver. Cuenta con varias áreas especialmente preparadas para pernoctar en autocaravana.

2. Ruta de la Plata

La Bañeza

La Vía de la Plata es una de las rutas más antiguas de España. Transcurre sobre la que fue la primera calzada romana que atravesaba la Península de Norte a Sur; se creó para transportar mercancías, en especial el metal que le da nombre.

Es un recorrido de 800 km que parte de Gijón y termina en Sevilla (o al contrario). Discurre por cuatro comunidades autónomas, siete provincias y atraviesa localidades de gran belleza como Llanera, Mieres, La Bañeza, Benavente, Plasencia, Mérida, Zafra o Carmona, entre otras.

Si te animas, en este enlace tienes todo lo que necesitas saber de la Ruta de la Plata.

3. Vejer de la Frontera

Volvemos al sur. Cádiz tiene otra de las mejores rutas que se pueden hacer por España en autocaravana. La provincia andaluza cuenta con una gran cantidad de pueblos, playas y rincones de incomparable belleza.

Vejer de la Frontera

Como centro de esta ruta fijaremos Vejer de la Frontera, un precioso pueblo de interior cuyo núcleo urbano se erige sobre 200 metros de altura, a orillas del río Barbate y a ocho kilómetros de la costa.

Vejer está considerado como uno de los pueblos más bonitos de España. Una vez hayas ascendido los 200 metros de monte, tu VW Grand California tendrá que esperar a la entrada del pueblo. A pie disfrutarás de sus calles laberínticas, sus casas encaladas (todas deben ser blancas so pena de multa), sus molinos de agua y sus patios nazaríes.

El casco antiguo, amurallado, está declarado Conjunto Histórico Artístico. Normal teniendo en cuenta joyas como el Arco de las Monjas, el rincón más fotografiado de la localidad, junto la fuente de los pescaditos de la Plaza de España.

Ya que estás por la zona, no dejes de visitar otros pueblos cercanos como Caños de Meca, Zahara de los Atunes, Barbate, Bolonia y Tarifa.

4. Costa Ártabra

Menos conocida que la Costa da Morte, pero muy cercana a esta y de igual belleza, la Costa Ártabra es una de las zonas más salvajes de la península.

Son muchos los pueblos pesqueros que visitar, pero sin duda uno de los mayores atractivos de esta zona son sus calas y acantilados alumbrados por antiguos faros.

Estaca de Bares

La ruta por los faros gallegos de la Costa Ártabra puede empezar en Estaca de Bares, el faro más septentrional del país, en el punto en que se unen Atlántico y Cantábrico. La segunda parada estará en el Cabo de Ortegal, donde se encuentra los acantilados de Serra de A Capaleda y una de las rocas más antiguas de todo el país. Desde aquí es visita obligada la de los acantilados de Vixia Herbeira, más impresionantes que los de A Capaleda y unos de los más elevados de Europa.

Tras pernoctar en el área de descanso de Cariño (encontrar zonas para pernoctar preparadas para autocaravanas es muy fácil en este zona), la siguiente parada será para ver los faros de Candieira y Robaleira, muy próximos entre ellos.

5. Ribera del Duero

Para adentrarte en uno de los corazones vinícolas de España tendrás que buscar la N-122. Esta carretera es la arteria que atraviesa La Ribera del Duero; una vía que transcurre entre hileras de viñedos perfectamente alineados.

La ruta por la Ribera del Duero no es larga: apenas 21 kilómetros entre las localidades de Quintanilla de Onésimo y Peñafiel. Lo que te proponemos es un viaje sensorial en una tierra llena de contrastes: probar el lechazo y aprender a catar vinos en alguna de sus innumerables bodegas serán dos tareas imprescindibles.

Ribera de Duero

Si se te queda corta y quieres hacer más kilómetros, puedes visitar Aranda de Duero, Peñaranda de Duero, Caleruega, Riaza, Gumiel de Izán y Valdecondes.

Aranda de Duero y Peñafiel tienen campings preparados para autocaravanas.

¿Aun pensándotelo? Aquí tienes 7 detalles de la Volkswagen Grand California que no encontrarás en otras autocaravanas. Para terminar de decidirte.