Skip to main content

Noticia

El Tesla Model S pone en su sitio a un Dodge Demon en el cuarto de milla

Tesla Model S

El diablo vencido por la electricidad.

La dictadura de los eléctricos está cada vez más cerca. Puede que en la calle todavía tarde en llegar, pero en las pistas de aceleración ya están empezando a extender su influencia. Su principal valedor es el Tesla Model S que, en su especificación P100D, parece no tener problema para pintarle la cara a todo el coche con el que se cruza. Sus últimas víctimas son un par de Dodge Demon.

VÍDEO: Tesla Model S vs Dodge Charger Hellcat (2015)

Y sí, habéis leído bien, hablamos del Dodge Demon, un vehículo creado por y para dominar con mano dura el drag stripe, una máquina de aceleración que, a priori, tendría que ser dueño y señor del cuarto de milla. Pero con el tiempo la marca tuvo que corregir su lema con una letra pequeña que reza que “se excluyen los vehículos que no se producen en masa (véase superdeportivos y superiores) así como híbridos y eléctricos”.

Así es el interior del Tesla Model S

Esto, que en su día fue visto como algo risible y una “bajada de pantalones”, en realidad no hace más que honor a la verdad y sirve para que la marca se cure en salud ante las posibles (y seguras) humillaciones que estos vehículos señalados pueden llevar a cabo sobre su demonio.

A las pruebas nos remitimos y es que la gente de Tesla Racing Channel ha subido un vídeo en el que muestran como su Tesla le da un rapapolvo a un Demon, quedándose solo a centésimas de ganar al segundo. La salida del eléctrico es demasiado buena:

¿Quieres saber cuál es tu coche ideal?

Lecturas recomendadas