Skip to main content
Así cambiará la normativa de las ITV

Cinco faltas leves de la ITV que puedes solventar tú mismo

Las faltas leves no son causa de rechazo de la ITV, ni siquiera si acumulas unas cuantas. Sí son una llamada de atención que debes solventar cuanto antes

Falso: si acumulas más de cinco faltas leves el resultado de la ITV será desfavorable.

Los defectos leves son aquellos que no tienen un efecto significativo en la seguridad del vehículo o en lo que emite al medio ambiente, por eso nunca serán la causa de no pasar la ITV. Sin embargo, son fallos que deben repararse lo antes posible por dos razones:

  • Pueden agravarse y, entonces, sí supondrían un peligro para la circulación.

  • Si te han rechazado el vehículo por otras razones y tienes que volver, sí comprobarán que han sido subsanados.

El listado de faltas leves que pueden quedar reflejadas en el informe que te entrega la estación de ITV tras superar la prueba es muy largo. Estas son las cinco más habituales:

  1. Problemas con la matrícula. Se considera falta leve que la placa de matrícula esté doblada, descolgada o que se haya fundido alguna de sus bombillas y no vaya correctamente iluminada.

  2. Defectos en la carrocería. El Manual de Procedimiento de Inspección de las estaciones ITV recoge como faltas leves relacionadas con la carrocería del coche los defectos de estado (léase óxidos, perforaciones…) cuando la fijación de los paragolpes es defectuosa (pero no hay riesgo de desprendimiento, si lo hay la falta es grave).

  3. Limpiaparabrisas en mal estado. Llevar limpiaparabrisas sin escobilla o en mal estado es una falta grave. Si funciona pero no todo lo bien que debería o si las escobillas están gastadas queda en un aviso.

  4. Espejos retrovisores. En la ITV se fijan en que los espejos retrovisores estén en buen estado para cumplir su función. La falta será leve si no están bien fijados pero no hay riesgo de caída.

  5. Luces. El operario marcará como defecto leve que alguna luz de cruce o de posición esté fundida o que los faros estén en mal estado. Lo mismo sucede con las antiniebla o las bombillas de iluminación interior.