Skip to main content

Noticia

Motor

El sistema ISA que ayudará a respetar los nuevos límites de velocidad y será obligatorio el próximo año

Sistema ISA

La tecnología se pone, una vez más, al servicio de conductor para aumentar su seguridad y, en este caso también, evitar multas de tráfico. A partir del próximo año, muchos coches saldrán a la venta equipados con el nuevo sistema ISA, un avance que ayudará a respetar los nuevos límites de velocidad.

Telegram

AUTO BILD en Telegram

Si te gusta estar al día de las últimas novedades del motor y recomendaciones de coches, puedes seguirlas en tiempo real en el canal de AUTO BILD en Telegram, en el que te mantendremos informado de todo lo que se mueve en el mundo de la automoción.

ISA son las siglas en inglés del Asistente de Velocidad Inteligente. Esta nueva tecnología será de instalación obligada para todos los vehículos homologados en Europa a partir de 2022 y para todos los vehículos nuevos vendidos desde el 1 de enero de 2024. Así lo recuerda la DGT a través de su cuenta de Twitter:

¿Cómo funciona el sistema ISA?

Desde la Dirección General de Tráfico aseguran que el sistema ISA es un "gran salto adelante de los últimos años, el segundo más importante después del airbag".

Es este un dispositivo que adapta la velocidad máxima del coche a las limitaciones establecidas en cada tramo, en base a las señales instaladas. La tecnología actúa sobre el motor y el acelerador, de tal manera que el coche no podrá superar la velocidad máxima gracias a un software instalado. 

En este vídeo te explicamos cómo funciona el sistema ISA:

Al menos en los primeros meses/año de funcionamiento, el conductor podrá desactivar el sistema ISA cuando lo considere oportuno de manera manual, bien pulsando un botón o bien ejerciendo más fuerza de la habitual sobre el pedal de freno. Se ha establecido así porque algunos fabricantes han manifestado su oposición a imponer una limitación de velocidad a sus coches; pero es posible que, más adelante, se prohíba la desconexión del ISA (como ya sucede con otros sistemas ADAS).

El objetivo del sistema ADAS es reducir al máximo el número de fallecimientos en las carreteras. Un estudio realizado por el Parlamento Europeo calcula que, con su instalación, se podrán evitar hasta 25.000 muertes y más de 140.000 heridos graves en Europa durante los próximos 18 años.

Y además