Skip to main content

Noticia

A tope con un Audi R8 V10 Spyder por la montaña

A tope con un Audi R8 V10 Spyder por la montaña
¿Te imaginas lo que debe ser poder recorrer las carreteras de los Alpes a tope con un Audi R8 V10 Spyder? Sí; para nosotros, también puede ser lo más cercano a estar en el cielo...

Una carretera de montaña solitaria. Un superdeportivo en tus manos. ¿El cielo? Para muchos, sí. Estamos de acuerdo en que esos pocos que se pueden permitir gastarse 300.000 euros (o más) es un superdeportivo de esos que quitan el hipo tienen aseguradas las miradas, las fotos con móviles, los giros de cabeza a su paso, e incluso los días en exposiciones o concentraciones. Pero el mayor placer que aportan estos coches se suele vivir en la intimidad.

En esos momentos en que uno se pone al volante de un GT, y tiene ante su una enorme carretera completamente solitaria, es cuando se puede experimentar todo el placer de tener un coche de estas características.

Un Audi R8 Spyder por Los Alpes

Y es el caso del protagonista de este vídeo. Su superdeportivo es un Audi R8 Spyder. El escenario, una carretera de Los Alpes, antes de que el hielo del invierno la cierre durante toda la temporada. Al volante, el periodista del motor Henry Catchpole.

El Audi R8 Spyder monta un motor V10 atmosférico de 5,2 litros con 540 CV y otros tantos Newtonmetro de par, gracias al cual acelera de cero a cien en 3,6 segundos.

La mayor parte del cockpit está realizado en aluminio, pero cuenta con muchos elementos en fibra de carbono, creando una especie de mini-cockpit que se coloca en la parte trasera del habitáculo y el túnel de transmisión. El pilar A y otros elementos del coche se han reforzado para no perder demasiada rigidez respecto al coupé. Todo este trabajo se traduce en un 55% más rigidez que en la anterior generación y un peso que se queda en 1.612 kg.

VÍDEO: A tope con un Audi R8 V10 Spyder por la montaña

Y además