Skip to main content

Noticia

Si suspendes la nueva ITV tendrás que identificar dónde se ha hecho la reparación

Uno de cada cinco vehículos no pasa la ITV
Según la nueva normativa, que entrará en vigor en mayo de 2018, si suspendes la nueva ITV tendrás que identificar dónde se ha hecho la reparación de tu coche.

No te pierdas: Pegatina de la ITV, ¿hay que llevarla en el parabrisas?

Llevamos meses hablando de la reforma de las ITV, una medida que entrará en vigor en mayo de 2018 y que traerá consigo importantes cambios. Además, aquí tienes tres fallos de tu coche que podría buscar la nueva ITV. Sin embargo, lo último que hemos sabido es que si suspendes la nueva ITV tendrás que identificar dónde se ha hecho la reparación y cómo se ha realizado en tu coche.

No se trata de una de estas cinco faltas leves de la ITV que puedes solventar tú mismo, sino de un fallo que conlleva que realices una visita al taller. Y es que la reforma de las ITV tiene como objetivo eliminar la manipulación de los coches en materia de seguridad y emisiones, por lo que los diagnósticos informatizados son una de las medidas que entrarán en vigor en menos de seis meses con la reforma. 

Vídeo: El test de emisiones WLTP explicado en un minuto:

En el caso de que un coche haya sido manipulado, se abrirá un plazo de un mes para reparar el coche tras recibir un desfavorable en la inspección. Una de las principales novedades que integra la nueva ITV es que podrás repetir la prueba en otra estación. Sin embargo, esto no te eximirá de que el coche vuelva a ser revisado para tratar de determinar si los problemas encontrados en la primera inspección han sido solventados.

Pero eso no es todo, ya que la ITV solicitará al propietario que demuestre quién ha realizado la reparación y de qué modo, generando así un informe que se vinculará al historial del coche. En base al nuevo reglamento, que puedes examinar en el Boletín Oficial del Estado, se darán dos opciones. En primer lugar, la reparación puede ser realizada por un profesional que tendrá que aportar algunos datos acompañando a un informe, mientras que la segunda opción se considerará "autoreparación".

En este segundo caso, el propietario asumirá la reparación de los fallos que fueron objeto del primer informe desfavorable. Con estas medidas, la DGT pretende tener un control mayor sobre la vida de los vehículos, evitando así posibles fraudes en elementos de gran importancia como el kilometraje, los sistemas de seguridad o los de anticontaminación. 

Fuente: Canepa

Y además