Skip to main content

Noticia

Motos

Tres virtudes y un defecto de la Honda X-ADV

Honda X-ADV

Única en su especie.

La Honda X-ADV es una rara avis, un modelo único en el mercado con un concepto, el del ‘scooter SUV’ bastante revolucionario y que, por el momento no cuenta con rivales directos (aunque estos son los 3 peores rivales de la Honda X-ADV que hemos podido encontrar). Te contamos sus tres virtudes y un defecto.

Y es que el modelo de Honda dividió la opinión cuando fue presentado, por su rareza y porque, al menos a priori, parecía que podía quedarse a medio gas entre dos aguas. Sin embargo, con el paso de los años los números la avalan: es la segunda moto más vendida de la marca.

Una moto para todo

Es una navaja suiza sobre ruedas, simple y sencillamente. Aunque en principio la idea pareciera algo pretenciosa, lo cierto es que Honda se ha apuntando un tanto importante con la X-ADV, porque tiene una versatilidad enorme.

Sobre el asfalto cumple como cualquier maxiscooter y gracias a la postura de conducción similar a la que se lleva en estos, es muy cómoda. En carretera abierta se postula como un modelo ágil y además es capaz de salir a pista rota sin problemas. Un todo en uno de manual. 

Ahora más potente

No es que fuera precisamente escasa de potencia, pero es que además en al renovarse encima ha ganado caballos. Su motor bicilíndrico de 745cc ahora rinde 57,8 CV (4 más que antes) y 69 Nm de par máximo.

Lo mejor es que hace una entrega muy lineal en cualquier rango de revoluciones, por lo que la respuesta siempre está ahí y es todo lo contundente que quiera el piloto.

Un comportamiento en marcha destacado

Es una moto bastante fácil de llevar, noble y que no suele hacer extraños, algo que en gran parte se debe a su equilibrado chasis y a todos los componentes de los que disfruta: caja de cambios automática sin embrague que ha acortado las primeras marchas, frenos con doble pinza Nissin delante y disco de 296 mm, etc.

Defecto: Detalles prácticos

Con su nueva actualización, la Honda X-ADV ha mejorado en algún aspecto como contar con un asiento algo más bajo que permite que usuarios no tan altos la manejen con más soltura o aumentar ligeramente el hueco bajo este, pero hay ciertos detalles de usabilidad que todavía necesitan ser revisados.

El primero es que la guantera disponible, que antes ni siquiera existía, pero que tiene una capacidad muy limitada y es difícilmente aprovechable. El segundo es que la plaza trasera del asiento es bastante pequeña. Y el tercero es que el sistema de regulación de la pantalla protectora del parabrisas solo es posible utilizarlo estando en parado.

Además, su peso algo más elevado que el de maxiscooters similares (algo por otra parte lógico), hace que sea algo menos manejable en parado.

Etiquetas:

scooter

Y además