Skip to main content

Noticia

Los SUV, en peligro con la nueva normativa anti contaminación

SUV
El WLTP, cuyas siglas en nuestro idioma significan Procedimiento Mundial Armonizado para Ensayos de Vehículos Ligeros, puede hacer que los SUV dejen de estar tan bien vistos como hasta ahora, y es que se trata de un protocolo anti contaminación más agresivo que el actual.

La fecha del 1 de enero de 2019 -para ventas de coches nuevos, ya que para homologaciones hay que hablar del 1 de septiembre de este mismo año- es vista con respeto por todos los fabricantes de coches. ¿Por qué? Porque será entonces cuando entre en vigor -de forma definitiva, si bien ya se tiene en cuenta- el WLTP (Procedimiento Mundial Armonizado para Ensayos de Vehículos Ligeros), o lo que es lo mismo, un nuevo protocolo que se encarga de controlar lo que contaminan los vehículos nuevos. Y éste, amigos, podría tener un efecto más acusado en el caso de los SUV.

No te pierdas: Madrid Central: estos son los coches que podrán entrar y los que se quedarán fuera

Las nuevas pruebas anti contaminación se encargan de medir diferentes situaciones a las que nos enfrentamos los conductores día a día, tanto en ámbitos urbanos como en carretera abierta. Es decir, se va a tener en cuenta lo que sucede en la realidad y no en condiciones ideales como hasta ahora ocurre con la normativa NEDC. Además, la duración de las pruebas va a ser de 30 minutos en lugar de 20, y a mayor velocidad, con más aceleraciones, con paradas más cortas y con unidades con todo el equipamiento al completo. Se acabaron los engaños, por tanto.

Pero, ¿qué impacto va a tener todo esto en nosotros? Para que te hagas una idea, tal y como cuentan nuestros amigos de Top Gear, un vehículo que a día de hoy homologue 100 g/km de emisiones de CO2, pasará a 120 g/km. Sin problema en términos de Impuesto de Circulación en España, pero sí en otros países. En el caso de uno de 130 g/km, la cifra se disparará a 160 g/km. En este caso estaremos hablando de unas cifras que provocarán un aumento del precio del coche del 4,75%. Este endurecimiento afectará principalmente a los vehículos más pesados, como es el caso de los SUV. Al final, mover más kilogramos requiere más fuerza del motor siempre, lo que deriva en un extra de consumo y emisiones respecto a las berlinas y compañía.

Todas las nuevas pruebas y las condiciones de las mismas que se prevén llevar a cabo de forma exclusiva a partir del primer día de 2019 van a hacer que el precio de los SUV aumente, con lo que es de suponer que algunos clientes podrían plantearse la compra de otro tipo de vehículo. No obstante, las marcas trabajan para que la nueva normativa no afecte demasiado a las ventas de este segmento, que a día de hoy supone una de sus principales fuentes de ingresos. Puede que pienses que la solución pasa por el desarrollo de nuevas versiones híbridas o algo similar, pero no. Recuerda que éstas también pueden verse afectadas por el nuevo protocolo WLTP. La idea de los fabricantes de coches pasa por un reajuste económico que alguien deberá asumir para que al cliente no le vaya a llegar una factura más elevada de lo que es hoy en día. De momento, no hay más que algunas propuestas como el cambio de la normativa de emisiones para que las ventas de SUV no se vean afectadas. Nada en firme, por tanto, pero a alguna solución se llegará porque hay mucho dinero en juego.

No te pierdas: ¿Por qué el protocolo anti contaminación de Madrid no es eficaz?

Los que no tenéis que temer nada sois los que ya hayáis comprado vuestro SUV, o los que lo hagáis antes de que acabe el año. Durante todo 2018 todavía está vigente de forma legal el anterior protocolo NEDC tal y como lo conocemos hasta ahora. Aunque las marcas ya trabajen con el nuevo WLTP, todavía tienes un tiempo antes de que éste pueda afectar a tu bolsillo. Si quieres comprarte un coche, especialmente si hablamos de un todocamino, lo mejor es que no esperes mucho. Por si las moscas.

Y además