Skip to main content

Noticia

Coche eléctrico

Volkswagen presenta nuevas soluciones para cargar coches eléctricos

volkswagen id.3 ionity

Volkswagen presenta nuevas soluciones para cargar coches eléctricos dentro del ecosistema universal del servicio We Charge de la compañía alemana.

La carga de la batería en los coches eléctricos e híbridos enchufables sigue siendo uno de los principales hándicaps a los que se enfrentan este tipo de vehículos. Para tratar de mejorarlo, fabricantes como Volkswagen trabajan en desarrollar nuevas soluciones para cargar coches eléctricos. La compañía alemana ha presentado nuevos métodos de carga para su servicio We Charge.

Según Volkswagen, “es el primer fabricante de gran volumen que ofrece a sus clientes un ecosistema universal y sin fisuras para cargar sus modelos eléctricos”. Lo hace a través del servicio We Charge, al que añade nuevas funciones (y otras que llegarán en el futuro próximo), con el fin de ofrecer un mayor rendimiento, conveniencia y sostenibilidad.

“La mejora generalizada de la infraestructura de carga es decisiva para acelerar el aumento de la campaña de movilidad eléctrica. La carga debe ser más sencilla y más fácil de integrar en las actividades diarias”, explica Silke Bagschik, CMO ID. Digital, y responsable de marketing y ventas, línea de productos e-Mobility en Volkswagen.

Vídeo: probamos el Volkswagen ID.3:

VIDEO

VÍDEO: Prueba Volkswagen ID.3

El objetivo de Volkswagen es garantizar que un coche eléctrico sea capaz de ser el vehículo principal de un cliente. Para lograrlo, la marca está trabajando en la construcción de un ecosistema de carga completo, con soluciones de carga residencial y la expansión de una infraestructura de carga rápida.

También ofrecerán a sus clientes asesoramiento, tarifas de carga integrales y soluciones de flota adecuadas a clientes comerciales. Además, Volkswagen espera que las baterías de sus vehículos eléctricos se utilicen en el mercado energético como unidades de almacenamiento de energía móviles.

La carga en el presente

Volkswagen ofrece diferentes soluciones de carga para coches eléctricos. La carga en el garaje de casa se puede hacer utilizado un ID. Charger, por ejemplo. Los clientes pueden elegir entre la versión básica y dos variantes conectadas a la red que se pueden controlar a través de la app We Connect.

En Alemania, la compañía también ofrece un contrato de suministro eléctrico bautizado como ‘Volkswagen Naturstrom’, para garantizar electricidad verde totalmente certificada a partir de energías renovables.

El futuro inmediato pasa por una sólida infraestructura de carga rápida

Otra solución para los clientes de We Charge es el acceso a una de las redes de carga más grandes de Europa. Ofrece más de 270.000 puntos de recarga públicos conectados, tanto en ciudades como en rutas de larga distancia, un número que aumenta con el paso del tiempo. 

Para el año 2025, Volkswagen instalará alrededor de 18.000 estaciones de carga rápida en Europa, complementados con aproximadamente 35.000 puntos de recarga que se establecerán con algunos socios, muchos de los cuales serán de acceso público. Además, los clientes de We Charge tendrán acceso a partir de 2022 a las redes de Ionity, Aral, BP y EON.

El futuro: cargas inteligentes, más potentes y bidireccionales

El siguiente nivel en la estrategia de carga de coches eléctricos de Volkswagen es la carga inteligente y bidireccional. Esto significa que los coches eléctricos de Volkswagen podrán alimentar la red doméstica del cliente (coche a casa) y en el futuro también proporcionarán electricidad para estabilizar la red eléctrica.

Todos los modelos ID de Volkswagen con una batería de 77 kWh tendrán la opción de carga bidireccional en el futuro. Se utilizará una actualización inalámbrica que se implementará gradualmente para que también esté disponible en modelos ya entregados a clientes. Se requerirá de una caja BiDi especial para la transferencia de energía y la comunicación entre el vehículo y la vivienda.

Por otro lado, en el futuro próximo todos los Volkswagen ID saldrán de la línea de producción con una actualización que permitirá, en las versiones con batería de 77 kWh, realizar una carga rápida con una potencia de 135 kW (o 150 kW en el Volkswagen ID.5 GTX). Hasta ahora, la potencia máxima es de 125 kW.

Los ambiciosos planes de futuro de Volkswagen

El objetivo estratégico de Volkswagen será alcanzar la neutralidad de CO2 en el año 2050. Este ambicioso objetivo forma parte del programa de descarbonización Way to ZERO, que tiene previsto reducir las emisiones de CO2 por vehículo en Europa en un 40% para 2030.

El objetivo también es hacer que el proceso de fabricación, incluidas las cadenas de suministro, y el funcionamiento de los coches eléctricos sean climáticamente neutros. Esto se complementará con el reciclaje sistemático de las baterías de alto voltaje de los coches eléctricos viejos.

Además, Volkswagen prevé que al menos el 70% de sus ventas en Europa provengan de coches eléctricos en 2030, lo que equivale a más de un millón de vehículos. Para lograr estos objetivos, Volkswagen lanzará al menos un vehículo eléctrico cada año.

Y además