Noticia

A subasta un Mercedes 280 SL ‘Pagoda’ de 1970

Ignacio de Haro

Classic Car Auctions ofrecerá próximamente en subasta este Mercedes 280 SL ‘Pagoda’ de 1970, un bonito clásico descapotable que ha permanecido con la misma familia desde que fue estrenado en París. Ahora busca un nuevo dueño que quiera disfrutar de una interesante unidad de la última evolución que tuvo el Mercedes SL W113.

Te interesa: Un reloj de bolsillo inspirado en el Mercedes SL 'Pagoda'

Es raro encontrar un automóvil clásico que haya permanecido siempre en la misma familia que lo adquirió cuando era nuevo, especialmente si el modelo en cuestión sobrepasa las cuatro décadas de antigüedad. Por eso queremos mostrarte este Mercedes 280 SL ‘Pagoda’ de 1970 que sale a subasta, porque en sus 47 años de vida siempre ha estado a disposición de la misma familia, los Guidicelli, que lo han utilizado y cuidado con mimo durante todos estos años hasta que han decidido desprenderse de él. Será ofrecido a los mejores postores por Classic Car Auctions en un evento que tendrá lugar en junio en Reino Unido.

Este Mercedes 280 SL W113 es una unidad europea que fue matriculada por primera vez en París en 1970, pero se ha pasado la mayor parte de su vida en la Costa Azul, un inmejorable escenario para disfrutar de la conducción a cielo abierto. Se trata de un 280 SL, es decir, es la última evolución que tuvo esta generación del Mercedes SL (denominada internamente como W113), por lo que está equipado con una mecánica de seis cilindros en línea y 2,8 litros que desarrolla una potencia de 170 CV, lo que representa un incremento de 20 CV en comparación con los anteriores 250 SL y 230 SL.

VÍDEO: Nico Rosberg conduce el Mercedes-Benz 300 SL en Austin

A este coche se le conoce popularmente como Pagoda por el peculiar diseño del techo rígido opcional que podía montar de fábrica, un elemento que por la forma cóncava de su superficie superior, recuerda al aspecto de las clásicas construcciones japonesas. Este ejemplar incluye este elemento, que además está pintado en un color negro más oscuro que el resto de la carrocería y que combina con el tono presente en los tapacubos que cubren las llantas de chapa. Indican que no tiene restos de óxido y que está en buenas condiciones generales, tanto estéticas como mecánicas. 

Curiosamente, los vendedores no señalan algo tan importante como si estamos ante un Mercedes ‘Pagoda’ manual o automático (y es difícil averiguarlo con las fotos que te mostramos en la galería de imágenes, pero apostaríamos a que es automático). Sea como sea, ha recorrido un total de 95.900 kilómetros a lo largo de sus casi 50 años de vida, una cifra que demuestra que apenas ha sido utilizado, pues la media sale a poco más de 2.000 kilómetros al año. Su futuro propietario recibirá, además del coche, los manuales originales, el libro de mantenimiento, las herramientas o incluso, la factura de venta de la época. Esperan que cambie de manos por entre 50.000 y 55.000 libras esterlinas, el equivalente aproximadamente a entre 60.000 y 65.000 euros.

Imagen de perfil de Nacho de Haro

Colaborador

Apasionado del mundo de las cuatro ruedas.