Skip to main content

Noticia

Coche eléctrico

VÍDEO: Prueba Hyundai Ioniq 5, así va el nuevo SUV 100% eléctrico de Hyundai

REDACTOR

Hay que aplaudir a los diseñadores de Hyundai porque el Hyundai Ioniq 5 que hemos probado está realmente logrado. Pocas veces he visto un diseño en este segmento que despierte tanta admiración. ¡Y podemos conducirlo! Es un primer trayecto corto, la marca nos ha cedido un pequeño espacio de tiempo para conducir su nuevo SUV 100% eléctrico y dar nuestras primeras impresiones al volante. 

Llevamos la versión tope del Hyundai Ioniq 5 con tracción total, batería de 72,6 kWh y una potencia de 305 CV. Nada mal. Se puede cargar de una forma rápida y eso lo hemos podido comprobar con picos de potencia de carga de 100 kW, que es todo lo rápido que puede cargar en condiciones óptimas. 

Kia EV6 o Ioniq 5, ¿cuál comprar?

La velocidad punta que marca es de 190 km/h, aunque Hyundai dice que la real, a la que lo ha limitado, son 185. La aceleración es fantástica, que es lo que se espera de un coche que desarrolla un par de 605 Nm a la vez en sus dos motores. Y eso le da un empuje muy convincente. Pero en torno a los 120 kilómetros el rendimiento baja un poco, y no va mal, pero deja de ser tan sorprendente. Pero en cualquier caso, sigue siendo un coche con un buen dinamismo.

Ioniq 5

La sensación al volante también es buena. En términos de habitabilidad hay mucho espacio, que se logra por ejemplo quitando la consola central, algo no muy común, que es otro de los puntos fuertes de este coche. 

No se tarda en cogerle el punto y en cuanto me he sentado, he visto las levas del volante y he sabido enseguida que con ellas puedo regular el nivel de retención de la energía. Hay cinco niveles y luego está el modo iPaddle, con el que puedes llevar el coche solo con el pie derecho, ya que puede llegar a pararse en semáforo con solo dejar de acelerar. Tengo que decir que no funciona todo lo fluido y predecible que debiera, pero este es un coche de preserie y aún le faltan algunos ajustes. Y esto seguro que lo optimizan el modelo de serie. 

Ya he dicho que me encanta el diseño del Hyundai Ioniq 5 con su enorme batalla. Sus líneas deportivas lo hacen realmente atractivo. Pero tengo que decir que el ajuste del chasis está más enfocado más al confort, lo cual no le va nada mal a este coche. Es relativamente blando, y aunque la dirección responde con rapidez, sí tiene un tacto algo sintético. Y digo que es algo blando en las suspensiones, porque por lo demás, el conjunto se siente muy sólido. 

Hyundai ioniq 5

El chasis no es regulable. Tengo tres modos de conducción, pero se ciñen a la respuesta del acelerador y no afecta a la suspensión. Y eso se nota en curvas rápidas, que tiende a subvirar un poco aunque es fácilmente corregible con la dirección. El cualquier caso, tiende a balancear y no es un coche firme en absoluto. 

En cuanto a las plazas traseras, la altura de los asientos del Hyundai Ioniq 5 es grande y el acceso es bastante cómodo. Además no hay túnel central. El asiento trasero se puede inclinar y deslizar de forma eléctrica y eso es muy cómodo cuando vas a hacer un viaje largo.  

Ioniq 5

Todavía no hay precios, pero su comercialización empezará justo durante este verano. 

Y además